Lípidos y Lipoproteínas asociados al riesgo de fractura de cadera

La investigación fue llevada a cabo en adultos mayores.

Luisa Ochoa

    Lípidos y Lipoproteínas asociados al riesgo de fractura de cadera

    Según un estudio publicado en el The American Journal of Medicine, los altos niveles de lípidos y lipoproteínas están relacionados con el riesgo de fractura de cadera, lo que indicaría que los medicamentos hipolipemiantes en personas con niveles elevados de LDL-c representarían un beneficio.

    Sin embargo, aún no está claro si los lípidos o las lipoproteínas están asociados con las fracturas osteoporóticas, debido a que en el estudio se examinó el riesgo de fractura de cadera incidente según los niveles de lípidos convencionales y los niveles y tamaños de lipoproteínas.

    La significación clínica del caso es la siguiente:

    *Las asociaciones de los niveles de lípidos y de los niveles y el tamaño de las lipoproteínas con el riesgo de fractura de cadera son inciertas.

    *Los niveles de HDL-c y LDL-c tenían asociaciones no lineales significativas con el riesgo de fractura.

    *El número y tamaño de VLDL y el tamaño de partícula de HDL se asociaron positivamente con el riesgo.

    Para llegar a estas conclusiones, se realizó un seguimiento a 5832 participantes mayores de 65 años, del Estudio de salud cardiovascular por fractura de cadera, durante una media de 13,5 años, para ello se utilizaron métodos enzimáticos estándar que determinarían los niveles de lípidos (HDL-c, LDL-c, triglicéridos).

    La espectroscopia de resonancia magnética nuclear se utilizó para medir las fracciones de lipoproteínas (VLDL-P, LDL-P, HDL-P) en un subconjunto de 1849 participantes.

    Los resultados evidenciaron 755 fracturas de cadera incidentes entre mujeres, es decir, 1,19 fracturas por 100 participantes por año y 197 entre hombres, 0,67 fracturas por 100 participantes por año durante un seguimiento promedio arriba.

    Los niveles de triglicéridos no se asociaron significativamente con el riesgo de fractura de cadera y los niveles de HDL-c y LDL-c tenían relaciones no lineales en forma de U estadísticamente significativas con el riesgo de fractura de cadera.

    En modelos conjuntos completamente ajustados, mayor concentración de VLDL-P [HR por incremento de 1 estándar (SD) 1,47 (1,13, 1,91)] y tamaño [HR por incremento de 1-SD 1,24 [1,05, 1,46]) y mayor tamaño de HDL-P (HR por incremento de 1-SD 1,81 [1,25, 2,62]) se asociaron con un mayor riesgo de fractura de cadera.

    Las conclusiones apuntan a la relación que existe entre los lípidos y las lipoproteínas con el riesgo de fractura de cadera en adultos mayores. Las asociaciones son complejas, aunque se necesitan estudios mecanísticos para comprender estos hallazgos.

    Fuente consultada aquí.



    Mas noticias de Reumatología