Cáncer de seno: alternativas quirúrgicas para la reconstrucción mamaria

La cirugía hace parte, en muchas ocasiones, del tratamiento de cáncer de seno. Conocer cuáles son las opciones, puede darle un parte de tranquilidad a los pacientes.

Luisa María Rendón Muñoz

    Cáncer de seno: alternativas quirúrgicas para la reconstrucción mamaria

    Uno de los temores de las mujeres que llegan a padecer cáncer de seno, es pensar que pueden perder alguno de sus senos. Sin embargo, aunque es una de las opciones, también existen cirugías que pueden ayudar a reconstruirlo, pero ¿todas las pacientes son aptas para este procedimiento? 

    En el marco del mes de concienciación de la lucha contra el cáncer de seno, expertos en esta especialidad, junto con la Revista de Medicina y Salud Pública, brindaron información sobre los distintos puntos que conciernen al cáncer de mama, donde la Dra. Viviana Negrón aseguró que la intervención quirúrgica era parte esencial del tratamiento de esta condición. 

    Sin embargo, no todas las pacientes van a requerir cirugía, pues esto dependerá del estadío de la enfermedad y la prognosis. 

    Ahora bien, si se determina que sí puede ir a cirugía, hay dos opciones para tratar a las pacientes, aunque, nuevamente, hay restricciones para algunas de estas alternativas.

    Opciones de cirugía  

    • Salvar el seno: Esto se puede lograr con una mastectomía parcial o también llamada lumpectomía. En esta se busca tener márgenes negativas, extrayendo el tumor y esperando que este no haya tocado el margen de contagio. 

    • Quitar el seno totalmente: Esto se realiza por medio de una mastectomía. Puede estar asociada a una reconstrucción de seno, y dependerá de las condiciones del paciente, del tumor y de lo que quiera el paciente. 

    Cáncer en la axila 

    La doctora Viviana asegura que la cirugía en las axilas se puede llevar a cabo, dependiendo de cómo esté la enfermedad; de ser candidata para cirugía, la paciente podrá tener estas dos opciones. 

    • Hacer un nódulo centinela: Esta consiste en extirpar solo el ganglio(s) debajo del brazo a donde el cáncer probablemente se extendería primero. Extraer solo uno o algunos ganglios linfáticos disminuye el riesgo de efectos secundarios de la cirugía, como hinchazón del brazo, lo que también se conoce como linfedema.

    • Disección de ganglios linfáticos axilares (ALND): el cirujano extirpa muchos ganglios linfáticos (generalmente menos de 20) debajo del brazo. 

    La disección de ganglios linfáticos axilares, era una práctica que se utilizaba desde hace varios años. "Ahora hay algo que se llama disección limitada, que es un híbrido de las dos opciones, que combina el nódulo centinela y la disección, pero aún está  bajo estudio", agrega la doctora Viviana.  

    ¿La cirugía es la primera opción de tratamiento? 

    Dependerá en primera instancia de cómo esté la enfermedad. Puede que la paciente primero haya pasado por quimioterapia, radioterapia y como última opción esté la cirugía. Además, también depende en cierta medida de lo que desee la paciente, por ejemplo, si es para una reconstrucción mamaria. 

    "Combinar algo para el seno y algo para la axila, es algo que se discute entre el paciente y el cirujano y depende de las características del tumor, cuanta enfermedad hay en el seno, qué quiere hacer la paciente con su seno", agrega la doctora Negrón. 

    Por otro lado, la doctora también asegura que en la mayoría de los casos se puede realizar cirugía, salvo quienes tienen metástasis distal. A estos pacientes hay que examinar qué tipo de tratamiento es más conveniente. 

    "En punto de estos tratamientos es mejorarle la vida a alguien, no acortarle la vida a alguien", concluye la doctora. 


    Mas noticias de Oncología-Hematología