Indispensable el rol del enfermero oncológico en el tratamiento del cáncer

Los pacientes diagnosticados con cualquier tipo de cáncer y sus familias requieren especial atención debido al impacto de la enfermedad que no puede ser tratada desde un solo punto de vista, por esta razón existen enfermeras y enfermeros especializados en oncología para suplir todas esas necesidades.

Medicina y Salud Pública
    Indispensable el rol del enfermero oncológico en el tratamiento del cáncer

    Marcela Boyacá Mesa
    Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

    Los pacientes diagnosticados con cualquier tipo de cáncer requieren especial atención debido al gran impacto físico y emocional que conllevan estos padecimientos. El cáncer no puede ser tratado desde un solo punto de vista, por esta razón, existen enfermeras y enfermeros especializados en oncología para suplir todas las necesidades de los pacientes.

    Ruth Llanos es una enfermera oncológica que eligió su carrera porque ella misma es una sobreviviente. Cuando tenía apenas 19 años fue diagnosticada con cáncer de tiroides y su experiencia personal la llevó a querer ayudar a personas que, como ella, padecen esta enfermedad. En entrevista para la Revista Medicina y Salud Pública (MSP), Ruth explicó la importancia de estos profesionales de la salud especializados en oncología. 

    “Somos ese punto de enlace o contacto entre el paciente, el familiar y el médico al momento de su diagnóstico y de su tratamiento. Además, a través de nosotros el paciente puede comenzar esta travesía ante un diagnóstico de cáncer. Nuestras responsabilidades básicamente son orientar al paciente y familiar acerca de su tratamiento, aclarar todas sus dudas si es que tienen alguna y, en conjunto con su médico tomamos decisiones para proceder al tratamiento. Se hace una coordinación entre las farmacias pertinentes para la administración de las quimioterapias y tan pronto eso sea aprobado por un plan médico, se procede a realizar el tratamiento del paciente y nosotros vamos dirigiendo a ese paciente en el transcurso del camino y le hacemos seguimiento a la evolución del tratamiento”.

    Los enfermeros/as oncológicos son los encargados de hacer seguimiento estricto al paso a paso de cada uno de los tratamientos según el estado de la enfermedad, de ese control depende la continuidad del mismo. 

    “Si nosotros no estamos en medio del médico y el paciente, realmente no se daría lo próximo, que sería tratamiento para ver si el paciente puede llegar a realizar una remisión o lo que nosotros conocemos cómo erradicar ese cáncer”. 

    Lo esencial para el paciente en tratamiento

    Recibir un diagnóstico de cáncer no es nada fácil, pues en el imaginario social existe la idea de que cáncer es sinónimo de muerte, por eso es muy importante el apoyo familiar, emocional y espiritual. Ruth Llanos, desde su experiencia profesional y de vida, señaló que este es lo más importante para sobrellevar el proceso de una forma más serena.  

    “Es bien importante que, tanto el paciente como el familiar, vayan juntos de la mano, tiene que haber una buena comunicación, tiene que haber una buena empatía y, sobre todas las cosas, tiene que haber un concepto espiritual, eso va a ayudar a los pacientes a seguir adelante, el tener la fe siempre presente. Yo le digo a mis pacientes no importa de qué religión seas tú, no importa en quién tú hayas creído o en quién tú creas, lo importante es activar la fe y aumentarla”. 

    Escuche la entrevista completa aquí 

    Medicina & Salud Pública | Noticias

    ·

    El rol de los enfermeros en pacientes diagnosticados con cualquier tipo de cáncer

    El tratamiento contra el cáncer debe ser integral, por eso su éxito depende de múltiples factores, uno de ellos, que es vital para tener mejores resultados, es la adherencia a los medicamentos, es decir, cumplir de manera estricta los horarios y las fechas de cada uno de los procedimientos que conforman la terapia. 

    “Es importante que ese calendario se siga para evitar un progreso en su enfermedad y para evitar que el medicamento deje de funcionar, una dosis de medicamento que el paciente no tome es una interrupción en su tratamiento. Nosotros, los enfermeros queremos minimizar la gravedad de su enfermedad y eso se hace con seguimiento en base a su condición, si no hay evolución se realizan cambios y todo eso se va gestionando en base a su calendario.”

    Estos profesionales de la salud entregan su vida con cada paciente y sin duda se teje una relación estrecha enfermero/a - paciente. Las horas que pasan juntos, la ilusión del profesional de la salud por ver mejoría a través de su trabajo y el agradecimiento del paciente por todo lo que el enfermero hace por él crea un lazo que solo quien vive esas circunstancias entiende. 

    “Lo más difícil es ese apego que uno coge con el paciente y con el familiar y el ver que la condición lo vaya deteriorando poco a poco hasta llegar a un proceso de no tener mejoría, de fallecer, de caer postrado en una cama, es bien difícil. A veces, pasan esos procesos y nosotros por más que estemos con ellos, no hay palabras para dar consuelo, está el silencio y solamente resta la compañía y brindar apoyo”. 

    La respuesta de Ruth es enfática cuando cuenta por qué escogió la especialidad de oncología: a veces las cosas suceden por una razón y un motivo, y por eso estamos aquí. Definitivamente, saber qué siente el paciente y haberlo vivido en carne propia es una gran ventaja en el caso de Ruth. Sin embargo, no cabe duda que cada uno de los profesionales que escogen este camino lo hacen por vocación. 

    Mas noticias de Oncología-Hematología