Estudio sugiere que los antidepresivos pueden frenar la sobredosis de opioides

El riesgo, como sobredosis y otras formas de autolesión, se redujo entre los pacientes que habían sido tratados con antidepresivos.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Estudio sugiere que los antidepresivos pueden frenar la sobredosis de opioides

    Los pacientes con antecedentes de depresión que también reciben tratamiento con analgésicos opioides tienen un menor riesgo de sobredosis y autolesiones después de tomar antidepresivos, sugiere una nueva investigación.

    En este estudio analizaron las reclamaciones de seguros de más de 200.000 adultos con antecedentes de depresión. De estos, 8200 experimentaron eventos adversos (EA) durante el año posterior al inicio de la terapia con opioides.

    Sin embargo, el riesgo como sobredosis y otras formas de autolesión, se redujo entre los pacientes que habían sido tratados con antidepresivos durante al menos 6 semanas.

    El mensaje final es que los médicos y los sistemas de salud deben ser más conscientes de que las personas con dolor tienen más probabilidades de estar deprimidas y tener un mayor riesgo de EA, por lo que la depresión debe tratarse "más liberalmente", el autor Dr. Bradley Stein, psiquiatra en ejercicio en Pittsburgh, Pensilvania, y director del Centro de Políticas de Opioides de Rand Corporation.

    "Si está tratando a alguien con dolor, en particular dolor crónico, es de vital importancia evaluar mejor su depresión y no atribuir los síntomas depresivos solo al dolor", dijo Stein a Medscape noticias. 

    Enfoque diferencial 

    Los investigadores indican que el tratamiento con opiáceos para el dolor "complica las interacciones entre el dolor, la depresión y las autolesiones". Es decir, las personas con depresión que reciben terapia con opioides a largo plazo tienen de dos a tres veces más probabilidades de abusar de los opioides, en comparación con las personas que no tienen depresión.

    Aunque la depresión comórbida "aumenta sustancialmente las sobredosis y el riesgo de suicidio, sigue sin diagnosticarse ni tratarse adecuadamente entre las personas con dolor crónico", escriben los autores.

    Agregan que aumentar el acceso al tratamiento de la depresión puede ser un "enfoque potencialmente prometedor para prevenir las sobredosis y el suicidio" en estos pacientes.

    "Sabemos que las personas que usan opioides y tienen antecedentes de depresión tienen más probabilidades de tener resultados negativos, como sobredosis y eventos de autolesión", dijo Stein. "Queríamos ver si los antidepresivos, que tratarían la depresión en estos individuos, ayudarían con eso".

    Los investigadores evaluaron una base de datos de reclamos de seguros comerciales de adultos con antecedentes de depresión que recibieron opioides entre 2007 y 2017 (n = 283,374). Los datos incluyeron 336 599 episodios de tratamiento con opioides.

    "Aprovechamos el hecho de que, para la mayoría de las personas, los antidepresivos tardan un tiempo en hacer efecto y no son efectivos de inmediato, así que pudimos usar esa diferencia en nuestra investigación", dijo Stein.

    "No esperaríamos ver un efecto inmediato de los antidepresivos, por lo que la diferencia entre lo que vimos inmediatamente después de que la persona comenzó el tratamiento y el tiempo que tardó el antidepresivo en ser efectivo nos permitió descubrir el efecto del antidepresivo", agregó.

    Fuente consultada aquí.

     

    Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad de Los Andes, Táchira, Venezuela. Locutora Certificada por la Universidad Central de Venezuela. Redactora de Medicina y Salud Pública.

    Mas noticias de Salud Pública