Cáncer de pulmón: Significativa recurrencia en población no fumadora

Con el desarrollo de la investigación, se determinó que los tumores incluían 189 adenocarcinomas, 36 carcinoides y otros 7 tumores de diversos tipos.

Tathiana Ortiz

    Cáncer de pulmón: Significativa recurrencia en población no fumadora

    Hay una importante incidencia en la aparición de tumores cancerígenos que se manifiestan en personas sin ningún antecedente de tabaquismo, y así lo ratifican distintas publicaciones basadas en el análisis genómico realizado por científicos.

    El cáncer de pulmón suele aparecer de manera natural en cualquier organismo sano. Este mayormente nace a consecuencia de mutaciones originarias de procesos naturales, las cuales son capaces de generar tumores.

    La creencia que el cáncer de pulmón es una patología directamente ligada a las personas fumadoras se rompe; según un estudio revelado por un grupo de investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

    El estudio realizado en el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de Estados Unidos detalla la existencia de tres subtipos moleculares de cáncer pulmonar en personas que nunca fumaron.

    Los hallazgos permitieron desentrañar el misterio de cómo surge el cáncer de pulmón en personas no fumadoras, además de servir como apoyo a la investigación médico científica en pro de obtener tratamientos clínicos más certeros.

    "Lo que estamos viendo es que hay diferentes subtipos de cáncer de pulmón en los no fumadores que tienen características moleculares y procesos evolutivos distintos -explica la epidemióloga Maria Teresa Landi, que dirigió el estudio-. En el futuro podremos disponer de diferentes tratamientos basados en estos subtipos".

    Los investigadores aprovecharon la secuenciación del genoma completo para caracterizar los cambios genómicos en el tejido tumoral y en el tejido normal correspondiente de 232 no fumadores, predominantemente de ascendencia europea, a los que les había sido diagnosticado el cáncer de pulmón de células no pequeñas. 

    Con el desarrollo de la investigación, se determinó que los tumores incluían 189 adenocarcinomas, 36 carcinoides y otros 7 tumores de diversos tipos. Los pacientes aún no habían recibido tratamiento.

    A través del análisis de los genomas de los tumores se buscó firmas mutacionales, patrones de mutaciones asociados a mutaciones específicas, así como el daño producido por actividades naturales del organismo, tales como la reparación defectuosa del ADN, el estrés oxidativo o por la exposición a carcinógenos.

    Las firmas mutacionales actúan como un archivo tumoral de las actividades que condujeron a la acumulación de mutaciones, proporcionando pistas sobre la causa del desarrollo del cáncer. En la actualidad existe un catálogo de esas firmas conocidas.

    Como era de esperar, dado que el estudio se limitó a los no fumadores, los investigadores no encontraron ninguna firma mutacional que se haya asociado previamente con la exposición directa al tabaquismo. 

    Tampoco encontraron esas firmas entre los 62 pacientes que habían estado expuestos al tabaquismo pasivo. Sin embargo, Landi advierte que como el tamaño de la muestra era pequeño se precisa una muestra mayor "con información detallada sobre la exposición para estudiar realmente el impacto del tabaquismo pasivo en el desarrollo del cáncer de pulmón en los no fumadores".

    Los análisis genómicos también revelaron tres nuevos subtipos de cáncer de pulmón en los no fumadores, a los que los investigadores asignaron nombres musicales basados en el nivel de "ruido", es decir, el número de cambios genómicos en los tumores.

    El subtipo predominante "piano" era el que presentaba menos mutaciones; parecía estar asociado a la activación de las células progenitoras. Este subtipo de tumor crece muy lentamente, durante muchos años, y es difícil de tratar porque puede tener muchas mutaciones conductoras diferentes.

    El subtipo "mezzo-forte" presentaba cambios cromosómicos específicos, así como mutaciones en el gen receptor del factor de crecimiento EGFR, que suele estar alterado en el cáncer de pulmón, y mostraba un crecimiento tumoral más rápido.

    Finalmente, el subtipo "forte" presentaba una duplicación de todo el genoma, un cambio genómico que suele observarse en los cánceres de pulmón de los fumadores. Este subtipo de tumor también crece rápidamente.

    "Estamos empezando a distinguir subtipos que podrían tener enfoques diferentes para la prevención y el tratamiento", explica Landi. Por ejemplo, el subtipo "piano" podría dar a los clínicos una ventana de oportunidad para detectar estos tumores antes, cuando son menos difíciles de tratar. Por el contrario, los subtipos "mezzo-forte" y "forte" presentan solo unas pocas mutaciones principales, lo que sugiere que estos tumores podrían identificarse con una sola biopsia y beneficiarse de tratamientos dirigidos.

    Una dirección futura de esta investigación será estudiar a personas de diferentes orígenes étnicos y ubicaciones geográficas, y cuyo historial de exposición a factores de riesgo de cáncer de pulmón esté bien descrito.

    "Estamos en los inicios de la comprensión de cómo evolucionan estos tumores -destaca Landi-. Este análisis muestra que hay heterogeneidad, o diversidad, en los cánceres de pulmón en los nunca fumadores".

    Fuente consultada aquí 

    Mas noticias de Oncología-Hematología