Esta sería la vacuna que podría revolucionar el tratamiento del cáncer

Las vacunas de ARNm ayudarían a millones de pacientes que luchan contra el cáncer en el mundo.

Pedro Felipe Cuellar

    Esta sería la vacuna que podría revolucionar el tratamiento del cáncer

    Los investigadores de BioNTech y Moderna estaban trabajando en vacunas contra el cáncer antes de la pandemia y utilizaron esta experiencia para ayudar a desarrollar una vacuna contra el SARS-CoV-2, ahora, a medida que la vida comienza a volver a la normalidad, se ha reanudado la producción de vacunas contra el cáncer de ARNm. 

    A diferencia de una vacuna regular, cuyo objetivo es aumentar su inmunidad a una enfermedad antes de que se infecte, las vacunas contra el cáncer están diseñadas para provocar una respuesta inmunitaria frente a un tumor existente y se personalizan para cada paciente.

    Las células individuales dentro de un tumor contienen una variedad diversa de mutaciones, lo que hace increíblemente difícil encontrar una cura general. 

    Por lo tanto, es probable que un enfoque personalizado sea el futuro del tratamiento del cáncer, y las vacunas de ARNm están allanando el camino. 

    ¿Cómo funcionan las vacunas contra el cáncer?

    El proceso comienza con la extracción de una biopsia del tumor del paciente, seguido de la secuenciación para detectar cualquier mutación genómica que pueda ser responsable del cáncer. Posteriormente, se usa un algoritmo para clasificar estas mutaciones en orden de importancia, de modo que se pueda producir una secuencia de ARNm para atacar específicamente la raíz del cáncer

    Una vez inyectada en el paciente, la secuencia de ARNm es captada por células dendríticas que traducen el código en antígenos específicos del tumor. Estos se presentan a las células T, provocando una respuesta inmune contra las células cancerosas que sobreexpresan estos antígenos. Esto ofrece un mecanismo muy específico para la degradación de los tumores cancerosos, disminuyendo la gran cantidad de efectos secundarios comunes con las inmunoterapias utilizadas actualmente.

    El desafío de introducir de forma segura el ARNm

    Sin embargo, hubo problemas con este enfoque: el ARNm es una molécula notoriamente inestable y, por lo tanto, diseñar una vacuna basada en esta química ha resultado ser un desafío. Para superar esto, los investigadores realizaron cambios en la columna vertebral del ARNm, incluidos nuevos análogos de caperuza, optimizaciones de codones y modificaciones de nucleósidos, lo que aumentó la estabilidad general de la molécula. 

    Los investigadores aún se enfrentaban al desafío de introducir de forma segura el ARNm en el interior de las células sin su degradación. La solución fue insertar las moléculas de ARNm en nanopartículas lipídicas, que puede eludir los mecanismos de defensa del sistema inmunitario. 

    Otra modificación clave incluye el uso de nucleósidos alternativos, que no alteran la función del ARNm, pero le permiten evadir casi por completo las respuestas inmunitarias. Estos cambios estructurales y de formulación han significado que el ARNm ahora se puede administrar de manera fácil y segura. 

    Como se observó durante la pandemia, obtener la aprobación de las vacunas para uso público puede ser un proceso largo debido a las estrictas regulaciones. 

    Limitaciones de las vacunas ´personalizadas´ contra el cáncer 

    Esto plantea un problema importante para el desarrollo de vacunas personalizadas, ya que cada vacuna tendría que someterse a meses de ensayos clínicos, lo que no es factible cuando la vacuna se personaliza para el paciente individual.

     Cabe mencionar que, BioNTech ha recibido una designación de "vía rápida" con la FDA para uno de sus tratamientos de melanoma basados en ARNm y es probable que las futuras vacunas sigan un protocolo similar, lo que permite que el proceso de biopsia a vacunación sea cuestión de unas pocas semanas.

    Si se aprueban y popularizan, las vacunas contra el cáncer de ARNm podrían revolucionar el tratamiento del cáncer y transformar la vida de millones. El potencial de esta terapia es muy emocionante y definitivamente es algo a tener en cuenta en los próximos meses.

    Fuente consultada aquí.

    Mas noticias de Oncología-Hematología