Esquizofrenia: el diagnóstico más común en ASSMCA

La esquizofrenia suele diagnosticarse durante la adolescencia tardía. Sin embargo, aunque es poco frecuente, sí pueden diagnosticarse pacientes pediátricos o mayores de 45 años con esta condición.

Luis Penchi

    Esquizofrenia: el diagnóstico más común en ASSMCA

    Unos 35 mil puertorriqueños padecen esquizofrenia, lo que representa el 1 % de la población; es el diagnóstico más común entre los pacientes de los servicios públicos especializados de salud mental, confirmó el pasado presidente de la Academia Puertorriqueña de Psiquiatría.

    El Doctor Nicolás Hernández, dijo que esta condición presenta síntomas que pueden confundirse con actitudes que en ocasiones manifiestan los adolescentes, pero advirtió que deben evitarse los prejuicios y los falsos diagnósticos, ya que, las evaluaciones deben hacerse mediante la aplicación de manuales profesionales internacionales de psiquiatría.

    Aclaró que para decir que un caso es de esquizofrenia hay que usar criterios específicos contenidos en el libro DSM5 que es el libro estadístico, o en la clasificación mundial de trastornos médicos que ya va por el número 11.

    "La esquizofrenia dura toda la vida y es incapacitante. Se caracteriza por la manifestación de una conducta aberrante con un trastorno del pensamiento respecto a la forma en que el paciente percibe la realidad. Se trata de una de las condiciones más incapacitantes a nivel mundial y genera usualmente pensamientos fijos y falsos de carácter delirante. Incluye alucinaciones mayormente auditivas. Son casi siempre voces que tienen unas características patológicas que se diferencian de la escucha de otras voces. No se trata de que escuches que te están llamando, sobre todo cuando te despiertas. Son conversaciones de voces que pueden ser derogatorias o pueden percibirse como instrucciones", explicó.

    En entrevista con la Revista de Medicina y Salud Pública, el experto abundó en que la condición suele acompañarse de una conducta de aislamiento y falta de higiene, porque incide en un trastoque de la relación que el paciente tiene consigo mismo y con el ambiente que le rodea.

    Hernández aclaró que la mayoría de los esquizofrénicos no son violentos, pero al tener los pacientes conductas bizarras, pueden ser usados por el mundo de la delincuencia, como él detectó en el caso de un menor de edad que era usado por bandas delictivas para cometer actos de violencia.

    "Puede reflejarse en actitudes de reto a la autoridad, falta de interés en estudiar y trabajar y aislamiento e insomnio, pero esto puede ocurrir en la adolescencia sin ser esquizofrenia", dijo el experimentado galeno al recordar que la condición genera cambios estructurales y químicos considerables.

    En el Departamento de Servicios Contra la Adicción y Salud Mental de la Isla (AMSCCA), la esquizofrenia constituye el mayor diagnóstico atendido, dijo el experto llegando hasta el 20 % de los casos que trata esa agencia.

    "No hay una causa específica que genera la esquizofrenia, pero hay factores familiares, genéticos y predisposición en personas que han usado, en edades tempranas, drogas psicoactivas", declaró el experto al indicar que "puede estar relacionado con embarazos complicados donde haya elementos injuriantes, sostuvo.

    El cerebro de una persona esquizofrénica es diferente al de otras personas. Es una condición que puede aparecer en cualquier momento pero en las féminas, usualmente, aparece a los 20 años o en la adolescencia tardía. Se puede diagnosticar también en la niñez aunque esto es más raro.

    "Puede aparecer después de los 45 años, pero es poco frecuente. Casi siempre se presenta en la adolescencia o la juventud", declaró el especialista al recordar que la esquizofrenia es lo que, en tiempos pasados, la gente conocía como locura y hoy todavía sectores de opinión pública, usando criterios generalizados, estiman que muchos de los casos de incuencia están matizados por esta condición.

    "La violencia es un problema de salud mental, porque hay otras condiciones que pueden incidir en una conducta homicida. Ese es el caso de la conducta antisocial y de los trastornos de personalidad y de la conducta de los pacientes que usan sustancias controladas. Por eso la impulsividad y la conducta homicida pueden estar presente en otros cuadros de salud mental que no es necesariamente la esquizofrenia", concluyó el experto.

    Vea toda la entrevista completa: 



    Mas noticias de Psiquiatría y psicología