Los arándanos podrían ayudarte a controlar los síntomas de la artritis

Este fruto posee gran cantidad de antioxidantes como las proantocianidinas.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Los arándanos podrían ayudarte a controlar los síntomas de la artritis

    Los arándanos o también conocidos como bayas son frutas de un tamaño pequeño y color rojizo o morado. Los nutrientes presentes en este fruto ayudan a combatir y prevenir algunos problemas de salud frecuentes en la población a nivel mundial.

    El consumo de arándanos podría ayudar a reducir los síntomas de la artritis reumatoide y evitar su progresión, así lo afirman distintos estudios que han analizado los beneficios del consumo de este fruto. Un estudio realizado en más de 40 mujeres demostró que tomar un zumo de arándanos durante noventa días redujo considerablemente la actividad de la enfermedad.

    Sus positivos efectos para la artritis y enfermedades que producen inflamación se debe a que los arándanos poseen contienen gran cantidad de antioxidantes como las proantocianidinas; y estos elementos ayudan a combatir la inflamación. 

    Otros de los beneficios del consumo de arándanos

    Protege los ojos y la piel

    Las antocianinas -antioxidantes- evitan los daños en la retina que se producen con el paso de los años o como consecuencia de infecciones. Además, estos antioxidantes protegen la piel de los radicales libres que atacan el colágeno y la elastina presente en el cutis.

    Reduce el riesgo de sufrir de demencia

    Algunos de los componentes presentes en los arándanos ayudan a mejorar los procesos de aprendizaje y previenen el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer y el párkinson.

    Fortalece el sistema inmunológico

    Según una investigación realizada por la Universidad Estatal de Oregón, en Estados Unidos, evidenciaron que esta fruta contiene compuestos que actúan protegiendo el cuerpo del desarrollo de enfermedades.

    Ayudan a combatir la diabetes

    El consumo de esta fruta reduce significativamente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Según un estudio del año 2010, comer arándanos ayuda a controlar la resistencia a la insulina en pacientes que padecen de obesidad, lo que evita los excesos de azúcar en la sangre. 

    Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad de Los Andes, Táchira, Venezuela. Locutora Certificada por la Universidad Central de Venezuela. Redactora de Medicina y Salud Pública.

    Mas noticias de Reumatología