Avances considerables en tratamientos para patologías cancerígenas en infantes

Existen algunos indicios que pueden indicarle a un paciente que está desarrollando células cancerígenas en alguna zona o sistema del organismo.


Avances considerables en tratamientos para patologías cancerígenas en infantes

Existen algunos indicios que pueden indicarle a un paciente que está desarrollando células cancerígenas en alguna zona o sistema del organismo.

Doctora Maribel García Colón, hematóloga y oncóloga pediatra.

Eduardo Najar, Katherine Trujillo
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública 

El cáncer en los niños, suele ser una afección característica y diferente a la de los individuos mayores, ya que algunas patologías pueden predominar por la falta de desarrollo de algunos órganos o la secreción de determinados agentes moleculares que tienen alguna influencia en la protección sistémica del cuerpo.

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer, las tipologías que predominan en la población pediátrica, varían de acuerdo a las edades. Los niños que tienen un rango de edad entre los 0 y 14 años, tienden a desarrollar leucemias, tumores cerebrales, linfomas y sarcomas de tejidos blandos. Por otro lado, los adolescentes de edades entre los 15 a 19 años, suelen manifestar tumores en el sistema nervioso central y linfomas.

En entrevista con la revista Medicina y Salud Pública (MSP), la doctora Maribel García Colón, hematóloga y oncóloga pediatra, profundiza en las afecciones de tipo cáncer que pueden presentarse en gran proporción en infantes, sintomatología característica y tratamientos alternativos que suelen usarse en territorio puertorriqueño y a nivel clínico.

“En general los tipos de cáncer más comunes en Puerto Rico se asemejan mucho a las  estadísticas de Norteamérica donde predominan las leucemias y los linfomas”. asegura la Dra. García.  

Además, como indica la doctora es trascendental distinguir el tipo de enfermedad hematológica que presenta el niño, ya que algunas señales pueden confundirse, por este motivo, es importante tener en cuenta los indicios característicos de cada una de las malignidades: “La anemia se nos va a reflejar con cansancio o palidez y cuando se tiene las células blancas afectadas las defensas se atrofian y producen infecciones que antes no se daban, como una picadura puede volverse en un catarro  que antes no se le producia, si es el linfoma sale un abultamiento en el cuello que se siente duro y no lo deja mover bien”.  agrega.

Tratamiento leucémico

Gracias a los avances en la medicina oncológica es posible que algunos tipos de leucemia sean tratados y posteriormente curables, como indica la especialista, anteriormente no se creía que esto fuera posible, no obstante, tanto instituciones como salubristas han dedicado tiempo para encontrar herramientas en pro del paciente pediátrico.

“Antes no se pensaba que la leucemia podría ser curable, ahora cuando miramos y analizamos el cáncer podemos ver a qué subgrupo pertenece, el avance es del cielo a la tierra, ya que está la posibilidad de que un grupo de pacientes puede curarse oscila de un 90% a 95%, hemos mejorado nuestras destrezas para poder combatir la enfermedad”, indicá la hematologa.

El avance en terapias específicas le han permitido al médico de cabecera establecer un mejor diagnóstico clínico y atacar directamente la zona afectada por el cáncer, de esta manera es posible determinar de una mejor manera qué tipo de tratamiento requiere determinado individuo, teniendo en cuenta su necesidad y tipología de cáncer.

“Donde más hemos podido avanzar, es en el tratamiento de la leucemia como los linfomas, ya que tenemos terapias dirigidas, específicamente dentro del tumor y atacamos directamente la enfermedad y a nivel del diagnóstico ha sido muy grande el avance ya que con eso podemos saber de qué trata el cáncer y que podemos hacer para ayudarlos”, concluye la Dra. Garcia.

Cáncer hematológico

Como se sabe el cáncer suele ser una afección crónica y degenerativa , es por eso que, se deben detectar en un primer momento aquellos linfomas de cáncer hematológico, pues es la topología que suele manifestarse en maypr proporción en los niños, de esta manera, se garantizará una recuperación y estabilidad del paciente.

“En el caso del cáncer de la sangre, podemos notar en los síntomas, disminución de plaquetas y esto hará que el niño desarrolle morados con facilidad, un nivel de sangrado en la encía o en la nariz que no es normal y esto debe alertar a los padres, ya que es mucho mejor tratarlo lo antes posible”, explicó la Dra. Colón.


Artículos Relacionados