Las médicas son madres 5 años más tarde que el resto de las profesionales

Las profesionales de la medicina le dan prioridad a sus estudios primarios y especializaciones para luego dedicarse a sus labores de madres.

Redacción MSP


Las médicas son madres 5 años más tarde que el resto de las profesionales

Ser médico implica posponer algunas cosas, tal es el caso convertirse en madre. Según un estudio realizado en Toronto (Canadá), las trabajadoras de la medicina tienen a su primer hijo a los 32 años de media, mientras que el resto de mujeres fuera de la Medicina lo hacen a los 27 años.

Esto significaría que las médicas posponen hasta 5 años la maternidad frente al resto de profesiones. En ambos casos, el embarazo se produce cada vez a edades más avanzadas lo que podría derivar en un aumento del riesgo de infertilidad y problemas durante la gestación. 

Por áreas, el retraso se da en menor medida entre las profesionales de Medicina de Familia en comparación con el resto de especialidades. 

El estudio, de gran complejidad debido a su duración y el tamaño de la cohorte, comparó el comportamiento de 5.238 médicas de Ontario con el de otras 26.640 pacientes en edad reproductiva (15-50 años) desde 1995 hasta 2019. 

 imagen-cuerpo

Dra. atiende a su colega en el consultorio. 

El objetivo fue averiguar cuántos años tardaban las mujeres en tener su primer embarazo único o múltiple o, en caso de muerte fetal, con una duración mínima de 20 semanas. 

Los resultados, publicados en JAMA Network, demostraron que las médicas tenían menos probabilidades de quedarse embarazadas a edades más tempranas e iniciaban el proceso "significativamente" más tarde que el resto de mujeres fuera de la Medicina. 

Por tanto, no solo se confirma que las médicas retrasan la maternidad, sino que también se identifica el período de tiempo en que ocurre este retraso, que puede alargarse con el tiempo en lugar de acortarse.

Aunque las facultativas se quedaban embarazadas a edades mayores, el parto era similar al resto. Dentro de la rama sanitaria, las médicas de Familia registraron un mayor índice de partos frente al resto de áreas en todas las edades analizadas.

Leer también: Madre contra todo pronóstico

Los datos también revelaron que las licenciadas en Medicina tenían más probabilidades de vivir en áreas urbanas de altos ingresos mientras que en el resto de pacientes analizadas aumentaba la probabilidad de ser inmigrantes. 

Más embarazos entre las estudiantes de posgrado

Por franjas de edad, las profesionales sanitarias registraron una tasa de embarazo "notablemente menor" entre los 15 y los 28 años, que aumentaba ligeramente entre los 29 y los 36 años, y que crecía "notablemente" a partir de los 37 años, en comparación con el resto de madres. Sin embargo, a la edad de 37 años, la incidencia acumulada de partos fue similar en ambos grupos. La edad media para dar a luz fue de 27 años en el caso de la población femenina general y 31,6 en el de las médicas.

El 98 por ciento de las facultativas todavía no habían sido madres justo después de obtener el título de Medicina. De hecho, la mayoría de sanitarias no tuvo su primer hijo hasta después de los 28. 

En comparación con el resto de mujeres, la probabilidad de embarazo fue mayor en aquellas que decidieron ejercer y sin embargo menor en las que cursaron un posgrado. Por su parte, las médicas de Familia registraron una cifra de embarazos similar a la de la población durante la residencia. 

Esto demuestra que el retraso en la maternidad por parte de las sanitarias está directamente relacionado con la etapa de la carrera y la especialidad escogida, complementando así los hallazgos obtenidos en estudios anteriores que sitúan la edad media de los médicos en el primer parto entre 30 y 33 años y revelan que solo del 14 al 40 por ciento experimentan un embarazo durante la formación de posgrado.


Artículos Relacionados