La apnea obstructiva del sueño aumenta el riesgo de pérdida auditiva

La apnea obstructiva del sueño, también conocida como síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño, eleva el riesgo de pérdida auditiva, según metanálisis.

Isbelia Farías

    La apnea obstructiva del sueño aumenta el riesgo de pérdida auditiva

    La pérdida de la audición tiene una prevalencia de 1.500 millones, a nivel mundial, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Respecto a la apnea obstructiva del sueño, esta puede ser un factor de riesgo prevenible para la pérdida de audición, lo cual significa que el tratamiento para la apnea obstructiva del sueño tendría el potencial de reducir el riesgo de la pérdida auditiva.

    Aunque la base fisiopatológica de la asociación entre la apnea obstructiva del sueño y la pérdida auditiva se desconoce, se cree que se debe al daño de las células ciliadas de la cóclea como resultado de la hipoxia a largo plazo.

    Diseño del estudio

    Se trata de un metanálisis de 10 estudios con 7.867 participantes, de los cuales 1.832 sufrían apnea obstructiva del sueño y 6.035 eran participantes de control. Los 10 estudios fueron de cohortes, de casos y controles o transversales y se identificaron tras una búsqueda en las bases de datos Cochrane Library, PubMed, Embase y Web of Science.

    La calidad de cada estudio se evaluó mediante la Escala de Newcastle-Ottawa; los estudios incluidos fueron de alta calidad según puntuaciones de 7 a 9 en una escala de 1 a 9, donde 9 indica la calidad más alta.

    La apnea obstructiva del sueño se evaluó mediante polisomnografía o cuestionario del sueño, y la pérdida auditiva se evaluó mediante audiometría de tonos puros. El criterio principal de valoración fue la incidencia de pérdida auditiva.

    Los resultados mostraron que el grupo de apnea obstructiva del sueño se asoció con una incidencia un 38 % mayor de pérdida auditiva.

    Limitaciones

    Entre las limitaciones se encuentra el hecho de que no se mencionó la naturaleza del grupo de control en los estudios incluidos. El número de estudios incluidos fue pequeño. Los estudios se limitaron al idioma inglés y no hubo grandes ensayos comparativos aleatorios.

    Fuente consultada aquí

    Mas noticias de Otorrinolaringología