Revelan actualización de los factores de riesgo del cáncer de pulmón en personas no fumadoras

El cáncer de pulmón sin asociación al tabaquismo va en aumento. Representa el 10-25 % de todos los casos reportados en hombres y mujeres en el mundo.

Alexander Triana Yanquén

    Revelan actualización de los factores de riesgo del cáncer de pulmón en personas no fumadoras

    Recientemente se dieron a conocer los factores de riesgo de padecer cáncer de pulmón en no fumadores. El análisis de observación fue publicado en Elsevier, y desarrollado por un grupo de investigadores Chinos, quienes revelaron que personas mayores de 50 años tienen cinco veces más riesgo de desarrollar el carcinoma; esto y otros datos basados en la recopilación de 60 estudios que fueron evaluados.

    Es importante tener presente que el cáncer de pulmón en personas que nunca han fumado representa el 10-25 % de todos los casos reportados. La incidencia de este carcinoma está aumentando, sobre todo en adultos jóvenes y mujeres y  se ha llegado al consenso de que el cáncer de pulmón en personas que nunca han fumado (que a veces se denomina "cáncer de pulmón sin asociación con el tabaquismo") es una entidad patológica diferenciada.

    El estudio de observación incluye los factores de riesgo asociados ante la exposición al humo ambiental del tabaco, los antecedentes familiares de cáncer de pulmón, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, una edad >50 años y un cociente elevado entre neutrófilos y linfocitos.

    Para empezar, en un metanálisis se hallaron al menos 5 factores de riesgo de aparición de cáncer de pulmón en personas que nunca han fumado y 3 factores de protección contra él. 

    Resultados del estudio

    Los investigadores concluyeron que los factores de riesgo para presentar cáncer de pulmón en personas no fumadoras, estaba asociado con la edad, antecedentes familiares o genéticos, exposición elevada, y haber presentado enfermedades obstructivas. Para ello tomaron como base metodológica la escala Newcastle-Ottawa en el 70 % de los estudios. Dando como resultado que: 

    En personas mayores de 50 años que nunca han fumado, aumentó el riesgo de cáncer de pulmón en más de 5 veces (riesgo relativo [RR] agrupado: 5,26; intervalo de confianza del 95 % [IC del 95 %]: 4,16-6,65). 

    Teniendo claro que el RR es la probabilidad de un resultado desfavorable en una población con exposición en comparación con una población con menor exposición o sin ella. El IC es el intervalo de valores entre los que se encuentra el RR, con tan solo una probabilidad del 5 % de equivocarse.

    Por otra parte, en personas que presentan alguna enfermedad obstructiva crónica aumentó el riesgo más del doble (RR agrupado: 2,67; IC del 95 %: 2,09-3,40). Asimismo, ante los antecedentes familiares aumentó en un 83 % el riesgo de cáncer de pulmón en personas que nunca han fumado (RR agrupado: 1,83; IC del 95 %: 1,33-2,50).

    Frente al tema de la exposición, se pudo establecer que una exposición elevada al humo ambiental del tabaco (en comparación con una exposición baja), revela un aumentó en un 30 % el riesgo (RR agrupado: 1,30; IC del 95 %: 1,03-1,65).

    Finalmente, en un cociente elevado entre neutrófilos y linfocitos (en comparación con un cociente bajo), se pudo establecer que aumentó en un 73 % el riesgo (RR agrupado: 1,73; IC del 95 %: 1,02-2,91).

    Resultados de protección contra el cáncer de pulmón

    El estudio de observación, permitió a los investigadores establecer no sólo los factores de riesgo, sino los de protección (todos, excepto las isoflavonas, se aplican sólo a las mujeres). Revelando que el consumo elevado de lácteos (en comparación con la ausencia de consumo) redujo en un 21 % el riesgo (RR agrupado: 0,79; IC del 95 %: 0,65-0,96; los RR inferiores a 1 se consideran factores de protección).

    Asimismo, la ingesta elevada de isoflavonas (en comparación con una ingesta baja) redujo en un 35 % el riesgo (RR agrupado: 0,65; IC del 95 %: 0,49-0,88). Este factor de protección también se aplica a los hombres (RR: 0,43; IC 95 %: 0,21-0,90), y el consumo elevado de riboflavina (en comparación con una ingesta baja) redujo en un 38 % el riesgo (RR agrupado: 0,62; IC del 95 %: 0,43-0,89).

    Estos factores de protección se aplican principalmente a las mujeres e incluyen el consumo de lácteos elevado, la ingesta de isoflavonas elevada (procedente de la soja y las legumbres) y la ingesta de riboflavina (vitamina B2).

    Características del estudio

    El diseño del estudio contó el metanálisis de 60 estudios de cohortes identificados mediante una búsqueda en 3 bases de datos: PubMed, Embase y Web of Science (publicados entre los años 2000 y 2022), los cuales se limitaron al riesgo no genético y a los factores de protección contra el cáncer de pulmón en personas que nunca han fumado.

    La muestra poblacional estaba constituida por estudios de Asia (49,2 %), Estados Unidos (34,4 %) y Europa (16,4 %), los cuales a su vez, presentaron una oscilación del tamaño de las cohortes entre 7.390 y 2.479.654.

    La calidad metodológica de cada uno de los estudios se calificó mediante la escala de Newcastle-Ottawa (puntuaciones de 0 a 9; 9 indica la mejor calidad de los datos).

    Conclusiones del estudio

    Es de resaltar que los profesionales sanitarios de atención primaria pueden guiar a los pacientes para que reduzcan la exposición a los factores de riesgo y adopten la implantación de los factores de protección. Además, es probable que esta recomendación sea muy útil para los pacientes que se sabe que presentan un riesgo elevado debido a los antecedentes familiares o para aquellos que padecen enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

    Fuente de consulta aquí.

    Mas noticias de Oncología-Hematología