Los metabolitos circulantes podrían predecir la patogénesis del Alzheimer, según estudio

Los investigadores unieron esfuerzos para analizar la responsabilidad genética de la enfermedad de Alzheimer y prevenir su aparición.

Isbelia Farías

    Los metabolitos circulantes podrían predecir la patogénesis del Alzheimer, según estudio

    Aunque las características neuropatológicas de la EA aparecen décadas antes del inicio de los síntomas clínicos, los pacientes a menudo son diagnosticados tarde en la trayectoria de la enfermedad.

    Por ello, los investigadores intentaron estimar las características metabólicas de la responsabilidad genética de la enfermedad de Alzheimer (EA) en siete etapas diferentes a lo largo de la vida, con el propósito de identificar lo que caracteriza la patogénesis de la EA y prevenir la aparición clínica de la misma.

    El estudio concluyó en que los trastornos metabólicos asociados con la EA arraigan en la niñez, varias décadas antes del desarrollo de la enfermedad, y se prolongan hasta la edad adulta, cuando ocurre con más frecuencia el diagnóstico de EA.

    Para llegar hasta estas conclusiones, diseñaron un instrumento genético para la responsabilidad por EA y exploraron su asociación con los metabolitos circulantes medidos en dos estudios: el Estudio Longitudinal de Padres e Hijos de Avon (ALSPAC) y el Biobanco del Reino Unido.

    Los resultados refuerzan la influencia de la isoforma APOE4, en los lípidos y ácidos grasos circulantes desde los primeros años de vida hasta la edad adulta. Estos rasgos de lípidos y ácidos grasos pueden estar involucrados en la patogénesis de la EA.

    Esto es importante debido a que la población envejece, al igual que lo hace la cantidad de pacientes con EA, la forma más común de demencia.

    Aunque los metabolitos del cerebro y del líquido cefalorraquídeo (LCR) diferencian los casos de EA de los controles con un alto nivel de precisión, requieren métodos invasivos, como la punción lumbar, para recolectar muestras.

    Como resultado, sigue habiendo una motivación importante para identificar más fácilmente los biomarcadores de EA en plasma medidos, como se está empezando a demostrar para la beta amiloide en plasma, lo que podría mejorar la comprensión de la etiología temprana de la enfermedad.

    Diseño del estudio

    Los investigadores utilizaron datos genéticos y metabolómicos de 5648 descendientes de la cohorte de nacimiento ALSPAC.

    Los modelos de regresión lineal analizaron la asociación entre una mayor propensión a la DA, medida por una puntuación de riesgo genético (GRS) y los metabolitos plasmáticos medidos a los 8, 16, 18 y 25 años de edad.

    El estudio involucró 229 metabolitos, la mayoría de los cuales estaban relacionados con rasgos de lípidos/lipoproteínas.

    Para evaluar la persistencia de cualquier efecto de responsabilidad de la EA en la edad adulta tardía, los investigadores realizaron una aleatorización mendeliana de dos muestras utilizando estadísticas resumidas de estudios de asociación del genoma completo estratificados por edad de los mismos metabolitos para 118 466 participantes del Biobanco del Reino Unido.

    Fuente consultada aquí

    Mas noticias de Neurología