El tratamiento del reflujo se relaciona con un menor riesgo de cáncer esofágico

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) se asocia con un fuerte aumento del riesgo de adenocarcinoma esofágico que depende de la gravedad. Es incierto si la cirugía antirreflujo previene el adenocarcinoma esofágico.

Luisa María Rendón Muñoz

    El tratamiento del reflujo se relaciona con un menor riesgo de cáncer esofágico

    Un estudio de cohorte retrospectivo multinacional, buscó examinar si la cirugía antirreflujo se asocia con un riesgo reducido de adenocarcinoma esofágico y si el riesgo es diferente entre los pacientes tratados quirúrgicamente y los tratados médicamente.

    Población del estudio y condiciones de estos 

     En este estudio de cohorte retrospectivo multinacional basado en la población de Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia, los pacientes sometidos a cirugía fueron seguidos durante una mediana de 12,7 años, y un grupo de comparación de pacientes que solo recibieron medicación fueron seguidos durante una mediana de 4,8 años. 

    Se incluyeron en el estudio todos los pacientes con un diagnóstico registrado de Enfermedad por Reflujo gastroesofágico (o un trastorno asociado), incluidas 48 414 personas que se sometieron a cirugía y 894 492 que recibieron medicación únicamente. Los períodos de estudio variaron en los diferentes países según el año de inicio del registro y la fecha de recuperación de datos, desde el 1 de enero de 1964 hasta el 21 de diciembre de 2014.

    Medidas de evaluación 

     El riesgo de adenocarcinoma esofágico a lo largo del tiempo después de la cirugía, se comparó con el de una población de fondo correspondiente utilizando índices de incidencia estandarizados (SIR) con IC del 95 % y con pacientes con ERGE que recibieron medicación mediante la regresión multivariable de riesgos proporcionales de Cox, proporcionando riesgo cocientes (HR) con IC del 95 % ajustados por factores de confusión.

    Principales resultados

     En este estudio de 942.906 pacientes con ERGE, 48.414 se sometieron a cirugía antirreflujo; 27.161 hombres y 894.492 recibieron medicación únicamente; 434.035 hombres. Entre los pacientes sometidos a cirugía, 177 desarrollaron adenocarcinoma esofágico.

    El riesgo de adenocarcinoma esofágico disminuyó de manera dependiente del tiempo después de la cirugía en comparación con la población de referencia (5 a <10 años después de la cirugía: SIR, 7,63; IC del 95 %, 5,42-10,43; =15 años después de la cirugía: SIR, 1,34; 95 % IC, 0,98-1,80).

     Entre los pacientes con ERGE más grave y objetivamente determinada, las SIR fueron 10,08 (IC del 95 %, 6,98-14,09) entre 5 y menos de 10 años después de la cirugía y 1,67 (IC del 95 %, 1,15-2,35) a los 15 años o más después de la cirugía.

     El riesgo de adenocarcinoma esofágico no cambió con el tiempo en pacientes quirúrgicos en comparación con pacientes que recibieron medicación solamente (5 a <10 años después de la cirugía: HR, 2,02; IC del 95 %, 1,44-2,84; =15 años: HR, 1,80; 95 % IC, 1,28-2,54). El riesgo se mantuvo estable en el tiempo en análisis restringidos a enfermedad por reflujo grave (5 a <10 años después de la cirugía: HR, 1,81; IC 95 %, 1,24-2,63; =15 años después de la cirugía: HR, 1,69; IC 95 %, 1,14- 2.51).

    Conclusiones y relevancia 

     El tratamiento médico y quirúrgico de la ERGE se asoció con una reducción similar del riesgo de adenocarcinoma de esófago, con una disminución del riesgo al mismo nivel que en la población de referencia con el tiempo, lo que respalda la hipótesis de que el tratamiento eficaz de la ERGE podría prevenir el adenocarcinoma de esófago.

    Fuente de consulta aquí 


     

    Mas noticias de Oncología-Hematología