Estudio: Media hora de exposición diaria al sol reduciría a la mitad el riesgo de Esclerosis Múltiple

La literatura médica ha demostrado que la EM tiene un componente inflamatorio y otro neurodegenerativo.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Estudio: Media hora de exposición diaria al sol reduciría a la mitad el riesgo de Esclerosis Múltiple

    En Puerto Rico se ha demostrado un aumento en la prevalencia e incidencia, es decir, la prevalencia se estima en 71 casos por cada 100,000 personas, según lo informó el Dr. Ángel Chinea a través de Medicina y Salud Pública.

    "La EM es una enfermedad inflamatoria crónica recurrente del SNC que no solo afecta la materia blanca, sino que también afecta la materia gris. En la última década, los estudios han demostrado que la EM tiene un componente inflamatorio y otro neurodegenerativo. La EM es una de las causas más frecuentes de incapacidad neurológica en personas jóvenes", indicó Chinea.

    Respecto a esto, recientemente un grupo de investigadores encontró que los niños, adolescentes y adultos jóvenes que pasan 30 minutos diarios al aire libre bajo el sol pueden reducir a la mitad el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple, sugiere una nueva investigación en la que participaron aproximadamente 300 personas con la condición, y 500 personas sin esclerosis múltiple.  

    Después de ajustar según los factores de riesgo de esclerosis múltiple, los participantes que pasaron en promedio 30 minutos a 1 hora al aire libre durante el verano anterior tenían un 52% menos de probabilidades de desarrollar esclerosis múltiple en comparación con aquellos que pasaban menos de 30 minutos al aire libre al día. Además, aquellos que pasaron de 1 a 2 horas al aire libre todos los días tenían un riesgo 81% menor de contraer esclerosis múltiple.

    "Descubrimos que pasar entre 1 y 2 horas al aire libre al día proporcionaba el mayor beneficio, pero pasar tan solo 30 minutos al aire libre al día puede reducir el riesgo de esclerosis múltiple aproximadamente a la mitad", declaró en un comunicado de prensa la Dra. Emmanuelle Waubant, Ph. D., co-investigadora y profesora de neurología en University of California San Francisco Weill Institute for Neurosciences en San Francisco, Estados Unidos.

    "La conclusión es que pasar más tiempo al aire libre bajo el sol puede ser útil para prevenir [una] enfermedad autoinmune como la esclerosis múltiple", dijo el investigador. 

    Investigación "significativa"

    Aunque la aparición de la esclerosis múltiple suele ocurrir entre los 20 y los 50 años, entre el 3% y el 5% de las personas con esclerosis múltiple comienzan a experimentar síntomas antes de los 18 años, señalaron los investigadores.

    La etiología de la esclerosis múltiple "se entiende como una combinación de predisposición genética, exposiciones infecciosas y otros factores de riesgo ambientales y conductuales", escribieron.

    Algunos factores ambientales de riesgo para la esclerosis múltiple de inicio en la edad adulta son una baja exposición al sol, una baja exposición a la radiación ultravioleta y un bajo nivel de vitamina D, con un mayor riesgo asociado con una "exposición insuficiente al sol en la infancia".

    Las investigaciones previas se han centrado principalmente en poblaciones adultas, dijo la Dra. Waubant.

    El estudio de los aspectos genéticos y ambientales de la esclerosis múltiple en niños en el estudio actual fue "muy significativo" porque los investigadores pudieron acercarse más al tiempo de exposición que en los estudios de esclerosis múltiple en adultos, lo que les permitió tener información más detallada, agregó.

    Los investigadores analizaron datos de un estudio multicéntrico de casos y controles que investigaba los factores de riesgo ambientales de la esclerosis múltiple pediátrica.

    En el modelo totalmente ajustado, en comparación con pasar menos de 30 minutos al aire libre durante el verano más reciente, pasar un mayor tiempo al aire libre se asoció con una marcada reducción en las probabilidades de desarrollar esclerosis múltiple.

    Los investigadores encontraron una relación dosis-respuesta, con quienes pasaban de 30 minutos a 1 hora con un 52% menos de probabilidades de desarrollar esclerosis múltiple, mientras que pasar de 1 a 2 horas afuera redujo las probabilidades de esclerosis múltiple en un 81%.

    Los investigadores informaron que pasar más de 2 horas bajo el sol no proporcionó ningún beneficio adicional.

    Una dosis más alta de radiación ultravioleta ambiental en verano "también mostró protección para esclerosis múltiple" (odds ratio ajustado: 0,76 por kJ/m2; IC 95%: 0,62 a 0,94; p = 0,01), escribieron los investigadores.

    Notablemente, el uso de protección solar en el verano más reciente no se asoció significativamente con las probabilidades de desarrollar esclerosis múltiple.

    La Dra. Waubant sugirió dos posibles razones para estas asociaciones: el efecto de la exposición al sol sobre los niveles de vitamina D y el efecto inmunomodulador de la luz ultravioleta a través de la piel, que tiene un efecto antiinflamatorio.

    Señaló que brindar orientación con respecto a las cantidades óptimas de luz solar y al mismo tiempo sopesar los riesgos y los beneficios es "un desafío", ya que la exposición excesiva al sol sin protección también conlleva riesgos. La Dra. Waubant agregó que pasar más de 2 horas al aire libre al día no redujo más el riesgo de esclerosis múltiple, en comparación con 1 a 2 horas de exposición al aire libre.

    Los investigadores también señalan la importancia de usar protección solar según sea necesario, "lo que podría ser particularmente recomendable para las personas con alto riesgo de desarrollar esclerosis múltiple; por ejemplo, aquellos con un familiar de primer grado con esclerosis múltiple ", concluyó Tremlett.

    Fuente consultada aquí

    Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad de Los Andes, Táchira, Venezuela. Locutora Certificada por la Universidad Central de Venezuela. Redactora de Medicina y Salud Pública.

    Mas noticias de Neurología