Mutaciones genéticas provocarían cáncer de pulmón en pacientes no fumadores

Alrededor del 6,9 % de los pacientes con cáncer de pulmón de células pequeñas en el estudio no fumaban.

Pedro Felipe Cuellar

    Mutaciones genéticas provocarían cáncer de pulmón en pacientes no fumadores

    El cáncer de pulmón, que es resultado de células pequeñas, se ha atribuido siempre a la exposición al tabaco, pero actualmente, se han llevado a cabo estudios que sugieren que esa prevalencia alta al parecer no es por pacientes fumadores. 

    En un nuevo análisis, se propone que la enfermedad cuenta con un perfil genómico, diferente entre los que son fumadores y lo que no; indicando que los subgrupos pueden tener características únicas y no similares, frente la enfermedad

    Diferencias entre fumadores y no fumadores

    Las diferencias clave incluyeron una frecuencia más baja de mutaciones del gen TP53 y una frecuencia más alta de alteraciones del receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) en el caso de los pacientes que nunca habían fumado.

    Alrededor del 6,9 % de los pacientes con cáncer de pulmón de células pequeñas en el estudio CASPIAN no fumaban, al igual que el 3,0 % en el estudio IMpower133.

    "Dado que la patogenia del cáncer de pulmón de células pequeñas a menudo está relacionada con los efectos dañinos del tabaco, planteamos la hipótesis de que el cáncer de pulmón de células pequeñas en los que nunca fumaron tendría atributos moleculares distintos. Nuestros datos no proporcionan ninguna evidencia sólida de las implicaciones del tratamiento, aunque plantea preguntas terapéuticas que creemos que merecen una mayor exploración", sostuvo el Dr. Michael Oh, MD, miembro de la Universidad de California, Los Ángeles.

    El tema es clínicamente importante, según Antonio Passaro, MD, PhD, señaló que, “el cáncer de pulmón de células pequeñas en los que nunca han fumado es la séptima causa más común de mortalidad relacionada con el cáncer en todo el mundo.”

    Pero así, mismo Passaro, afirma que, “en el cáncer de pulmón de células no pequeñas, las tasas de enfermedades asociadas al tabaco han ido disminuyendo, pero hay un aumento en los diagnósticos entre los que nunca han fumado. Los pacientes con cáncer de pulmón de células pequeñas que no fuman no tienen mejores pronósticos, y las terapias novedosas y los avances como la inmunoterapia y la detección del cáncer de pulmón con tomografía computarizada de dosis baja benefician de manera desproporcionada a los fumadores actuales o anteriores”. 

    ¿Cuáles serían esos factores de riesgo para no fumadores? 

    Los posibles factores de riesgo para los que nunca han fumado incluyen: 

    • Exposiciones ambientales como gas radón. 

    • Vapores de aceite de cocina. 

    • Quema de madera en interiores y exteriores 

    • Factores genéticos y virales. 

    "Actualmente, no tenemos el conocimiento para identificar el factor más importante en el desarrollo del cáncer de pulmón en pacientes que nunca fumaron", sostuvo Passaro, oncólogo médico en el Instituto Europeo de Oncología en Milán, quién agregó que los resultados del estudio actual son interesantes, pero necesitan mucho más seguimiento, como "estudios longitudinales que combinen anotaciones clínicas detalladas con muestras de tejido y sangre. Aquí se necesitan esfuerzos de colaboración". 

    Las preguntas clave incluyen los roles que puede desempeñar el paisaje genómico en el tejido pulmonar normal, el microambiente pulmonar, los factores genéticos y las exposiciones ambientales.

    Una posibilidad clave es la contaminación del aire: “Sabemos que el cáncer de pulmón en los no fumadores es frecuente en algunos países, por ejemplo en los países asiáticos y es más frecuente en Estados Unidos que en Europa, pero encontrar una explicación a este tipo de datos es difícil en la actualidad”, confirmo Passaro.

    ¿Cómo se realizó la investigación?

    Los investigadores analizaron retrospectivamente los datos de 608 fumadores actuales o anteriores y 54 no fumadores con cáncer de pulmón de células pequeñas, y estos últimos representan el 8% de la población total. El 70,4% de los no fumadores y el 55,1% de los fumadores actuales o anteriores eran mujeres (p = 0,031). No hubo diferencias significativas entre los grupos con respecto a la edad en el momento del diagnóstico o la raza.

    Las mutaciones somáticas fueron similares a las encontradas en estudios previos para fumadores actuales o anteriores. El 85,2 % tuvo cambios en TP53, en comparación con solo el 59,3 % de los que nunca habían fumado (Q < 0,001).

    Los cambios en EGFR fueron más comunes en los que nunca habían fumado, ocurriendo en el 25,9 % frente al 2,6 % (Q < 0,001). Las alteraciones de PIK3CA también fueron más frecuentes en los no fumadores (14,8 % frente a 3,6 %; Q = 0,022). No hubo diferencia significativa entre los dos grupos con respecto a los cambios en RB1.

    Los nunca fumadores tuvieron tumores con menos infiltración de células inmunitarias (p = 0,008), incluidas menos células T CD4+, células T CD8+ y macrófagos. Su carga de mutaciones tumorales también fue menor (mediana, 2,59 frente a 4,99; P < 0,001).

    Fuente consultada Medscape

    Mas noticias de Oncología-Hematología