Nueva esperanza para los pacientes que desarrollen cuadro clínico grave por COVID-19 en Puerto Rico

Nueva esperanza para los pacientes que desarrollen la infección por coronavirus en estadios graves.

Medicina y Salud Pública


Nueva esperanza para los pacientes que desarrollen cuadro clínico grave por COVID-19 en Puerto Rico

Eduardo Najar
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Nueva esperanza para los pacientes que desarrollen la infección por coronavirus en estadios graves

Y es que el desarrollo científico que se está llevando a cabo en territorio boricua podría resultar en el desarrollo de nóveles tratamientos gracias al esfuerzo de un grupo de investigaciones moleculares que se están trabajando respecto al origen de complicaciones por el SARS-CoV-2 en fases dos y tres de estudio.

Esto representa el inicio para que diversos laboratorios y farmacéuticas quieran y puedan invertir en la destreza de científicos y médicos boricuas.

En entrevista con la revista Medicina y Salud Pública (MSP), el doctor Álvaro Aranda, neumólogo, explicó que la labor de la isla es parte de un acuerdo científico con entidades en los Estados Unidos. 

“Como parte de un acuerdo mutuo de entidades se están corriendo varios estudios en pacientes COVID, donde se tiene como centro de investigación el ámbito molecular. Esto se realiza como alternativa ante la ausencia de un tratamiento efectivo, pues se está usando Remdesivir  que se aprobó como fármaco de emergencia y ahora está como primera medicina, pero este es un antiviral y su potencia no es muy alta. Estas moléculas que comentaba (...) están en desarrollo y son oportunidades de investigaciones con las que buscamos tratar este patógeno que está afectando el mundo. Dentro de estos estudios existen varias compañías trabajando, recientemente terminamos un estudio de una molécula para detener el proceso inflamatorio que desarrolla el COVID, pues no existe un método o mecanismo que actúe frente a esto, se usa como alternativa varios tipos de cortisona pero no es totalmente efectivo, estos estudios son fase 2 que por primera vez se llevan a cabo en humanos”, celebró el doctor. 

Estudios que se llevan a cabo

Los estudios que se llevan a cabo esta orientados en el sistema respiratorio y cómo prevenir aquellos procesos inflamatorios que son causados por el patógeno del SARS-CoV-2, los investigadores estiman hallar aquella fórmula para evitar que el contagio por el nuevo virus pueda originar graves complicaciones en un individuo y se estima poder tratar directamente el problema a nivel molecular.

“Acabamos de terminar un estudio de una molécula muy interesante que trabaja a nivel de la membrana del virus y posteriormente en dos semanas iniciaremos con una nueva investigación de otro factor molecular que estabiliza la membrana del endotelio (cobertura del sistema circulatorio), pues el proceso final del procedimiento inflamatorio en pacientes COVID es como una tormenta que ocurre parecida a la sepsis y esta molécula estabiliza el endotelio y evita que se cuelen líquidos dentro del pulmón y no se afecte e iniciará en dos semanas. En tres a cuatro semanas se estima otro estudio donde una molécula puede inhibir el cambio que ocurre en las membranas del tejido pulmonar, donde comienza el proceso inflamatorio, estos estudios son fase 2 y algunos serán fase 3; las datas del primer estudio aún se están analizando (...)” detalló el especialista.

Moléculas a estudiar

Los estudios moleculares están enfocados en la prevención de aquellos escenarios graves que podría provocar el COVID19. Existen 4 estudios específicos en Puerto Rico que están siendo capitaneados por el doctor Aranda.

“Existen más de 3.000 moléculas en estudios en este momento y 500 investigaciones en Estados Unidos. Nosotros tenemos 4 estudios moleculares diferentes para COVID. Escogí un mecanismo de cada uno con el fin de que los estudios no compitan entre sí, uno en la fase temprana inflamatoria y otra en la pulmonar y trabajaremos a mediados de Diciembre el inhibidor del proceso de replicación viral para prevención de la infección” sostuvo el especialista.

“No tenemos cómo detener aquellas complicaciones pulmonares de los pacientes crónicos o que tienen una enfermedad base de esta índole, es por eso que, estas moléculas nos dan una oportunidad de tratarlas, si estos estudios resultan y son beneficiosos se aprobarán y será magnífico y una oportunidad de salvar vidas. Estamos estudiando pacientes de 21 años en adelante y en la mayoría de investigaciones se tiene en cuenta a esta población, excepto el estudio del endotelio donde se tienen en cuenta pacientes de 50 años hasta los 85, un criterio para que sean voluntarios es que presenten un compromiso pulmonar significativo. Hasta el momento no han habido complicaciones en los pacientes”, concluyó el Dr. Aranda.


Artículos Relacionados