Importancia de la cirugía micrográfica de Mohs para evitar la reincidencia del cáncer

Este tipo de cirugía ha permitido tener una ventaja, pues se extrae el tejido comprometido evitando que se presente reincidencia.

Pedro Felipe Cuellar

    Importancia de la cirugía micrográfica de Mohs para evitar la reincidencia del cáncer

    El cáncer de piel es uno de los temas que más se resaltan cada verano, ya que la mayoría de los espacios vacacionales requieren exposición a los rayos ultravioleta, por lo que desde siempre se han recomendado el uso de bloqueador solar, buena hidratación y sobre todo reducir la cantidad de tiempo de exposición. 

    La palabra cáncer viene con una carga social y un imaginario colectivo que se asocia con perdida, dolor y muerte; aunque actualmente se han desarrollado tratamientos y formas de diagnóstico que permiten optimizar el tiempo de respuesta y garantizan vida para los pacientes.

    "En Puerto Rico gracias a Dios el melanoma no es tan común como en Estados Unidos, pero todo es una relación, aunque no tengas tez clara, si te expones lo suficiente al sol vas a desarrollar cáncer", afirma el Dr. Hiram Ruiz, Dermatólogo Especializado en cirugía de Mohs, en entrevista con la Revista de Medicina y Salud Pública

    Existen tres tipos de cáncer de piel que son los más conocidos y que actualmente tienen prevalencia Carcinoma vaso celular, Carcinoma de células escamosas y Melanoma.

    Carcinoma Vaso Celular 

    Este tipo de cáncer de piel más común, que no debe hacer metástasis este solamente afecta las estructuras y órganos cercanos a donde es el punto de partida, pero no se extiende al resto del cuerpo, para poder realizar el proceso de metástasis, este debe pasar muchos años en el cuerpo sin tratamiento, o podría suceder en pacientes que tienen su sistema inmune demasiado comprometido. 

    Carcinoma de células escamosas

    Adquiere este nombre debido a que la lesión el tumor tiene escamas, en este caso, cuando el tumor supera cierto diámetro, tiene mayor posibilidad de metastatizar, en este tipo de cáncer mueren un mayor porcentaje de adultos mayores, por lo que presenta una mortalidad más alta que el mismo melanoma. 

    Melanoma 

    Este tipo de cáncer es el más conocido y asociado a mayor riesgo, debido a su forma de lunar, pero a su vez presenta menor incidencia debido a que es poco común y se desarrolla más en pacientes jóvenes; si es tratado a tiempo se puede lograr una remisión, pero si no se detecta a tiempo puede metastatizar y acabar con la vida del paciente. 

    En Puerto Rico, se presenta una menor incidencia de casos de Melanoma en comparación con Estados Unidos, mientras la piel tenga mayor melanina, más será el factor natural de protección, es así que las personas ´pelirrojas´ presentan un mayor factor de riesgo, debido a que su melanina se considera defectuosa, ya que no hay una protección a la piel natural, y su exposición prolongada a los rayos del sol puede desarrollar algún tipo de cáncer.  

    Existen diferentes factores riesgo que se presentan, hay desde factores genéticos, infecciosos (VPH, VIH...), familiares, pero siempre el factor principal será la exposición al sol vs. pigmentación del paciente. 

    Es importante tener en cuenta que ante cualquier sospecha lo mejor es acudir al especialista, y destacar sobre todo si se presentan heridas que a pesar de generar postillas al tejido temporal, no sanan y se repite una y otra vez el proceso. Hay que tener en cuenta, que cualquier lunar que inicie un proceso de crecimiento asimétrico y que no tenga parecido con el resto de los lunares del paciente es un factor de análisis. 

    Cirugía micrográfica de Mohs 

    Con este tipo de procedimiento el médico a su vez puede cumplir la misión de cirujano y patólogo para así lograr garantizar una ventaja sobre el cáncer.

    "Es la forma más efectiva de tratar el cáncer de piel, no es la única, casi siempre se reserva para tumores en cabeza y cuello, tumores que no tienen los borden bien definidos, o tumores que en otro método no han funcionado y ha recurrido", sostiene el Dr. Ruiz. 

    Ya que este procedimiento garantiza que durante el proceso en sí, se logre sacar la cantidad de tejido comprometido con una gran efectividad, dado que en ese mismo instante permite verificar si la composición del tejido extraído y si presenta una raíz o celular que no se vea a simple vista. Garantizando que el paciente que entra en remisión no tenga una recurrencia, debido a que se hace en el margen correcto.

    Vea el programa completo:





    Mas noticias de Oncología-Hematología