Temporada de calor: medidas preventivas para evitar exacerbaciones en pacientes con Esclerosis Múltiple

Con una población de al menos cinco mil pacientes, las recomendaciones son necesarias en temporada de calor.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Temporada de calor: medidas preventivas para evitar exacerbaciones en pacientes con Esclerosis Múltiple

    El calor puede provocar un empeoramiento de los síntomas en las personas con esclerosis múltiple, como los problemas de equilibrio, la debilidad o la fatiga. Para el Doctor Ángel Chinea, Neurólogo Fundador de la Fundación Esclerosis Múltiple de Puerto Rico, la Isla tiene una alta incidencia de esta condición.

    "En Puerto Rico la prevalencia de esta enfermedad es muy alta, ya que diariamente en la clínica de esclerosis múltiple, pueden llegar a atender hasta 25 casos, lo que conlleva a que la isla sea el país con más casos de esclerosis múltiple en Latinoamérica y el Caribe", precisó. 

    Estadísticas del 2019 en Puerto Rico, refieren que están registradas alrededor de cinco mil personas con la condición, mientras que anualmente se diagnostican cerca de 140 casos nuevos.

    Las temperaturas altas pueden afectar a las personas con esclerosis múltiple; por este motivo, cuando se eleva la temperatura, hablamos del llamado fenómeno Uhthoff, el empeoramiento transitorio de los síntomas de la Esclerosis Múltiple, en relación con la elevación de la temperatura corporal.

    Las organizaciones a nivel mundial de la Esclerosis Múltiple recomiendan a los pacientes implementar medidas que les permita evitar la exacerbación de los síntomas, entre los cuales se destacan. 

    Impacto del calor en las fibras nerviosas

    La temperatura corporal varía según las características del paciente. Se considera normal una temperatura media de 37 grados. Solo por el hecho de que la temperatura aumente medio grado, ya es posible que la persona con Esclerosis Múltiple lo note en los síntomas.

    El calor impide el buen funcionamiento de las fibras nerviosas si estas o la capa exterior protectora (la mielina) han sido dañadas por la  Esclerosis Múltiple. En el cerebro y la médula, los mensajes viajan como impulsos eléctricos a través de estas fibras para controlar las diferentes partes del cuerpo. Cuando el nervio está dañado, la conducción de estos mensajes resulta más difícil.

    Síntomas que empeoran por culpa del calor

    Las temperaturas altas incrementan esta dificultad. Por tanto, si por el nervio dañado por la enfermedad los mensajes pasaban poco a poco, con el calor puede que no pasen. Esto provoca el empeoramiento de los síntomas hasta que las fibras nerviosas se enfríen. Los efectos del calor más habituales en las personas con  Esclerosis Múltiple son:

    *Los problemas de equilibrio.

    *La debilidad.

    *La fatiga.

    *Cambios en la visión o en la sensibilidad.

    *Dificultad para concentrarse.

    *Alteración de los reflejos. 

    *Algunas personas pueden sentirse más cansadas durante horas o incluso días, pero se cree que ningún daño a largo plazo procede del calentamiento corporal.

    Más allá del clima, otros factores pueden aumentar la temperatura del cuerpo. El ejercicio físico, los baños calientes, las emociones, la fiebre u otros factores son posibles desencadenantes de los síntomas relacionados con el calor. Sobre el ejercicio físico, hay que apuntar que es importante para la salud general y que se trata de encontrar la práctica más adecuada para cada persona y buscar maneras de mantenerse fresco antes, durante y después.

    El ciclo menstrual o la menopausia en personas con  Esclerosis Múltiple también pueden provocar cambios en la temperatura corporal. Algunas personas con  Esclerosis Múltiple utilizan un termómetro para tomarse la temperatura cuando creen que es demasiado alta, pero la mayoría considera que es mejor conocer el propio cuerpo y tratar de buscar maneras de bajar la temperatura.

    14 consejos para mantenerse fresco

    Existen maneras de mantenerse fresco pese al calor. Cada persona puede encontrar la que mejor le funcione. A continuación, te damos 14 consejos para combatir el calor

    Beber líquidos fríos.

    *Chupar hielos.

    *Tomarse baños fríos (para evitar un shock de frío, se puede hacer de manera progresiva, empezando con agua caliente o tibia e ir bajando la temperatura).

    *Abrir una ventana o sentarse delante de un ventilador.

    *Usar ropa refrigerante, ligera, de color y que reabsorba el sudor. Los chalecos son la pieza más popular. Otra opción son los pañuelos refrigerantes.

    *Evitar los ambientes calurosos como la cocina o las habitaciones muy soleadas.

    *Evitar los viajes largos en coche, en el caso de que no se disponga de aire acondicionado potente.

    *Evitar la exposición directa al sol (sentarse en la sombra).

    *Cubrirse la cabeza si se está expuesto al sol.

    *Cerrar o ajustar las cortinas o persianas durante el día para evitar que suba la temperatura.

    *Buscar hoteles, bares y restaurantes que tengan aire acondicionado.

    *Tener un ventilador cerca.

    *Humedecer la ropa con un spray de agua.

    *Usar muñequeras mojadas en agua fría.

    La Esclerosis Múltiple puede provocar cambios en la percepción del calor en la piel. Por tanto, es importante no aplicar las bolsas de hielo directamente sobre la piel. El empeoramiento de los síntomas causado por la temperatura es temporal. En caso de que se prolongue más de la cuenta, hay que ir al médico.



    Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad de Los Andes, Táchira, Venezuela. Locutora Certificada por la Universidad Central de Venezuela. Redactora de Medicina y Salud Pública.

    Mas noticias de Neurología