Ismar Pérez no deja que el síndrome de Sjögren sea un obstáculo en su vida

El síndrome de Sjögren es una enfermedad inflamatoria sistémica autoinmunitaria crónica, relativamente frecuente, de causa desconocida. Se caracteriza por sequedad bucal, de ojos y de otras mucosas debido a una disfunción de glándulas exocrinas secundaria a una infiltración linfocítica.

Yolimarian Torres


Ismar Pérez no deja que el síndrome de Sjögren sea un obstáculo en su vida

Ismar Pérez es protagonista de una cadena de 100 x 35 de energías positivas, autocuidado y fortaleza mental y espiritual ante los retos de una condición que la desafía diariamente.

Asume el reto con una admirable y contagiosa voluntad que la convierte en una embajadora de los pacientes del Síndrome de Sjögren, una enfermedad autoinmunitaria difícil pero que no la detiene en su empeño de difundir esperanza y apoyo a otras personas con su misma condición. En esta entrevista exclusiva, nos explica cómo el deporte, la meditación, y la comprensión de su entorno la han ayudado a prosperar a pesar de su afección.

Pérez es una ejecutiva en el mundo de las relaciones públicas y la publicidad. Un mundo muy complicado que requiere de mucha concentración y altos niveles de adrenalina y estrés. Por ello, no es exagerado considerarla una guerrera contra el Sjögren, ya que enfrenta las tareas diarias con la misma energía que le permite combatir las muchas combinaciones de afecciones autoinmunitarias. La nutrición diaria es otra de las claves para combatir el dolor y practicar diversos ejercicios que la ayuda a mantener controlada su condición. Su sintonía con su cuerpo es evidente. Y su conexión con la causa de los derechos de los que como ella se convierten en guerreros y poderosos gladiadores la inspiran a seguir adelante en medio de las adversidades propias de la condición. 

“Es importante estar en armonía y en una constante actitud positiva, crear un ambiente que apoye la mejor vida posible. Que los pacientes conozcan que es posible ser feliz y llevar esta condición”

Esta deportista, amante de las salidas y eventos indicó que al principio no le prestaba atención a los síntomas, ya que pensó que solo se trataba de una irritación menor producto del uso de lentes de contacto. 

 

imagen-cuerpo

Ismar Pérez, pacede el Síndrome de Sjögrens, pero asegura que su vida ha mejorado gracias al compromiso entre sus médicos y ella

Sin embargo, con el pasar de los días, notó que había algo más que la estaba afectando y por esa razón pidió ayuda. “Conociendo mi cuerpo sabía que algo no estaba bien, por eso pedí ayuda y llegué hasta un grupo multidisciplinario de profesionales de la salud que han sido el mejor apoyo”, relató Pérez. 

“Me costó bajar el ritmo de vida, me reusaba, pero una vez empecé a descansar más y tomar tiempo para disfrutar de la vida, me di cuenta de que antes no estaba tan bien como lo creía, ahora me tomo el tiempo para estar con mi familia y amigos de una mejor manera”, indicó. 

Por otro lado, la paciente señaló que las herramientas de vida otorgadas por los profesionales de la salud que la ayudan en su condición mejoraron su vida y su entorno. “No es que te pierdes a ti mismo, pero pierdes algo tuyo, en ese caso uno puede descubrir nuevas cosas. Ese es el momento de levantarte, aceptar la situación y decidir ser feliz y en control de la enfermedad” finalizó esta guerrera cuyos ojos llenos de esperanza simbolizan el resplandor de las ilusiones de muchos que como ella aspiran a tener una mejor calidad de vida.

Descripción general de la enfermedad

Síntomas:

  • Ojos secos. Es posible que los ojos te ardan, te piquen o sientas como si tuvieras arena adentro.
  • Sequedad de boca. Es posible que sientas que tienes la boca llena de algodón, lo que dificulta tragar o hablar.
  • Algunas personas con síndrome de Sjögren presentan uno o más de lo siguiente:

  • Dolor articular, hinchazón y rigidez
  • Inflamación de las glándulas salivales, sobre todo, las que se ubican debajo de la mandíbula y delante de las orejas
  • Erupciones cutáneas o piel reseca
  • Sequedad vaginal
  • Tos seca persistente
  • Fatiga prolongada
  • Causas

    El síndrome de Sjögren es un trastorno autoinmunitario. El sistema inmunitario ataca tus propias células y tejidos corporales por error.

    Los científicos no están seguros de la razón por la cual algunas personas padecen el síndrome de Sjögren. Hay mayor riesgo de padecer el trastorno a causa de determinados genes, pero al parecer también se necesita un mecanismo detonante, como una infección por un virus determinado o una cepa bacteriana.

    En el síndrome de Sjögren, el sistema inmunitario primero ataca las glándulas que producen lágrimas y saliva. Sin embargo, también puede dañar otras partes del cuerpo, como las siguientes:

  • Articulaciones
  • Tiroides
  • Riñones
  • Hígado
  • Pulmones
  • Piel
  • Nervios
  • Factores de riesgo

    Por lo general, el síndrome de Sjögren afecta a las personas que tienen uno o más factores de riesgo conocidos, entre ellos:

  • Edad. El síndrome de Sjögren se diagnostica generalmente en personas mayores de 40 años.
  • Sexo. Las mujeres son más propensas a padecer el síndrome de Sjögren.
  • Enfermedad reumática. Es frecuente que las personas que padecen el síndrome de Sjögren también tengan una enfermedad reumática, como artritis reumatoide o lupus.
  • Complicaciones

    Las complicaciones más frecuentes del síndrome de Sjögren tienen que ver con los ojos y la boca.

  • Caries. Dado que la saliva ayuda a proteger los dientes de las bacterias que causan caries, estás más propenso a contraer caries en caso de que tengas la boca seca.
  • Candidosis. Las personas con síndrome de Sjögren tienen mucha mayor probabilidad de padecer candidosis oral, que es una infección por hongos en la boca.
  • Problemas de visión. La sequedad en los ojos puede provocar sensibilidad a la luz, visión borrosa y daño en la córnea.
  • Algunas complicaciones menos frecuentes pueden afectar:

  • Pulmones, riñones o hígado. La inflamación puede causar neumonía, bronquitis u otros problemas en los pulmones, además de provocar problemas en la función renal y causar hepatitis o cirrosis en el hígado.
  • Ganglios linfáticos. Un pequeño porcentaje de gente con síndrome de Sjögren contrae cáncer de los ganglios linfáticos (linfoma).
  • Nervios. Es posible que manifiestes entumecimiento, hormigueo y ardor tanto en las manos como en los pies (neuropatía periférica).

  • Artículos Relacionados