Hospital Oncológico Dr. Isaac Martínez inaugura técnica intraoperatoria en Puerto Rico

El Hospital Oncológico Dr. Isaac González Martínez es el primer hospital de Puerto Rico y el Caribe en tener esta técnica para tratar el cáncer de seno.

Yolimarian Torres, Valentina Díaz

    Hospital Oncológico Dr. Isaac Martínez inaugura técnica intraoperatoria en Puerto Rico

    "En Puerto Rico, nos encontramos con muchas pacientes que, siendo candidatas para conservar el seno, escogen la mastectomía porque no tienen los recursos para recibir radioterapia por varias semanas", así lo indicó el radioterapeuta Julio Díaz Padilla, quien, junto a la cirujana Edna Mora Piñero, son los únicos médicos certificados actualmente en Puerto Rico para realizar este procedimiento.

    La intraoperative radiotherapy (IORT, «radioterapia intraoperatoria») con el dispositivo Intrabeam® en pacientes seleccionadas con cáncer de mama permite un tratamiento corto y preciso durante la cirugía conservadora sobre el lecho tumoral in situ.

    El cáncer de mama es el tipo de cáncer más diagnosticado en las mujeres puertorriqueñas y continúa siendo la principal muerte por cáncer en esta población. Su prevalencia es del 30 % y el Departamento de Salud estima que 1 de cada 10 mujeres en Puerto Rico es diagnosticada con esta enfermedad.

    Por esa razón, la llegada de esta nueva forma de administrar radioterapia conocida como Intrabeam, la cual se administra a las pacientes candidatas a conservar el seno durante la cirugía de remoción parcial. Este proceso evita que las pacientes tengan que recibir radioterapia externa por cuatro a seis semanas en una unidad de radioterapia.

    El radioterapeuta Julio Díaz Padilla durante uno de los procedimientos. Foto: Cortesía del Hospital Oncológico Isaac Martínez González.
    Equipo de profesionales de la salud encargados del proceso quirúrgico. Foto: Cortesía del Hospital Oncológico Isaac Martínez González.
    Revisión de la cirugía por parte del equipo de médicos. Foto: Cortesía del Hospital Oncológico Isaac Martínez González.

    "Hay diferentes técnicas, pero la que estamos administrando en Puerto Rico es diferente porque utiliza una esfera que se introduce en el área de la lumpectomía, que es la remoción parcial del seno", indicó la Dra. Edna Mora, cirujana especializada e investigadora del Hospital Oncológico Dr. Isaac González Martínez. 

    Respecto al uso, recalcó que la esfera tiene distintos tamaños, permitiendo abordar los distintos tamaños de tumor. "En todos los casos, se evalúa si la enfermedad se ha movido del seno a la axila. Esta información es importante para que el oncólogo pueda establecer la terapia sistémica adecuada. En los casos que hemos realizado, el dolor postoperatorio ha sido mínimo", aseguró la doctora Mora.

    Entre los datos a destacar se encuentran:

    *La radioterapia intraoperatoria Intrabeam ha sido diseñada para pacientes con cáncer de seno invasivo y pre invasivo en etapas 1 y 2. 

    *El tumor no puede medir más de tres centímetros de diámetro y no debe haber nódulos palpables en las axilas. 

    *Las pacientes con implantes, biopsias previas negativas o con cáncer en ambos senos pueden ser elegibles al tratamiento. 

    *Por el contrario, pacientes que ya hayan tenido radioterapia externa en el seno donde ahora tienen otra malignidad, así como pacientes que tengan más de un foco de cáncer en diferentes áreas del seno o padezcan de alguna enfermedad colágena, no son candidatas para este tratamiento. 

    *El procedimiento tampoco puede ser utilizado en hombres por el tamaño pequeño del seno masculino.

    El Dr. Díaz Padilla indicó que en en el caso específico de pacientes con enfermedad cardiaca y cáncer del seno izquierdo, la radioterapia intraoperatoria puede evitar el posible efecto que la radioterapia externa podría causar al corazón. 

    "En otros casos, aproximadamente del dos al cinco por ciento, la patología final después de recibir el tratamiento en sala de operaciones puede indicar que microscópicamente los bordes de la lumpectomía tienen enfermedad. Si eso sucede, la radioterapia intraoperatoria sería equivalente a dos semanas de radioterapia externa y el tratamiento se complementará con cuatro a cinco semanas de radioterapia adicional", explicó el doctor Díaz Padilla.

    Estudios avalan la técnica 

    Los estudios a largo plazo sobre esta radioterapia intraoperatoria con respecto a recurrencia y sobrevida de las pacientes son comparables a los resultados con radioterapia externa. 

    Aunque existen otras técnicas de radioterapia intraoperatoria utilizando medios como tubos, los estudios comparables han demostrado que Intrabeam tiene resultados iguales a las radioterapias externas desde el punto de vista oncológico y estético, mientras que otras técnicas arrojan resultados oncológicos moderadamente efectivos y pobres resultados estéticos.

    Sobre la recurrencia, la doctora Mora explicó que, si la paciente que recibe radioterapia intraoperatoria eventualmente tiene una lesión nueva en el mismo seno, se le puede aplicar la técnica nuevamente y no tiene que recibir radioterapia externa. En la actualidad, las pacientes que reciben radioterapia externa y desarrollan una recurrencia o nueva lesión deben tratarse quirúrgicamente con mastectomía.

    ¿Qué ventajas trae este procedimiento?

    Esta terapia necesita de una sola dosis, a diferencia de la radioterapia externa que necesita una gran cantidad de dosis. Por medio de su única intervención se puede controlar la enfermedad a largo plazo y evitar el riesgo de recurrencia. Como bonus, el resultado estético es muy bueno, ya que se preserva lo que hace el cirujano.

    El Dr. Julio Díaz resalta que a través de la Intraoperative radiation therapy, "disminuimos grandemente la dosis de radiación al corazón en casos de cáncer de mama en el seno izquierdo y disminuimos a 0 la dosis en los pulmones".

    Asimismo, el especialista también explica que una de las ventajas es la máquina, ya que al tener un aplicador cilíndrico y rígido, "la conformidad de la dosis, nosotros llamamos la dosimetría, la isodosis y el gradiente de dosis que se le da a la paciente es prácticamente exacto a lo que se prescribe", lo cual permite reducir la cantidad de radiación que recibe la paciente en sus tejidos que no deben ser radiados.

    Vea el programa completo: 


    Mas noticias de Oncología-Hematología