Pruebas diagnósticas de prediabetes: clave ante la alta prevalencia en Puerto Rico

Para la especialista es importante saber identificarla y realizar cambios de hábitos para combatirla.

Alexander Triana Yanquén

    Pruebas diagnósticas de prediabetes: clave ante la alta prevalencia en Puerto Rico

    Según organizaciones como la OMS y la OPS, la diabetes es considerada la tercera causa de muerte en el mundo. Por su parte, la data de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, aseguran que más de 37 millones de personas en los Estados Unidos tienen diabetes, y lo más grave es que aproximadamente el 95 % de ellos no saben que padecen diabetes tipo 2, por lo tanto no reciben asistencia profesional o tratamiento.

    Conversamos en nuestro programa: Expertos en Salud, con la doctora Mónica Santiago, quien es endocrinóloga de profesión, y nos explicó sobre la importancia que hay tras la prediabetes y la diabetes, los tratamientos y diferencias puntuales de esta patología que tiene una va en aumento en Puerto Rico. 

    Características de la diabetes

    Para empezar, es importante dejar claro lo que tiene de particular la diabetes tipo 1 y tipo 2. En la primera hablamos que el paciente necesita de insulina porque hay un fallo en el páncreas. La tipo 2 se adquiere con los años y se debe a una mala alimentación, pero contrario a la anterior, el páncreas funciona, salvo que hay una resistencia a la insulina y el organismo guarda o produce altos niveles de azúcar. Además, también está la diabetes gestacional, que ocasionalmente se presenta en mujeres embarazadas. 

    La prediabetes es causada cuando el cuerpo tiene problemas con la insulina, que es una hormona que ayuda para que la glucosa entre a las células y estas tengan energía, que posteriormente se consumirá. De aquí, se presentan dos problemas: resistencia a la insulina o que el cuerpo no pueda producirla. 

    A su vez, esto puede derivar en complicaciones más serías afectando: el sistema cardiovascular, y el sistema nervioso (accidentes cerebrovasculares). Dichas afectaciones serían la enfermedad renal, retinopatía (daño ocular que puede incluir la pérdida de la visión) e incluso, es posible que el paciente tenga que ser amputado de una de sus extremidades. 

    Cómo se diagnóstica la Prediabetes

    Teniendo claro esto, como su nombre lo indica: la prediabetes suele darse antes de la diabetes. Para diagnosticarla se hacen una serie de exámenes similares a los que determinan la diabetes como tal, considerando la sintomatología del paciente. La doctora Santiago nos explica que hay dos pasos fundamentales para diagnosticar si hay o no presencia de diabetes y el grado en el que se encuentra. 

    • Prueba de glucosa plasmática en ayunas (GPA): la cual mide el azúcar en la sangre en un solo punto en el tiempo. Los resultados de la prueba se dan en mg / dL (miligramos por decilitro): un nivel normal es 99 o inferior, prediabetes es de 100 a 125, diabetes tipo 2 es 126 y superior.

    • Prueba de A1c: que mide su nivel promedio de azúcar en la sangre en los últimos 3 meses. Los resultados se dan como un porcentaje; cuanto mayor sea el porcentaje, mayores serán sus niveles de azúcar en la sangre (un nivel normal está por debajo del 5,7%, prediabetes es entre 5.7 a 6.4%, diabetes tipo 2 está por encima del 6.5%).

    Detección: pruebas y dictamen 

    Para empezar, al paciente se le hace una prueba en ayunas, esto quiere decir que no ha consumido alimentos en un período de al menos ocho horas: "se le hacen laboratorios aleatoriamente y en dado caso que se encuentre que tiene el azúcar en ayunas en 102, o que la glicosilada está en 5,9; y que ese azúcar esté entre 100 y 125, eso es prediabetes", explica Santiago.

    Sin embargo, cuando la doctora se refiere a la puntuación de hemoglobina glicosilada, deja claro que depende de un rango mayor y menor: "También es prediabetes cuando se define que tenga una glicosilada entre 5,7 y 6,5; porque más de 6,6 ya es diagnóstico de diabetes, y un azúcar en ayunas de más de 126 ya es diagnóstico de diabetes", explica. 

    Además de estos laboratorios, se hace una prueba de tolerancia oral a la glucosa (PTOG), en donde se suministra al paciente 75 gramos de glucosa y a las dos horas se realiza la prueba: "entre 140 y 190 se considera como prediabetes, si ya es de más de 200, su diagnóstico de diabetes", afirma la endocrinóloga.

    Como se puede observar, la diferencia que arroja el diagnóstico es apenas de un punto entre la prediabetes y la diabetes, según los laboratorios y las nominaciones de los exámenes. No obstante, se debe hacer hincapié en que el paciente puede llegar a presentar síntomas incluso antes de la prediabetes, según diferentes especialistas. 

    ¿Las personas que entran en esta etapa de prediabetes, van a desarrollar diabetes?

    Este es un interrogante que suelen hacerse muchos pacientes cuando el especialista les asegura que está presentando prediabetes. Frente a este escenario, la doctora Santiago explica que no es así necesariamente: "Yo siempre le digo a los pacientes que la prediabetes es la lucecita amarilla del semáforo, nos podemos quedar allí, pasar a la verde que es ya no tener diabetes, o podemos pasar a la lucecita roja que ya se convirtió en tener diabetes", asegura la experta.

    A lo largo de su experiencia, la doctora Santiago comenta que ha visto todo tipo de casos en los cuales destaca el compromiso de los pacientes para el manejo de su condición: "he tenido pacientes que son muy obedientes y se mantienen muchos años en su prediabetes; pero tengo otros que siguen consumiendo lo que no deben consumir y los estilos de vida no son los mejores, por lo tanto se convierten ya en pacientes diabéticos", dice. 

    Es importante comprender que en etapas tempranas, la prediabetes se puede tratar y darle manejo para reducir los riesgos de escalar a una diabetes. Los cambios de hábitos alimenticios, la actividad física, son esenciales en la prevención. 

    Signos y síntomas

    La sintomatología es clave para identificar la prediabetes o diabetes, pero hay pacientes que desconocen por completo esto. Tenga en cuenta que una de cada tres personas tienen prediabetes, según la OMS, y es más común en: personas con sobrepeso, mayores de 45 años, con antecedentes familiares, sedentarios, con problemas de presión arterial alta y colesterol alto, con algún síndrome metabólico y en el caso de las mujeres, si ha tenido diabetes gestacional o tiene síndrome de ovario poliquístico. 

    "Muchos estudios dicen que ya cuando el paciente está prediabético, puede presentar los síntomas de complicaciones de la diabetes. Están las complicaciones macrovasculares y las microvasculares. De hecho, cuando estaba en el Recinto de Ciencias Médicas, hice un research de pacientes que llegaban con neuropatías y muchas veces se le hacía la prueba de tolerancia al azúcar y estaban prediabéticos; es decir que ya se presenta el paciente con complicaciones", asegura Santiago. 

    Es importante que la población lo entienda porque se vuelve vital el cuidado y mantener el nivel de azúcar estable para que no ocurran complicaciones

    ¿Un paciente prediabético tiene lugar para tratamiento con fármacos?

    Afirma la endocrinóloga que este tema tiene sus disyuntivas, hay dos visiones en tanto al tratamiento de los pacientes prediabéticos y algunos profesionales tratan a los pacientes en esa etapa, otros no. "Personalmente los trato, y dependiendo: si el paciente es obeso, es fumador, o tiene otros factores de riesgo, si tiene un fasting (GPA) por ejemplo que está prediabético, más las dos horas (PTOG) le sale la prediabetes, yo lo trato", comenta.

    En tanto a los tratamientos, estos varían conforme a cada paciente y los cuadros de signos y síntomas que presenta. Asimismo, los niveles de azúcar que tiene en la sangre: "según las últimas guías que realizó la Sociedad Americana de Endocrinólogos, se establece un algoritmo y el tratamiento va a depender; porque el paciente me dice ´pero doctora, ¿voy a empezar desde ya con insulina si me acaban de diagnosticar con la condición?´, y no todo el tiempo, eso depende de los valores de la glicosidad que tenga el paciente. No es lo mismo una glicosidad de 7 %, versus una sobre 10 %", explica.

    Concluye la endocrinóloga que es vital el compromiso del paciente y la conciencia de este frente al hecho que no se puede descuidar y ser diagnosticado con prediabetes, es de atención. Es necesario que el paciente haga cambios en su estilo de vida, en su alimentación y así podrá prevenir complicaciones

    Vea el programa completo acá:

    Mas noticias de Endocrinología-Diabetes