Patrones alimentarios y suplementos dietarios reducen síntomas de artritis reumatoide

De acuerdo con la Lcda. Lyana Nieves, la dieta influye en la severidad o disminución de las manifestaciones de esta condición.

Luisa Ochoa

    Patrones alimentarios y suplementos dietarios reducen síntomas de artritis reumatoide

    Lyana Nieves, nutricionista dietista, explicó las principales intervenciones dietarias en el manejo de la artritis reumatoide, una condición caracterizada por afectar el revestimiento de las articulaciones y causar inflamación dolorosa. 

    Pese a que existe poca evidencia de los efectos de la dieta en la actividad de esta enfermedad, hay estudios que demuestran que algunos patrones alimentarios y de nutrientes trabajan a través de varios mecanismos interactuando con el sistema inmune, generando como resultado una afectación en la severidad de los síntomas de la artritis reumatoide de forma positiva o negativa.

    Al respecto, la nutricionista afirmó que "un estudio reciente de revisión sistematizada, recopiló evidencia sobre patrones alimentarios y suplementos dietarios y su efecto en la reducción en la actividad de la AR", en esta investigación se utilizó el instrumento DAS28, en coyunturas de adultos mayores con la enfermedad."El instrumento DAS28 es el más usado para la evaluación de la actividad de esta condición", agregó. 

    Dentro de los patrones dietarios, la evidencia apunta de manera moderada que la dieta mediterránea redujo el DAS28, mientras que la evidencia del efecto del patrón vegano en DAS28, se encontró por debajo. "La dieta mediterránea es uno de los patrones alimentarios propuestos en tener un efecto positivo en la artritis reumatoide" Indicó Nieves.

    Dieta mediterránea y su relación con la artritis reumatoide

    Este tipo de alimentación se caracteriza por el consumo frecuente de aceite de oliva, granos no refinados, frutas frescas y secas y vegetales, también la ingesta moderada de lácteos, pescados y carnes, "además abunda el uso de hierbas y especias y el consumo de vino, incluyendo en sí una gran variedad de nutrientes y bioactivos con un potencial antiinflamatorio". 

    La evidencia aún es limitada con respecto a los mecanismos de acción que influyen en las intervenciones dietarias en los diferentes parámetros de la artritis reumatoide. Sin embargo, "estudios han demostrado que la dieta mediterránea tiene un efecto antiinflamatorio a reducir biomarcadores proinflamatorios como son: la proteína C reactiva (PCR), sedimentación de eritrocitos y la interleuquina 6" explicó Nieves.

    Teniendo en consideración que la inflamación es un mediador fundamental para la patogénesis de la AR, la nutricionista afirma que se puede explicar la posible asociación establecida entre la adherencia a una dieta mediterránea y como consecuencia, la mejora en marcadores inflamatorios, dentro de las especies estudiadas.

    Con relación al estudio, "para el manejo de síntomas en la AR encontramos el jengibre, la canela en polvo y el azafrán, donde tres estudios randomizados encontraron mejoras significativas en DAS28 comparado con el grupo placebo" indicó.

    Varios estudios han encontrado que el jengibre puede posiblemente inhibir la ruta del factor nuclear capa beta, además se ha evidenciado que "puede inhibir la síntesis de las proteínas de prostaglandinas E2 y tromboxano B2, las cuales pueden mediar la inflamación". 

    Sobre la canela, estudios clínicos han demostrado que puede disminuir la proteína C reactiva, mientras que el azafrán tiene capacidades antioxidativas a reducir las lipoproteinas de baja densidad oxidadas.

    "Este estudio encontró que el probiótico lactobacilos K6 redujo los niveles de proteína C reactiva comparada con el grupo control" Los probióticos podrían estar ejerciendo este efecto a través de modificaciones en la microbiota. Se ha encontrado que algunos nutrientes y cambios en la microbiota pueden afectar la permeabilidad intestinal como consecuencia, alterando la respuesta inmune. 

    Por ende, Nieves afirmó que los mecanismos potenciales por el cual la dieta puede moderar la artritis reumatoide incluyen la disminución del estrés oxidativo, alteraciones a la microbiota intestinal y reducción de compuestos pro inflamatorios.

    Aunque el rol de la dieta en el manejo de la AR aún no es concreta, la evidencia muestra que es posible una mejora en la actividad de esta condición con "una adherencia de la dieta mediterránea, la suplementación de especias como el jengibre, canela y azafrán y por último la suplementación del probiótico Lactobacilos K6", pero es importante recalcar que es un área que necesita más investigación.

    Finalmente, la nutricionista invita a la población puertorriqueña a consultar con su profesional de nutrición de confianza sobre los patrones alimenticios y los alimentos favorables para el manejo de los síntomas de la artritis reumatoide. 

    Vea el programa completo aquí.



    Mas noticias de Nutrición