Terapia hormonal: nuevo frente clínico contra el cáncer de próstata

Gracias a nuevos tratamientos es posible que pacientes jóvenes se beneficien en la limitación sintomática y calidad de vida

Tania León Tania León
  • Tania León - Correo Electrónico
  • Tania León - Twitter
  • Tania León - Facebook

Terapia hormonal: nuevo frente clínico contra el cáncer de próstata

El cáncer de próstata continúa siendo una de las patologías predominantes en la población mundial, ya que su incidencia es muy común en aquellos varones que se encuentran en edades avanzadas, razón por la cual especialistas recomiendan que a partir de los 40 años de edad se inicien con visitas rutinarias al urólogo y que se detecte a tiempo la malignidad.

A su vez, gracias a los diversos avances en los tratamientos, es posible que varios pacientes se beneficien, según sostuvo en entrevista con la revista Medicina y Salud Pública (MSP) el doctor Gilberto Ruíz Deyá, urólogo del Centro Médico Episcopal San Lucas.

"El cáncer de próstata es muy inteligente, inclusive, aún después de quitar la testosterona en el paciente por medio de la ablación hormonal, muchas de estas células son tan resistentes y se empiezan a proliferar hasta el punto de desarrollar nuevos tumores", enfatizó.

Indicó que existen alternativas para aquella población que padece de la enfermedad en estadio avanzado, como por ejemplo la castración, un procedimiento que conlleva la remoción de la hormona testosterona, por el riesgo de desarrollar problemas cardíacos.

Es importante indicar que la toma de medicamentos es vital para evitar su producción, pues "cuando se le remueven los testículos al paciente, recetamos los medicamentos que bloquean la producción de testosterona que mayormente ocurre en los testículos", señaló.

Cuando se detecta el cáncer de próstata, lo primero que se hace por parte de los especialistas es bloquear la estimulación hormonal, por medio de medicamentos antiandrógenos que cortan la formación del andrógeno, continuó.

Tratamiento hormonal

Uno de los tratamientos más eficaces para controlar la agresividad  del cáncer es limitar la producción de testosterona, pues esta hormona suele impulsar la malignidad y puede aumentar las probabilidades de proliferación de células malignas, lo que claramente una terapia hormonal es de gran importancia para mitigar la segregación de esta sustancia.

"Hoy en día sabemos que existen muchos medicamentos nuevos para mejorar la supervivencia del paciente, para un cáncer metastásico por ejemplo ayudan a mejorar su calidad de vida.  Ahora, si el paciente es joven, el impacto es doblemente alto y positivo", resaltó.

"Queremos remover la testosterona en aquellos pacientes que padecen de un cáncer avanzado, de la primera manera que se realiza es removiendo el testículo. En un primer momento usamos los químicos, para bloquear la creación de testosterona. La terapia hormonal nos permite bloquear la señal de producción testicular, en algunos casos nos dirigimos netamente a estos órganos e impedimos la producción de testosterona", sostuvo.

Por otro lado el doctor resaltó la importancia de estas terapias, diciendo que "este tipo de terapia nos ayuda prolongando que el paciente presente ciertos tipos de síntomas.Los pacientes jóvenes son los que se ven más beneficiados".

Las visitas periódicas al médico de cabecera continúan siendo uno de los aspectos más importantes para el paciente diagnosticado de cáncer, para evitar posibles recurrencias de la malignidad.

"Nosotros le damos ablación hormonal al paciente que dura meses, pero si no hay un control el cáncer puede crecer continuamente y el diagnóstico puede ser muy avanzado. Tenemos que entender que retirar la testosterona es un método para controlar la enfermedad, pero la detección temprana es primordial para garantizar la sobrevida", concluyó.

Vea la entrevista completa: 

Comunicadora Social-Periodista, con énfasis en Medios Audiovisuales. Actualmente redactora de la Revista Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Urología