Científicos crean los primeros robots vivos que se replican de manera espontánea

Esta nueva forma de autorreplicación biológica podría suponer un prometedor avance para la medicina regenerativa.

Sergio Nicolás Ortiz Cortés Sergio Nicolás Ortiz Cortés
  • Sergio Nicolás Ortiz Cortés - Correo Electrónico

Científicos crean los primeros robots vivos que se replican de manera espontánea

Mitad animal, mitad robot. Los xenobots, creados gracias a la reutilización de células vivas obtenidas de embriones de rana de uñas africanas, fueron diseñados en una supercomputadora a partir de bloques de construcción biológicos específicos basados en un algoritmo evolutivo. 

Científicos presentan los primeros robots vivos autorreplicantes de la historia, gracias al hallazgo de una nueva forma de reproducción biológica. 

Los autores extrajeron células cutáneas no modificadas genéticamente de renacuajos de Xenopus y las incubaron para producir organismos móviles y multicelulares cubiertos de cilios (estructuras celulares con aspecto de pestaña).

Estos biobots, diseñados por ordenador y ensamblados a mano, pueden nadar en una placa Petri, encontrar células individuales y reunir cientos de ellas y juntar ´bebés´ xenobot en el interior de su boca en forma de Pac-Man

Unos cinco días más tarde, estos se convierten en nuevas máquinas vivas, que pueden observarse y moverse de la misma manera. A su vez, encuentran células y construyen copias de sí mismos, una y otra vez.

Según Sam Kriegman, autor principal, y ahora investigador de la Universidad de Harvard, se trata de células de rana que se replican de una forma muy diferente a como lo hacen estos anfibios

Por sí solo, el progenitor xenobot, compuesto por unas 3.000 células, forma una esfera. "Estas pueden hacer hijos, pero después el sistema normalmente se extingue. En realidad, es muy difícil conseguir que el sistema siga reproduciéndose", dice Kriegman. 

Según los autores, la creación de estas máquinas vivientes supone trabajar más profundidad en la comprensión de la replicación: "El mundo y las tecnologías están cambiando rápidamente. Es importante, para la sociedad en su conjunto, que estudiemos y entendamos cómo funciona", informa Bongard

Estas máquinas vivientes de tamaño milimétrico, creadas por completo en laboratorio, fácilmente extinguibles y examinadas por expertos, se convierten en el sistema ideal para estudiar los sistemas autorreplicantes.

Para los científicos, esta investigación es prometedora para los avances hacia la medicina regenerativa.

"Si supiéramos cómo decirle a los grupos de células que hagan lo que queremos que hagan, sería la solución a las lesiones traumáticas, los defectos de nacimiento, el cáncer y el envejecimiento", apunta Levin, para quien estos problemas existen porque no sabemos cómo predecir y controlar qué grupos de células van a construir. "Los xenobots son una nueva plataforma para enseñarnos", concluye. 

Fuente agencia sinc.

Comunicador Social y Periodista egresado de la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá. Periodista y Redactor en la Revista de Medicina y Salud Pública.

Mas noticias de Investigación