Selección de hora del día durante infusiones de inmunoterapia afecta la supervivencia, indica estudio

Un factor pronóstico independiente para la supervivencia general en un análisis multivariable, independientemente del uso de corticosteroides o radioterapia.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Selección de hora del día durante infusiones de inmunoterapia afecta la supervivencia, indica estudio

    De acuerdo con un grupo de científicos, la hora del día en que se administran las infusiones de inmunoterapia es importante para la supervivencia de los pacientes con cáncer, encontró una revisión reciente.

    El estudio, que incluyó a casi 300 pacientes con melanoma en estadio IV, reveló que la supervivencia general fue más larga para aquellos que recibieron infusiones de inmunoterapia con mayor frecuencia por la mañana o al principio de la tarde en comparación con los que recibieron infusiones al final de la tarde o por la noche.

    La hora del día de la inmunoterapia fue un factor pronóstico independiente para la supervivencia general en un análisis multivariable, independientemente del uso de corticosteroides o radioterapia.

    "Nuestros hallazgos están en línea con un creciente cuerpo de evidencia de que las respuestas inmunes adaptativas son menos sólidas cuando se estimulan inicialmente por la noche que si se estimulan durante el día", según los investigadores, dirigidos por el Dr. David Qian, oncólogo de radiación residente en la Facultad de Medicina de la Universidad Emory, Atlanta, Georgia.

    Qian y sus colegas también sugieren que el momento subóptimo de las infusiones puede ayudar a explicar por qué el 40% de los pacientes con cáncer no se benefician de los inhibidores de los puntos de control inmunitarios.

    Estos hallazgos, publicados en The Lancet Oncology, "podrían usarse para guiar la programación de la infusión de inmunoterapia con el objetivo de optimizar la respuesta al tratamiento", escriben Qian y sus colegas.

    Por otro lado, Francis Levi, oncólogo médico de la Universidad de Warwick, en Coventry, Reino Unido, está de acuerdo. En un editorial, Levi escribe que los resultados podrían "cambiar la práctica clínica" si se mantienen en ensayos prospectivos y aleatorizados.

    El análisis reciente se suma a un creciente cuerpo de literatura de que sincronizar las infusiones de inmunoterapia con los ritmos circadianos de los pacientes puede conducir a una respuesta inmune más robusta.

    Levi, que ha estado estudiando el momento de las terapias contra el cáncer durante décadas, informó recientemente que las infusiones matutinas de nivolumab redujeron sustancialmente el riesgo de progresión temprana y muerte entre 95 pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas en estadio IV. Estas infusiones matutinas fueron un predictor independiente de la supervivencia general y sin progresión.

    Además, otros análisis han demostrado que las vacunas matutinas provocan una respuesta inmunitaria adaptativa más fuerte que las que se administran por la tarde o la noche.

    A pesar de la influencia "bien conocida" de los relojes circadianos en la respuesta inmunitaria de las personas, la sincronización de las infusiones de inmunoterapia para que coincidan con esta ventana de respuesta inmunitaria más favorable no ha recibido mucha atención en la comunidad médica, anotó Levi.

    Dentro del análisis de Emory

    El último estudio se centró en 299 adultos con melanoma en estadio IV que habían recibido cuatro o más infusiones de ipilimumab, nivolumab o pembrolizumab, ya sea solo o en combinación, entre 2012 y 2020.

    En una mediana de seguimiento de 27 meses, Qian y sus colegas encontraron que, en promedio, los pacientes que habían recibido al menos el 20% de sus infusiones después de las 4:30 p.m. enfrentaban un 31% más de riesgo de muerte por cualquier causa. Este efecto fue particularmente fuerte al principio del curso de tratamiento y fue más pronunciado en mujeres, pacientes con metástasis cerebrales y aquellos que habían recibido terapia con inhibidores de punto de control inmunológico dual.

    Para controlar los factores de confusión, los investigadores emparejaron a 73 pacientes que habían recibido al menos el 20% de sus infusiones a posteriori de las 4:30 p.m. con 73 que no lo habían recibido. Los pacientes fueron emparejados en cuanto a edad, estado funcional, concentración sérica de lactato deshidrogenasa y recepción de corticosteroides y radioterapia. Este umbral de las 4:30 p.m. se basó, en parte, en estudios previos de vacunas, dicen los autores.

    En los pares emparejados, las infusiones posteriores se asociaron con una supervivencia general más corta: fue de 4,8 años en el grupo posterior y no se alcanzó en el grupo temprano.

    "Nos sorprendió un poco, pero también nos encantó que la dirección del efecto sea completamente consistente con la literatura sobre vacunas", dijo Qian, quien agregó que dentro de la propia institución, se pueden fomentar las infusiones más tempranas, "pero es probable que no obtengan un atractivo generalizado hasta que se presenten pruebas más sólidas, y no sabemos si este fenómeno se aplica fuera del melanoma".

    Qian dijo que él y su equipo están diseñando un ensayo aleatorizado en pacientes con melanoma avanzado "para evaluar rigurosamente el efecto de los patrones de infusión de los inhibidores del punto de control inmunológico en el momento del día en los resultados de los pacientes".

    Fuente consultada aquí.

    Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad de Los Andes, Táchira, Venezuela. Locutora Certificada por la Universidad Central de Venezuela. Redactora de Medicina y Salud Pública.

    Mas noticias de Oncología-Hematología