COVID-19: muestreo en bloque sería la solución a la escasez de reactivos en Puerto Rico

Puerto Rico está presentando escasez de reactivos para hacer pruebas moleculares para la detección del COVID-19, por eso desde los laboratorios han presentado una opción conocida como “pooling” o muestreo en bloque que aliviaría este problema y reduciría el tiempo de entrega de resultados.


COVID-19: muestreo en bloque  sería la solución a la escasez de reactivos en Puerto Rico

Marcela Boyacá Mesa
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Puerto Rico está presentando escasez de reactivos para hacer pruebas moleculares para la detección del COVID-19, por eso desde los laboratorios han presentado una opción conocida como “pooling” o muestreo en bloque que aliviaría este problema y   reduciría el tiempo de entrega de resultados.

El doctor Marcos López, gerente del Fideicomiso de Salud Pública de Puerto Rico, aseguró que los laboratorios de referencia de la Isla “cuentan con los mejores equipos disponibles en el mercado, los laboratorios están trabajando a todo vapor. Pero están llegando muchas muestras. Y aunque los kits para trabajarlas también están llegando, hay pruebas atrasadas, y siguen llegando más”. 

El doctor explicó que en los laboratorios hay personal capacitado para procesar las pruebas con esa técnica y que ya hay un laboratorio, Core Plus que las está haciendo de esta manera. 

En qué consiste la técnica 

Consiste en jugar con el número de pruebas y las probabilidades de manera que con los mismos recursos, se expande el potencial.

Las muestras tomadas se agrupan, si salen negativas quiere decir que todas las de ese grupo son negativas, pero si el resultado es positivo el paso a seguir es hacer subgrupos y repetir el proceso. En algunos casos se hace una prueba a cada muestra de ese grupo positivo. Siendo así el desarrollo, se consumen menos reactivos y tiempo.

El doctor López explicó de manera detallada y didáctica el proceso. 

 “Así que cojo cinco muestras, extraigo el material genético viral, y en vez de analizarlo por separado, como sé que tengo prevalencia bien baja y alta posibilidad de que den negativo, en el segundo paso voy a buscar el virus en las cinco a la vez, si no sale, pues los cinco son negativo. Si sale, pues voy atrás, y reviso específicamente las pruebas por separado para saber cuál es la que tiene el virus. En el caso por ejemplo que un laboratorio que reciba de golpe 450 muestras, “puedo hacer unas 90 muestras por kit más o menos. Así que necesitaría 5 kits para las 450 muestras. Y cada proceso dura en promedio unas seis a ocho horas. Así que se pueden ir dos días corridos en hacer esas muestras porque los tecnólogos también tienen que descansar. 

Y ahora lo que hago es que, con el ‘pooling’, tengo las cinco muestras juntas. Así que voy a crear 90 muestras que representan a esas 450, y lo puedo hacer con un solo kit. Y obviamente como la prueba es tan sensitiva puedo asumir que las 5 muestras en ese grupo son todas negativas”, continuó. “Y si alguna me da positivo, digamos 7 pozos, pues separo esas 35 muestras individuales que me prendieron la alarma, y las analizo por separado. Pero ya descarté las otras 415 muestras.

Es decir, que en 12 horas puedo analizar todas esas 450 muestras, con solo dos kits, y me ahorro 60% de tiempo y reactivos. Y los tiempos para reportar el resultado, y también los costos, bajan muchísimo”, sostuvo el doctor. “O sea, si hay capacidad para procesar 1,500 pruebas por día, con el ‘pooling’ vas a poder hacer 4,500 y ganas mucho en tiempo. Puedes aumentar en tres veces la capacidad”. 

Respuesta a la escasez de los reactivos 

El funcionario señaló que las empresas suministran los reactivos dependiendo del número de casos reportados y es claro que la isla ha tenido contratiempos a la hora de reportar las cifras lo que impacta directamente en el número de casos y esto desencadena en un menor suministro de reactivos. 

“Y ahora tenemos que hacer más pruebas, porque tenemos muchos casos. Así que tenemos que ser más inteligentes a la hora de asignar las pruebas. Si estuviste expuesto, pues primero vete a casa, aíslate, y espera dos o tres días para dar tiempo a que ya haya ocurrido la incubación y esa prueba sea más efectiva”. 

Esta técnica está aprobada por la Administración Federal de Alimentos y Medicamentos (FDA) desde hace 30 años y hasta el momento no se ha reportado un solo contagio por transfusión, sin embargo expertos explican que solo puede usarse hasta que el nivel de positivos sea bajo dado que si llega al  10% de positividad el método ya no resulta eficiente. 


Artículos Relacionados