Dejar de fumar tras el diagnóstico de cáncer de pulmón mejora supervivencia global, según estudio

Para los expertos, los médicos deben educar a sus pacientes con cáncer de pulmón sobre los beneficios de dejar de fumar y brindarles todo el apoyo necesario.

Sergio Nicolás Ortiz Cortés Sergio Nicolás Ortiz Cortés
  • Sergio Nicolás Ortiz Cortés - Correo Electrónico

Dejar de fumar tras el diagnóstico de cáncer de pulmón mejora supervivencia global, según estudio

El humo del tabaco favorece el crecimiento y la diseminación del tumor, disminuye la eficacia y la tolerancia a la radioterapia y la terapia sistémica, y aumenta el riesgo de complicaciones postoperatorias y de segundos cánceres primarios.

Los pacientes con cáncer de pulmón que dejan de fumar después de su diagnóstico mejoran en un 29 por ciento su supervivencia global en comparación con aquellos que siguen fumando después del diagnóstico, según un estudio publicado en el Journal of Thoracic Oncology.

Investigadores  del Instituto de Investigación, Prevención y Red Clínica del Cáncer de Florencia en Italia, resumen la evidencia actual sobre si dejar de fumar en el momento del diagnóstico o en torno al mismo tiene un efecto beneficioso sobre la supervivencia de estos pacientes.

Para ello realizaron un metaanálisis de las investigaciones publicadas sobre el abandono del tabaquismo tras el diagnóstico de cáncer de pulmón y encontraron 21 artículos que abarcaban a más de 10.000 pacientes.

Los expertos hallaron que dejar de fumar después del diagnóstico se asoció significativamente con una mejor supervivencia general, consistentemente entre los pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas, cáncer de pulmón de células pequeñas o cáncer de pulmón de ambos o de tipo histológico no especificado.

"Nuestro estudio sugiere que los médicos deben educar a sus pacientes con cáncer de pulmón sobre los beneficios de dejar de fumar incluso después del diagnóstico y proporcionarles el apoyo necesario para dejar de fumar", recomendó uno de los expertos.

Según el estudio, dejar de fumar puede desempeñar un papel positivo en la supervivencia del cáncer de pulmón porque el humo del tabaco favorece el crecimiento, la progresión y la diseminación del tumor; disminuye la eficacia y la tolerancia a la radioterapia y la terapia sistémica, y aumenta el riesgo de complicaciones postoperatorias y de segundos cánceres primarios.

"El metaanálisis tiene implicaciones que van más allá de la práctica clínica. Dado que los fumadores empedernidos serían los principales destinatarios de los programas de cribado de cáncer de pulmón, el uso del cribado podría servir como momento de enseñanza para ayudar a los participantes a dejar de fumar integrando un programa estructurado de cesación en las actividades del cribado".

Fuente consultada aquí.

Comunicador Social y Periodista egresado de la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá. Periodista y Redactor en la Revista de Medicina y Salud Pública.

Mas noticias de Oncología-Hematología