Ejercicio de prehabilitación puede reducir el tamaño del tumor de cáncer esofágico

Es probable que el régimen de ejercicio de prehabilitación impulse la modulación inmunológica o inflamatoria, con lo que mejora la regresión del cáncer.

María Camila Sánchez

    Ejercicio de prehabilitación puede reducir el tamaño del tumor de cáncer esofágico

    Un ensayo prospectivo no aleatorizado comparó una intervención estructurada de ejercicios de prehabilitación durante la quimioterapia neoadyuvante y la cirugía versus la mejor práctica convencional para pacientes con cáncer de esófago. Se realizaron análisis bioquímicos y de composición corporal en múltiples puntos de tiempo. 

    Los resultados sugieren una mejor regresión del tumor y una reducción del estadio en el grupo de intervención con ejercicios y deberían impulsar estudios más amplios sobre este tema.

    Cada vez hay más evidencia para el uso del ejercicio en pacientes con cáncer y datos que respaldan una mayor reducción del volumen del tumor después de la quimioterapia en modelos animales. Hasta la fecha, no hay evidencia histopatológica reportada de un beneficio oncológico similar en el cáncer de esófago.

    ¿Qué es el cáncer de esófago? 

    El cáncer esofágico es el cáncer que ocurre en el esófago, un tubo largo y hueco que va desde la garganta al estómago. El esófago ayuda a mover la comida que se traga desde la parte posterior de la garganta hasta el estómago para ser digerida.

    El cáncer de esófago generalmente comienza en las células que recubren su interior. El cáncer de esófago puede ocurrir en cualquier lugar a lo largo del esófago. El cáncer de esófago es más habitual en los hombres que en las mujeres.

    El cáncer de esófago es la sexta causa más común de muertes por cáncer en todo el mundo. Las tasas de incidencia varían dentro de las diferentes ubicaciones geográficas. En algunas regiones, las mayores tasas de cáncer de esófago pueden atribuirse al consumo de tabaco y alcohol o a determinados hábitos nutricionales y a la obesidad.

    Aspectos clave del estudio

  • Los pacientes con cáncer esofágico operable que recibieron un programa estructurado de ejercicio de prehabilitación durante la quimioterapia de inducción demostraron mejora de la reducción del tamaño tumoral en comparación con los que no hicieron ejercicio. 
  • Diseño del estudio

  • En el ensayo prospectivo no aleatorizado Pre-EMPT se asignó a pacientes con adenocarcinoma operable de la parte inferior del esófago o de la unión gastroesofágica a un programa estructurado de ejercicio de prehabilitación (n = 21) o a la mejor práctica habitual (n = 19) durante la quimioterapia prequirúrgica de inducción.
  • El ejercicio de prehabilitación comprendía actividad física de intensidad moderada que incluía entrenamiento aeróbico y de fuerza, 150 minutos de actividad a la semana hasta el último día antes de la intervención quirúrgica.
  • Financiación: organización benéfica Guy's and St Thomas' Charity (Londres) y Centro para la Salud y el Desempeño Humano (Londres).
  • Resultados clave

  • Una proporción significativamente mayor de pacientes en el grupo que realizó ejercicio (75 %) alcanzó, en comparación con el grupo de control (36,8 %), la regresión tumoral (p = 0,025).
  • El grupo de ejercicio presentaba una probabilidad significativamente más elevada de regresión tumoral que el grupo de control (OR: 6,57; IC del 95 %: 1,52-28,30).
  • Se redujo el estadio de los tumores en el 42,9 % de los pacientes en el grupo que realizó ejercicio frente al 15,8 % de los pacientes en el grupo de control (p = 0,089).
  • Los pacientes del grupo de ejercicio presentaron una mejora significativa en el índice de masa sin grasa en comparación con el grupo de control (+2,3 % frente al -1,9 %; p = 0,03).
  • Además, hubo diferencias significativas en los marcadores de inmunidad e inflamación entre los grupos.
  • Limitaciones

  • La muestra era de pequeño tamaño.
  • El diseño no era aleatorizado.
  • Fuente consultada aquí

    Mas noticias de Oncología-Hematología