Cenar tarde aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2, advierten investigadores

Los resultados sugieren que las personas no deben comer dentro de las 2 horas antes de acostarse.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Cenar tarde aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2, advierten investigadores

    "Descubrimos que comer tarde alteró el control del azúcar en la sangre en todo el grupo", así lo anunció la autora principal Marta Garaulet, quien agregó que la investigación confirmó que cenar cerca de la hora de acostarse se asocia con una menor secreción de insulina y una menor tolerancia a la glucosa, lo que aumenta el riesgo de diabetes tipo 2

    "Este control alterado de la glucosa se observó predominantemente en portadores de variantes de riesgo genético, que representan aproximadamente la mitad de la cohorte", dijo Garaulet, profesora de fisiología y nutrición de la Universidad de Murcia, España.

    "En comedores tardíos naturales [en España], simulamos el momento de la cena temprana y tardía mediante la administración de una bebida de glucosa y comparamos los efectos sobre el control del azúcar en la sangre durante 2 horas", agregó la Dra. Richa Saxena, investigadora principal del Centro de Genómica. Medicina en el Hospital General de Massachusetts, Boston.  

    El estudio también comparó los resultados en portadores y no portadores de la variante del alelo G del gen del receptor de melatonina, apuntó Saxena, en un comunicado de prensa del hospital.

    "Este control alterado de la glucosa se observó predominantemente en portadores de variantes de riesgo genético, que representan aproximadamente la mitad de la cohorte", añadió Garaulet. 

    Los resultados del estudio "pueden ser importantes en el esfuerzo por prevenir la diabetes tipo 2", según el coautor principal Frank AJL Scheer, director del Programa de cronobiología médica en el Hospital Brigham and Women's de Boston, Massachusetts.

    "Nuestros hallazgos son aplicables a aproximadamente un tercio de la población en el mundo industrializado que consume alimentos cerca de la hora de acostarse, así como a otras poblaciones que comen por la noche, incluidos los trabajadores por turnos, o aquellos que experimentan desfase horario o trastornos alimentarios nocturnos, así como aquellos que usan suplementos de melatonina de forma rutinaria cerca de la ingesta de alimentos", dijo Scheer. 

    "En particular, nuestro estudio no incluye a pacientes con diabetes, por lo que se necesitan estudios adicionales para examinar el impacto del horario de las comidas y su vínculo con la melatonina y la variación del receptor en pacientes con diabetes", dijo Scheer.

    Los hallazgos, del estudio cruzado aleatorio MTNR1B SNP*Food Timing Interaction on Glucose Control ( ONTIME-MT ), se publicaron recientemente en Diabetes Care.

    La melatonina juega un papel clave en el metabolismo de la glucosa

    La melatonina, una hormona liberada principalmente por la noche que ayuda a controlar el ciclo de sueño y vigilia, normalmente aumenta alrededor de 2 horas antes de acostarse, explican los investigadores.

    El descubrimiento de MTNR1B como un gen asociado a la diabetes tipo 2 "sugiere que más allá del sueño y la regulación circadiana, la melatonina desempeña un papel clave en el metabolismo de la glucosa", señalan.

    Sin embargo, es controvertido si la melatonina mejora o perjudica el control de la glucosa, y el efecto de los genotipos MTNR1B sobre el control de la glucosa no está claro.

    Fuente consultada aquí.


    Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad de Los Andes, Táchira, Venezuela. Locutora Certificada por la Universidad Central de Venezuela. Redactora de Medicina y Salud Pública.

    Mas noticias de Endocrinología-Diabetes