Señales de infección por sinusitis

El resfriado común es la causa principal de esta afección y en caso que dure más de 12 semanas a pesar de un tratamiento médico se considera sinusitis crónica, afirman los especialistas.

Sebastián Salguero

    Señales de infección por sinusitis

    Los síntomas de la sinusitis incluyen secreción espesa que puede ser amarilla o verdosa por la nariz, también obstrucción que dificulta la respiración, dolor, sensibilidad, hinchazón y presión alrededor de los ojos, mejillas, nariz.

    Tratamientos para aliviar los síntomas

    El aerosol nasal de solución salina se rocía en la nariz con el fin de enjuagar los conductos nasales, otra opción son los corticosteroides nasales que ayudan a prevenir y tratar la inflamación.

    Los medicamentos como descongestivos también ayudan al tratamiento y están disponibles en forma de líquidos, comprimidos y aerosoles nasales. Por último, están los analgésicos de venta libre como paracetamol, ibuprofeno o aspirina.

    Para el diagnóstico de la sinusitis aguda el médico palpa la nariz y la cara para determinar si hay dolor. Por medio de un examen físico podrá mirar dentro de la nariz y así tener una valoración.

    Otros métodos que se utilizan son la endoscopia nasal que consiste en un tubo delgado y flexible con una luz óptica que se inserta a través de la nariz permitiendo al médico inspeccionar el interior.

    imagen-cuerpo

    También se puede hacer una tomografía computarizada donde se detalla los senos paranasales y según los expertos en caso de ser una sinusitis aguda no es aconsejable. Por otra parte, los exámenes de laboratorio no son necesarios para diagnosticar este padecimiento. Sin embargo, si la afección no responde al tratamiento las muestras de tejido de la nariz o de los senos paranasales pueden ayudar a encontrar la causa.

    Recomendaciones de los especialistas

    Los médicos aconsejan que las personas descansen para ayudar a combatir las infecciones y acelerar la recuperación de los síntomas de la sinusitis.

    Otra recomendación es humedecer las cavidades sinusales cubriendo primero la cabeza con una toalla mientras se inhala el vapor de un tazón de agua caliente. También se puede tomar una ducha con agua caliente respirando el aire cálido y húmedo. Por último, enjuagar las fosas nasales utilizando una botella exprimible diseñada especialmente para esta afección.

    Tomado de Mayo Clinic

    Mas noticias de Otorrinolaringología