Alta incidencia de diabetes pediátrica tipo 2 se podría considerar un problema de salud pública

"Esos cuerpos no están suficientemente maduros para bregar con una diabetes tipo 2", advierte la especialista.

Alexander Triana Yanquén

    Alta incidencia de diabetes pediátrica tipo 2 se podría considerar un problema de salud pública

    Las tasas sobre diabetes en Puerto Rico son alarmantes, recientemente se conoció un estudio del laboratorio Abarth Health, en conjunto con la Asociación Puertorriqueña de diabetes en el que se reveló que cerca de la mitad de la población (48 %) tienen o podrían tener diabetes en la isla. 

    Concretamente, el estudio refiere que el 20 % de la población padece la enfermedad y el 28 % restante son pacientes con prediabetes, con una alta incidencia en la población infantil y adolescente. 

    En entrevista exclusiva para la Revista de Medicina y Salud Pública, conversamos con la Dra. Margarita Ramírez Vick, directora del Departamento de Endocrinología del del Recinto de Ciencias Médicas, sobre este hecho y asegura que "estamos viendo mucha más obesidad y sedentarismo en los niños". 

    Un problema generacional

    Asegura la experta que: "el problema que se está viendo es que estos niños que empiezan con diabetes tipo 2, en la infancia o adolescencia temprana, desarrollan complicaciones de la diabetes mucho más temprano (...) Esos cuerpos no están suficientemente maduros para bregar con una diabetes tipo 2", dice. 

    Dichas complicaciones van en aumento y explica Martínez que afecta directamente a las siguientes generaciones: "vamos a tener una generación completa de muchachitos que no van a llegar a los 50 años, o van a llegar en diálisis, con amputaciones (...) es bien triste. Es bien serio y que los padres no se dan cuenta de la magnitud del problema, y los niños que lleguen van a estar incapacitados, que es lo peor, no van a poder llevar una vida activa normal ni tener productividad", afirma.

    Esto se podría ver directamente como un problema de salud pública al que las autoridades y la población en general deben prestar atención. 

    ¿Por qué se está viendo la incidencia en la población infantil?

    Explica la doctora Martínez, que tiene que ver con los cambios culturales, asegurando que antes la población era más activa y ahora, la evidencia muestra que la población infantil y adolescente están expuestos y sometidos a los dispositivos móviles, y redes sociales que limitan que sean proactivos. 

    "En la época de nosotros, uno siempre estaba en la calle, las mamás tenían que a las cinco de la tarde, pegar tres gritos para que se entrase a comer. Eso no es algo que vemos de momento... Ahora mismo los niños hacen todo por los celulares, por los juegos de mano, no hay actividad física, aparte que la dieta que estamos llevando en la actualidad, sabemos que es terrible", asegura Martínez.

    ¿Responsabilidad de los padres?

    Data de la Asociación Americana de Diabetes, se estima que alrededor de 600 mil personas sufren un tipo de diabetes en Puerto Rico, y más de la tercera parte de estos pacientes son de diabetes tipo 2.

    "Desgraciadamente los padres, tú ves cómo los están llevando a los burgers king, a ese tipo de sitios después de que salen de la escuela, entonces hace que estos niños desarrollen una obesidad, que los lleva a la diabetes tipo 2 ", enfatiza Martínez.

    Ahora, es importante mencionar que la diabetes tipo 2 no se evidenciaba en los niños, quienes presentaban la tipo 1 en su mayoría. Comenta la doctora Martínez que esto ha derivado en cambios directos en la atención de  caso de los especialistas pediatras: "los pediatras han  tenido que aprender a manejar diabetes tipo 2 porque ellos nunca habían visto eso", agrega que este fenómeno e incidencia en dicha población, "hace como 15 años se está viendo eso".

    Complicaciones de la diabetes: cardiovascular

    Mucho se ha hablado sobre las complicaciones y efectos de los tratamientos en los pacientes diabéticos. Sabemos que la diabetes trae consigo afectaciones en el sistema cardiovascular, nervioso, renal y neurológico. La deficiencia de azúcar o el mal funcionamiento del organismo en la producción y regulación de insulina es determinante.

    No obstante, según asegura la doctora Martínez, la mayor complicación en los pacientes diabéticos se evidencia en el sistema cardiovascular: "la mayor mortalidad no está en las complicaciones renales, sino en las cardiovasculares porque, uno se puede morir de un infarto en el momento. En el problema renal, usualmente con las diálisis uno puede prolongar la vida del paciente, pero en las causas cardiovasculares uno puede morir rápidamente", dice. 

    Explica Martínez que en el caso de los pacientes diabéticos, "no se diferencia de cualquier otro paciente que tenga enfermedad cardíaca", agrega que: "ya tiene ese alto riesgo, así que es importante que cada paciente, inclusive de prediabetes, se haga un chequeo rutinario con un cardiólogo, porque no necesariamente uno va a sentir lo mismo que un paciente no diabético", asegura.

    Por su parte, aclara que el paciente no diabético: "usualmente cuando empieza a padecer del corazón le empieza a dar lo que conocemos como la angina de pecho, se fatiga con más facilidad, se cansa con más facilidad. En el diabético no necesariamente le da dolor de pecho típico y tiende a ser atípico. Especialmente si el paciente tiene neuropatía diabética, no va a sentir dolor de pecho como un paciente que no tenga diabetes. Así es que puede caer muerto al piso sin un aviso previo", afirma la experta.

    Complicaciones de la diabetes: neuropatía

    En el caso de la neuropatía, es claro explicar que algunas personas lo pueden presentar con molestia en las piernas y pierden sensibilidad de las extremidades inferiores, perdiendo el equilibrio y cayendo con frecuencia y sin previo aviso: "Puede haber una neuropatía a nivel cardiovascular en donde no vas a sentir el dolor de pecho", asegura Martínez.

    Por ende, es importante no solo tener buen control de la diabetes, sino de la presión arterial, así como control del colesterol, y hacer cambios en el estilo de vida: hacer ejercicio, cuidar de la alimentación: "la gente no se da cuenta de la importancia que tiene al menos hacer una caminata de 20 minutos al día y puede evitar que caiga en estos procesos", explica.

    Ahora, es vital mencionar que en los chequeos, los especialistas primero van a notar cambios en la glucosa: "cuando nuestra glucosa está bien elevada, ahí es que uno va a sentir que se le duermen las piernas, corrientazos, o como si le estuvieran chuzando con alfileres, y puede mejorar luego que uno logra el control de su diabetes, así que por azúcares normales, uno no debería tener neuropatía, a menos que el paciente lleve tantos años descontrolado que ya tenga un daño neurológico que sea irreversible, y aunque se controle a ese paciente, puede quedar con neuropatía", aclara.

    Por si fuera poco, una de las características de la neuropatía es el desarrollo de pie diabético, una derivación de la enfermedad bastante común, en la que estima la doctora. "un 60 % puede tenerlo y va a correlacionar con el descontrol del azúcar. Por eso es que un paciente descontrolado, usualmente va a tener esos problemas de sensación", dice.

    Complicaciones de la diabetes: retinopatía

    La retinopatía diabética es una de las principales  causas  de ceguera e impedimento visual en Puerto Rico y en muchas partes del mundo. El paciente diabético requiere tratamiento y supervisión multidisciplinaria y en equipo: "el problema de retinopatía, que es lo que más se afecta en el área del ojo en los diabéticos, empieza a ocurrir desde la etapa de prediabetes", dice Martínez.

    Es así como, los especialistas endocrinólogos suelen recomendar que "los pacientes desde que se les hace el diagnóstico de prediabetes, vayan al oftalmólogo anualmente", enfatiza la experta. Agrega que "es algo progresivo, y es una condición que si uno se controla bien desde el principio (azúcares), no debería ocurrir; o si ocurre, ocurre mucho más tarde en la condición", concluye.  

    Vea la entrevista completa acá:

    Mas noticias de Endocrinología-Diabetes