Raro caso de severa hidradenitis supurativa en el área vulvar

El caso se presentó en una paciente embarazada que sufrió un aborto espontáneo producto de la infección.

Belinda Burgos Belinda Burgos
  • Belinda Burgos - Correo Electrónico

Raro caso de severa hidradenitis supurativa en el área vulvar

Un grupo de investigadores encontraron que una paciente presentó un raro caso de hidradenitis supurativa crónica grave Hurley (etapa III) de la vulva, que se complicó producto de la desfiguración de los senos paranasales, múltiples abscesos y múltiples nódulos que resultaron en aborto espontáneo como resultado de una infección ascendente.

La gravedad de la enfermedad generalmente se evalúa mediante la escala Hurley, y la literatura médica refiere en que la hidradenitis supurativa es común en las mujeres, con una prevalencia global de 1–4%; mientras que la prevalencia de esta enfermedad en la región genital en un estudio es de aproximadamente 0,02%, con la axila de la vulva y la ingle con mayor frecuencia afectado.

Provoca la formación de pequeñas y dolorosas protuberancias debajo de la piel. Otro aspecto importante es que la enfermedad grave de larga duración con tractos interconectados y abscesos ha sido asociado con la enfermedad de Crohn, diabetes, obesidad, antecedentes de tabaquismo y cáncer vulvar.

El caso se presentó en una paciente de 40 años con 16 semanas de gestación, quien ya había presentado este diagnóstico clínico, no obstante, al momento en que llega al segundo trimestre del embarazo acudió al hospital con una historia de 2 meses de dolor intenso, fiebre, picazón y flujo vaginal.

El examen de la vulva mostró una gran masa linfomatosa polipoide dolorosa que medía en la vulva izquierda y derecha. Además, presentaba hedor producto de la descarga de múltiples senos paranasales, abscesos profundos, celulitis de la ingle y pus mezclado con sangre del flujo vaginal. 

En el reporte del caso, los investigadores indican que en el segundo día de su ingreso, ella sufrió un aborto espontáneo tardío debido a una infección ascendente de su enfermedad. Un equipo multidisciplinario formado por un infectólogo, dermatólogo, cirujano plástico, y ginecólogo participaron en el cuidado de este paciente.

Tras investigar y buscar el origen del aborto, los médicos encontraron que la placenta mostró una decoloración amarilla verdosa y líquido amniótico turbio, adicionalmente, una imagen microscópica mostró infiltrado de neutrófilos de la membrana que recubre la placa coriónica, el amnios y la parte superior corion están infiltrados con macrófagos y neutrófilos en además de vasculitis de placa coriónica con deciduitis aguda. 

Tras cumplir su tratamiento, el cual consistió en ciprofloxacina intravenoso (1000 mg/día), se le recomendó realizarse una cirugía, la cual fue aceptada y tratada con éxito por el grupo de especialistas.

Por esa razón, los autores del caso señalan que las raras consecuencias de la Hidradenitis Supurativa, como este caso único reportado en la literatura médica, donde la paciente presentó infección de la vulva, puede presentarse como complejo diagnósticos diferenciales.

A razón de este, recomiendan realizar un abordaje, especialmente en mujeres embarazadas, para evitar el riesgo de infección ascendente y posible aborto espontáneo en medio del diagnóstico de Hurley etapa II y III Hidradenitis Supurativa, donde enfatizan en que el reconocimiento temprano y tratamiento de la enfermedad de Hidradenitis Supurativa vulvar es esencial. 

"La intervención quirúrgica para la enfermedad de Hurley en estadio II y III, especialmente en la región vulvar, es necesaria para evitar complicaciones graves como aborto espontáneo y malignidad", finalizaron. 

Acceda al caso aquí.

Periodista y MPH, Bachillerato en Periodismo y Prejurídico de la Universidad del Sagrado Corazón y graduada de la Maestría en Salud Pública, de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, Jefa de Redacción con 11 años de experiencia y líder de Redacción de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Casos-Clinicos