Terapia con estatinas aumenta la glucemia pero previene la enfermedad cardiovascular, indica estudio

Los hallazgos evidenciaron un mayor efecto en los niveles de glucosa en sangre, con las estatinas de alta intensidad.

Luisa Ochoa

    Terapia con estatinas aumenta la glucemia pero previene la enfermedad cardiovascular, indica estudio

    Un nuevo metaanálisis de 23 ensayos, que incluyó a más de 150.000 pacientes, confirmó el efecto que tiene el tratamiento con estatinas sobre el aumento de los niveles de glucosa en la sangre y el desarrollo de la diabetes.

    Sin embargo, el estudio también documentó que los efectos en la glucosa del cuerpo son pequeños y el riesgo de diabetes de los pacientes que ingieren esos medicamentos es mínimo debido a que las estatinas generan un efecto reductor del colesterol y una disminución del riesgo de enfermedad cardiovascular aterosclerótica.

    Entre los resultados se evidencia un empeoramiento de la glucemia en los participantes, un mayor efecto de estatinas de alta intensidad y un efecto similar, pero moderado, del tratamiento con estatinas de intensidad baja y moderada.

    Al respecto, el Dr. David Preiss, MBChB, PhD, en las sesiones científicas de la American Heart Association, enfatizó que a pesar de eso, "los beneficios cardiovasculares de la terapia con estatinas siguen siendo sustanciales y profundos, independientemente de si tienen diabetes, prediabetes o normoglucemia cuando comienzan el tratamiento con estatinas".

    Aumento de la glucosa en sangre de los pacientes estudiados

    Los datos mostraron que el tratamiento con atorvastatina en una dosis diaria de al menos 40 mg o rosuvastatina en una dosis diaria de al menos 20 mg, generó un aumento promedio en los niveles de A1c de 0,08 puntos porcentuales entre las personas sin diabetes cuando comenzaron su tratamiento y 0,24 puntos entre las personas ya diagnosticadas con diabetes. 

    Los niveles de glucosa en sangre aumentaron en un promedio de 0,04 mmol/L en las personas sin diabetes y en un promedio de 0,22 mmol/L en diabéticos. Además, quienes recibieron regímenes de estatinas de intensidad baja o moderada tuvieron pocos aumentos.

    Sobre ello, Preiss afirmó que, "no estamos hablando de personas que pasan de no tener diabetes a tener diabetes franca. Estamos hablando de [estatinas] empujando a un número muy pequeño de personas a cruzar un umbral de diabetes".

    Pese a los hallazgos, el riesgo de desarrollar diabetes es mínimo

    Cabe mencionar que el investigador presentó otros dos ejemplos para demostrar el riesgo mínimo de la terapia con estatinas, comparado con los beneficios que representa para los pacientes. 

    Un tratamiento de estatinas de alta intensidad aplicado a 10.000 personas durante 5 años causó que 150 personas aumentaran sus niveles de glucosa debido al efecto hiperglucémico de la terapia, esto en comparación con una prevención esperada de 1.000 eventos de enfermedad cardiovascular aterosclerótica.

    Entre los 10.000 pacientes con alto riesgo de esta enfermedad que tomaban un régimen de estatinas de alta intensidad para la prevención primaria, 5 años de tratamiento darían como resultado aproximadamente 130 casos adicionales de diabetes incidente y prevendrían alrededor de 500 eventos de enfermedad cardiovascular aterosclerótica.

    Expertos destacan beneficios de la terapia con estatinas

    Asimismo, varios especialistas en cardiología que no participaron en el estudio, coinciden que los beneficios del tratamiento con estatinas compensan el efecto hiperglucémico que genera en los pacientes. 

    "Se demostró claramente que el pequeño riesgo de hiperglucemia que plantea el uso de estatinas está más que compensado por su beneficio para reducir los eventos de ASCVD", comentó el Dr. Neil J. Stone, cardiólogo y profesor de medicina en la Universidad Northwestern, Chicago. 

    "Estoy de acuerdo en que, para aquellos con pre diabetes que están en camino a la diabetes con o sin una estatina, el pequeño aumento de glucosa con una estatina no debería disuadir el uso de estatina porque el beneficio es muy grande. Más bien, debería enfocar los esfuerzos para mejorar dieta, aumentar la actividad física y mantener el peso controlado", complementó.

    Por su parte, el Dr. Brendan M. Everett, cardiólogo y especialista en medicina preventiva del Brigham and Women's Hospital en Boston, indicó que, "los beneficios de reducir el colesterol LDL con una estatina para prevenir eventos cardiovasculares gravemente morbosos y potencialmente fatales superan con creces los aumentos en el riesgo de diabetes que podrían observarse con los aumentos extremadamente pequeños en A1c".

    El hallazgo de "un pequeño aumento en el riesgo de diabetes se debe realmente a que la diabetes tiene un umbral bioquímico y el tratamiento con estatinas empuja a algunas personas un poco más allá de una línea que es semiarbitraria", acotó el Dr. Marc S. Sabatine, cardiólogo y profesor de la Escuela de Medicina de Harvard, Boston.

    La inhibición de la enzima HMG-CoA reductasa puede ser la clave

    Los análisis mostraron que el tratamiento con estatinas de alta intensidad aumentó la tasa de diabetes incidente en un 36 % en comparación con los controles y aumentó la tasa de empeoramiento de la glucemia en un 24 %. 

    Los regímenes de estatinas de intensidad baja o moderada aumentaron la incidencia de diabetes en un 10 % significativo y aumentaron la incidencia de empeoramiento de la glucemia en un 10 %, informó Preiss.

    Finalmente, los mecanismos por los cuales las estatinas generan ese efecto siguen sin estar claros, pero la evidencia sugiere que puede ser una consecuencia de la acción principal de las estatinas, la inhibición de la enzima HMG-CoA reductasa.

    Fuente consultada aquí.

    Mas noticias de Endocrinología-Diabetes