Revisar las heces fecales podría ayudar a prevenir el cáncer de colon

La inflamación del abdomen, sangrado y composición de las heces fecales, podrían ser unos de los indicadores para detectar este cáncer que anualmente registra 150 mil casos en el mundo.

Philippa Roxby

    Revisar las heces fecales podría ayudar a prevenir el cáncer de colon

    Esta semana se conoció la noticia de que la conocida actriz estadounidense Kirstie Alley falleció a causa de cáncer de colon, del que había recibido un diagnóstico tardío. El caso de la celebridad se une al de la presentadora de la BBC Deborah James, quien lo padecía y murió hace unos meses a los 40 años de la enfermedad.

    El cáncer de colon es el cuarto más común en Estados Unidos y el segundo más mortal, siendo el cáncer de pulmón la primera. Anualmente, se registran más de 150 mil casos de cáncer colorrectal, según el Instituto Nacional del Cáncer. Es importante destacar que este tipo de cáncer puede ser difícil de detectar y sus síntomas pueden ser muy similares a otras enfermedades, como las hemorroides o el síndrome del intestino irritable.

    Pero, ¿qué es este cáncer también llamado de intestino o de colon y cómo detectarlo a tiempo?

    Según explica la Asociación Americana de Cáncer, esta es una enfermedad genética y puede aparecer por cambios en los genes que controlan el funcionamiento de las células. Algunos de los factores que lo causan son errores de las células al multiplicarse, daños en el ADN por sustancias en el medio ambiente o herencia de padres a hijos.

    "El cáncer se produce cuando células normales se transforman en células tumorales a través de un proceso en varias etapas que suele consistir en la progresión de una lesión precancerosa a un tumor maligno", agrega la Organización Mundial de la Salud.

    El cáncer de colon inicia en el intestino grueso. Este tipo de cáncer generalmente afecta a los adultos mayores: "por lo general, comienza como grupos pequeños y no cancerosos (benignos) de células llamadas pólipos que se forman en el interior del colon. Con el tiempo, algunos de estos pólipos pueden convertirse en cáncer de colon", indica Mayo Clinic

    ¿Cómo puedes detectar el cáncer de colon?

    Hay tres señales principales a tener en cuenta:

    • Sangre en las heces sin un motivo aparente. Puede ser de color rojo brillante o rojo oscuro.

    • Un cambio en la forma en la que defecas, como ir al baño con más frecuencia o que la materia fecal se vuelva más líquida o dura.

    • Sentir dolor o hinchazón en la parte inferior del abdomen, cuando el vientre se siente lleno e hinchado.

    Otros síntomas de alerta

    También puede haber otros síntomas como: pérdida de peso, sientes que no has vaciado tu intestino correctamente después de defecar, o sientes más cansancio o mareos de lo habitual.

    Tener estos síntomas no significa necesariamente que sea cáncer de intestino, pero el consejo es consultar a un médico si los notas durante tres semanas o más y si no te sientes bien. Porque cuanto antes se diagnostique un cáncer, más fácil será de tratar.

    A veces, el cáncer colorrectal puede impedir que los desechos pasen por el intestino y esto puede causar una obstrucción, provocando dolor de estómago severo, estreñimiento y enfermedad. Necesitarás ver a tu médico o acudir a emergencias de inmediato en esas circunstancias.

    ¿Cómo reviso mis heces?

    • Fíjate bien lo que sale cuando vas al baño y no te avergüences de hablar de ello.

    • Deberías estar atento a la sangre en la materia fecal así como al sangrado del fondo.

    • La sangre de color rojo brillante puede surgir de vasos sanguíneos inflamados (hemorroides) en el ano, pero también podría ser causada por cáncer colorrectal.

    • La sangre de color rojo oscuro o negro en las heces puede provenir del intestino o estómago y también podría ser preocupante.

    • También puedes notar un cambio en el hábito intestinal, como materia fecal menos sólida o defecar con más frecuencia de lo normal.

    La organización Bowel Cancer de Reino Unido recomienda llevar un diario de síntomas antes de visitar al médico para que no te olvides de nada en la cita.

    Los médicos están acostumbrados a ver a muchas personas con una variedad de problemas intestinales, así que infórmales de cualquier cambio o sangrado para que puedan averiguar la causa.

    ¿Qué causa el cáncer de colorrectal?

    Nadie está seguro exactamente de qué lo causa, pero hay algunas cosas que pueden hacer que sea más probable que se desarrolle:

    • Cuanto mayor eres, más probable es que el cáncer aparezca y en el intestino no es diferente: la mayoría de los casos son en adultos mayores de 50 años.

    • Tener una dieta con mucha carne roja y carne procesada, como salchichas o tocino.

    • Fumar cigarrillos puede aumentar el riesgo de muchos tipos de cáncer.

    • Beber demasiado alcohol.

    • Tener sobrepeso u obesidad.

    • Tener antecedentes de pólipos en el intestino que pueden convertirse en tumores.

    ¿Se transmite de padres a hijos?

    En la mayoría de los casos, el cáncer colorrectal no es hereditario, pero debes informar a tu médico si tienes familiares cercanos diagnosticados antes de los 50 años. Algunas afecciones genéticas, como el síndrome de Lynch, hacen que las personas tengan un riesgo mucho mayor de desarrollar cáncer de colon, pero también se pueden prevenir si los médicos conocen la afección.

    ¿Cómo reducir el riesgo?

    Más de la mitad de los cánceres de intestino podrían prevenirse si las personas siguieran un estilo de vida más saludable, dicen los científicos. Eso significa hacer más ejercicio, comer más fibra y menos grasa, y beber de seis a ocho vasos de agua al día.

    Pero también significa acudir al médico con cualquier síntoma preocupante y someterse a estudios de detección de cáncer tan pronto como se ofrezcan.

    ¿Cómo se diagnostica el cáncer de colon?

    Puede ser a través de una colonoscopia, un procedimiento con una cámara dentro de un tubo largo para mirar dentro de todo el intestino, o una sigmoidoscopia flexible, que mira parte de él.

    Más del 90% de las personas diagnosticadas con cáncer colorrectal en su etapa más temprana sobrevivirán durante cinco años o más, en comparación con el 44% a las que se les diagnostica en la última etapa.

    Las posibilidades de supervivencia se han más que duplicado en los últimos 40 años: más de la mitad de los pacientes ahora sobreviven 10 años o más, en comparación con uno de cada cinco en la década de 1970, según estadísticas de Reino Unido.

    ¿Qué tratamientos hay disponibles?

    El cáncer colorrectal es curable, especialmente si se diagnostica a tiempo. Los tratamientos son cada vez más personalizados y los avances en las pruebas genéticas hacen que la atención se pueda adaptar a cada individuo. Este enfoque aún necesita ajustes, pero promete años adicionales de vida para las personas con cáncer.

    ¿Cuáles son las diferentes etapas del cáncer?

    • Cánceres en etapa 1: son pequeños, pero no se propagaron.

    • Cánceres en etapa 2: son más grandes, pero aún no se propagaron.

    • Cánceres en etapa 3: se diseminaron a algunos de los tejidos circundantes, como los ganglios linfáticos.

    • Cánceres en etapa 4: se propagaron a otro órgano del cuerpo, creando un tumor secundario.

    Fuente consultada aquí:

    Mas noticias de Oncología-Hematología