Nutrición necesaria para pacientes con enfermedades autoinmunes como la Artritis

Con la alimentación adecuada junto al acompañamiento clínico los cambios a razón de la enfermedad son menos severos.

Sergio Nicolás Ortiz Cortés Sergio Nicolás Ortiz Cortés
  • Sergio Nicolás Ortiz Cortés - Correo Electrónico

Nutrición necesaria para pacientes con enfermedades autoinmunes como la Artritis

La obesidad y el sobrepeso en niños ha sido un problema de salud pública, ya que después de la pandemia se ha visto un aumento del 47% en el número de niños que sufren esta enfermedad entre los 5 y 11 años.

De acuerdo a la doctora Elivette Zambrana, reumatóloga pediátrica, "hoy en día estamos viendo niños con más comorbilidades, las cuales generalmente se veían solo en adultos, entre las cuales se encuentran los problemas de diabetes, colesterol y articulares". 

A la vez en estos casos, las condiciones autoinmunes son más difíciles de tratar debido a que la obesidad crea un estado inflamatorio del cuerpo, lo que produce aumento  en la sangre de las citoquinas, afectando directamente al tejido adiposo.

En este caso el acompañamiento por parte de los padres es indispensable en el momento de elegir los productos de la canasta familiar. Por esa razón la especialista detalló algunos de los alimentos que debe incluir en la dieta de estos pacientes:

Las fresas son un gran aliado a la hora de combatir las enfermedades reumáticas, ya que es un producto que no es procesado y que es bajo en carbohidratos, la cual puede llegar a sustituir los antojos de comer dulces. A su vez estas también pueden ser sustituidas por arándanos, moras y frambuesas

A la hora de escoger vegetales tenemos a la lechuga y el tomate que son alimentos bajos en carbohidratos, no son procesados y tienen fibra los cuales son una gran opción para realizar una deliciosa ensalada para nuestros hijos.

Los granos son una fuente de fibra, que facilita la digestión por esto el arroz integral es una gran opción, ya que no es ultra procesado y cuenta con varias vitaminas como B1, B2, B6 y vitamina E.

La pasta de grano completa también tiene todos los nutrientes necesarios para contribuir con el crecimiento de los niños y para mantener un peso saludable.

Cuando hablamos de proteína, la pechuga de pollo sin piel llena los requisitos para ser un producto magro y bajo en grasa para mantenernos saludables y en buen peso.

También podemos ingerir lácteos, pero en baja cantidad de porción, en este caso el yogurt griego es una gran opción, ya que es un producto bajo en grasa y en azúcar. En este caso podemos agregarle frutas para darle un poco de sabor y un poco de miel.

A la hora de escoger un producto para hidratarnos podemos utilizar agua, ya que no tiene calorías y hace que nuestro cuerpo funcione al máximo.

De igual manera es muy importante que asista a control con su médico pediatra, ya que él le va a brindar una dieta especial dependiendo de los requisitos nutricionales que su hijo requiera.

Aquí puede ver el reportaje realizado por la doctora Elivette:

Comunicador Social y Periodista egresado de la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá. Periodista y Redactor en la Revista de Medicina y Salud Pública.

Mas noticias de Gastroenterología