Prevención, detección y avances en los tratamientos para mieloma múltiple

La Revista Medicina y Salud Pública (MSP) realizó el Foro de Mieloma Múltiple: trastornos en la sangre, en el que se reunieron expertos en este tipo de cáncer para debatir y educar a los pacientes sobre la prevención, el diagnóstico y la evolución que han tenido los tratamientos para combatir esta enfermedad que, aunque no tiene cura, han logrado mejorar la vida de quienes la padecen.


Prevención, detección y avances en los tratamientos para mieloma múltiple

Diana Castañeda
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La Revista Medicina y Salud Pública (MSP) realizó el Foro de Mieloma Múltiple: trastornos en la sangre, en el que se reunieron expertos en este tipo de cáncer para debatir y educar a los pacientes sobre la prevención, el diagnóstico y la evolución que han tenido los tratamientos para combatir esta enfermedad que, aunque no tiene cura, han logrado mejorar la vida de quienes la padecen.

El grupo de panelistas estuvo conformado por el Dr. Sixto Pérez, presidente de la Asociación de Hematología y Oncología Médica de Puerto Rico (AHOMPR); Dr. Víctor Gordo, médico internista; Dra. Regina Melchor, psicóloga clínica con entrenamiento especial en psico-oncología; Dr. Roberto Santiago, presidente de la Asociación Radio Oncólogos de Puerto Rico; y el Dr. Joel López, oncólogo y hematólogo especialista en mieloma múltiple.

Durante el encuentro, los especialistas concordaron en que, aunque se desconocen las causas por las que esta condición puede aparecer, el mieloma múltiple se suele definir como una enfermedad individualizada, diferente al resto de cánceres y con tratamientos particulares.

Así mismo, se concluyó que es difícil diagnosticar temprano el mieloma múltiple, pues, la mayoría de veces, los síntomas aparecen cuando la enfermedad ya está avanzada. Sin embargo, en ocasiones este se puede detectar en etapa estadio o temprana cuando un examen de sangre rutinario arroja una cantidad de proteína elevada fuera de lo normal.

Encuentre aquí la nota completa sobre la detección a tiempo del mieloma múltiple.

Opciones de terapias

Uno de los métodos utilizados es la radioterapia en la que se utilizan rayos de alta energía o partículas para destruir las células cancerosas, utilizada específicamente en los huesos afectados por el mieloma y que, no han respondido a las quimioterapias o a otros medicamentos.

“No porque una persona tenga lesión en los huesos por mieloma hay que darle radioterapia. Esta se utiliza especialmente para lesiones dolorosas que no se pueden manejar con analgésicos, o aquellas lesiones que por su localización deben sostener peso y que por esto se debe tratar a tiempo o de lo contrario pondrían al paciente en situación de riesgo de fracturas, por ejemplo, lesiones en el femur”, afirmó el Dr. Roberto Santiago.

Si bien es cierto que durante las últimas dos décadas los tratamientos para el MM han evolucionado significativamente, especialistas aseguran que se deben dividir los pacientes según el diagnóstico de cada uno como por ejemplo la edad, co-morbilidades, la escala de fragilidad en dos grupos: los que son y los que no son candidatos a trasplante de médula ósea.

Por su parte, el Dr. López coincide en que los avances en los tratamientos han logrado mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes en los últimos 20 años. Las opciones terapéuticas están basadas en los nuevos fármacos (fármacos no quimioterápicos que se dirigen a las células tumorales), los esteroides, la inmunoterapia, la quimioterapia estándar y la quimioterapia de altas dosis (acondicionamiento para trasplante de médula ósea).

“Hoy en día sabemos que los pacientes de mieloma múltiple deben ser tratados con una terapia que incluya varios agentes que puedan trabajar de forma distinta para poder obtener un mejor resultado. Estamos hablando que combinamos terapias que van desde la terapia de esteroi des, la terapia de inmunomoduladora, terapias con los inhibidores de proteosoma todo esto tratando de obtener agentes que funcionen de manera distinta, pero atacando a esa célula maligna de una forma en conjunto, haciendo que así sea más eficaz el tratamiento” aclaró el galeno.

Tratamiento para paciente indolente

Una de las diferencias entre el paciente activo y el paciente indolente es que el activo necesita de tratamiento y, dependiendo la trascendencia en la que esté la enfermedad es el procedimiento al que deben recurrir los especialistas.

“Estos son tratamientos que no dejan de tener su lado oscuro y sus efectos secundarios. (…) Hemos avanzado mucho en los tratamientos de mieloma múltiple al punto que en ocasiones llegamos a no detectarlo, sin embargo, no significa que no esté. Así que debemos seleccionar muy bien qué tipo de pacientes que requieren un tratamiento y en qué momento”, comentó el presidente de AHOMPR, quien además adujo que un tratamiento se da para remediar o evitar una situación eminente, y que, el diagnostico no siempre implica tratamiento, a diferencia de otros tumores o tipos de cáncer.

El mieloma múltiple particularmente siempre estará presente en la persona que lo padece, por lo que los especialistas coinciden en recomendar que deben estar siempre en vigilancia, así no requieran tratamiento constante.

Equipo clave en el tratamiento de pacientes con mieloma múltiple

A su vez, el tratamiento no funcionaría sin el apoyo de un equipo multidisciplinario de diferentes profesionales de la salud como el oncólogo, el hematólogo, el médico internista, la psicóloga, entre otros tantos, en los que el doctor Víctor Gordo resaltó la función de las enfermeras oncólogas.

“Este team de múltiples disciplinas es esencial para el bienestar del paciente, nadie es dueño del conocimiento absoluto, y este es un tipo de enfermedad que, como comentamos anteriormente, afecta diferentes órganos. Es decir, que esto requiere no solo la función de los subespecialistas que tratamos esta condición, sino que, como siempre digo, el médico internista es el coordinador de esa orquesta y es clave mantener la comunicación de lo que está pasando con los demás especialistas”, resaltó el Dr. Sixto Pérez.

En cuanto al apoyo psicológico para el paciente con mieloma múltiple, la doctora Regina Melchor, psicóloga clínica asegura que dentro de la primera etapa lo más importante es conocer el apoyo familiar que tiene la persona, pues no es fácil vivir con esta enfermedad. Además, agrega que emocionalmente la persona se siente vulnerable, por lo que resalta la importancia del equipo de especialistas de la salud en el tratamiento del paciente con mieloma múltiple, como por ejemplo las enfermeras y trabajadoras sociales.

Finalmente, el doctor Víctor Gordo concluyó en la mayoría de los pacientes con mieloma múltiple, después del trasplante de médula ósea, puede tener calidad de vida y estar estables; además destacó los procedimientos de radiología intervencional para mejorar el nivel de dolor para quienes padecen esta enfermedad.


Artículos Relacionados