Reconozca los síntomas del cáncer testicular que pueden pasar inadvertidos

La hinchazón de las piernas, el escroto, o el dolor abdominal son señales de alerta de esta condición.

Luisa Ochoa

    Reconozca los síntomas del cáncer testicular que pueden pasar inadvertidos

    De acuerdo con cifras de la Sociedad Americana contra el Cáncer, aproximadamente 1 de cada 250 hombres padecerá cáncer testicular en algún momento de su vida y la edad promedio de diagnóstico de esta enfermedad es a los 33 años. 

    Expertos consideran que el cáncer de testículos es tratable en etapas tempranas y como en la mayoría de condiciones, si se detecta a tiempo las probabilidades de sobrevivencia y el éxito del tratamiento serán mayores. 

    "Si se detecta a tiempo, las tasas de curación pueden superar el 95%", afirmó el Dr. Doug Flora, director médico ejecutivo del Centro Oncológico de St. Elizabeth Healthcare. De hecho, cuando se detecta a tiempo, los médicos pueden "curar a más del 90 % de los pacientes en un solo tratamiento".

    Por ende, diferentes especialistas brindan recomendaciones para que los pacientes reconozcan los síntomas de la condición y acudan a realizarse exámenes médicos.

    • Un nódulo en el testículo

    El síntoma más común del cáncer de testículos es la aparición de un nódulo, bulto o inflamación en un testículo, estos pueden ser pequeños o grandes, sin embargo, la inflamación puede sentirse como un engrosamiento irregular de esta glándula. 

    Al respecto, el Dr. Ali Zhumkhawala, cirujano oncólogo y urólogo, explicó que, "la mayoría de los cánceres testiculares se diagnostican cuando los propios pacientes descubren ese nódulo".

    "Este síntoma suele ser indoloro", añadió el Dr. Jordan R. Luskin, urólogo del Centro Médico Buen Samaritano de Florida. Al menos el 90 % de los hombres con cáncer testicular presentan este síntoma que suele detectarse mediante una autoexploración.

    • Cambios en los testículos 

    Los cambios en el tacto de un testículo, con o sin bultos, también pueden ser señales de alerta. Sobre ello, el Dr. Rodwell Mabaera, del Centro Oncológico de Dartmouth, mencionó que, "el cáncer testicular comienza como un bulto en el testículo que no duele".

    Aunque a menudo es un bulto duro y definido, el especialista advierte que en muchos casos solo aparecen diferencias sutiles en la forma en que se siente el testículo al palparlo. "El cáncer puede estar oculto bajo la superficie del testículo o afectar a todo el testículo, por lo que no siempre es fácil detectar un bulto", señaló.

    • Dolor testicular

    "Cualquier dolor testicular intenso y repentino debería hacerte ir al médico, ya que puede tratarse de torsión testicular, una emergencia médica por la que el cordón espermático del testículo se retuerce y se corta el suministro de sangre", expuso el Dr. Zhumkhawala.

    • Dolor abdominal, de espalda o de costado

    Este síntoma puede pasar desapercibido debido a que se suele atribuir a un exceso de fuerza, mala postura o la edad, pero si es el dolor es persistente, puede ser un síntoma subyacente del cáncer testicular

    El dolor de espalda puede aparecer si el cáncer se extiende a los ganglios linfáticos de la parte posterior del tronco. "Suelen denominarse ganglios linfáticos, paraaórticos o retroperitoneales", afirmó Luskin.

    • Hinchazón en piernas o el escroto

    De acuerdo con el cirujano oncólogo, la hinchazón en estas zonas puede ser un síntoma de cáncer testicular avanzado, aunque sea poco frecuente.

    "Esto ocurre cuando los ganglios linfáticos de la parte posterior del abdomen están inflamados y bloquean el flujo de sangre o líquido linfático de las piernas, lo que provoca una acumulación de líquido".

    • Tos, dolor de cabeza o nuevos problemas de visión

    "La tos puede ser un síntoma muy infrecuente de cáncer testicular avanzado que se ha extendido a los pulmones", afirma el doctor Michael Karellas, director de urología del Hospital de Stamford.

    "Son síntomas poco frecuentes, pero en este contexto conviene realizarse un examen testicular, análisis de sangre y alguna prueba de diagnóstico por imagen", señala Karellas.

    • Crecimiento de los pechos o pezones muy sensibles

    Este también es un síntoma poco común de cáncer testicular, pero puede llegar a ocurrir. "Se debe a la producción de una hormona llamada gonadotropina coriónica humana (hCG) que se produce debido al propio cáncer", advierte Zhumkhawala. "Esta hormona está muy presente en las mujeres embarazadas, puede provocar crecimiento del tejido mamario y es un síntoma poco frecuente del cáncer de testículos".

    Autoexamen de testículos

    "Tanto si vas con frecuencia al médico como si no, deberías hacerte al menos una revisión en casa al mes", enfatizó el Dr. Jeffrey Dlott, director médico de QuestDirect.

    La exploración inicial del médico suele incluir una palpación, alguna imagen para el diagnóstico y un análisis de sangre. "Ciertos análisis de sangre pueden ayudar a confirmar rápidamente el diagnóstico", complementó Karellas.

    Para hacer el autoexamen, los especialistas recomiendan utilizar agua caliente para ayudar a relajar el escroto y palpar suavemente cada testículo con el fin de detectar cualquier bulto o anomalía. 

    "La clave es estar atento e informar a tu médico de cualquier cosa que te parezca inusual. De media, los hombres esperan unos cinco meses antes de decir algo, lo que retrasa el diagnóstico y el tratamiento", concluyó el Dr. Doug Flora.

    Fuente consultada aquí.

    Mas noticias de Oncología-Hematología