Diabesidad: obesidad y sobrepeso, factores determinantes en el desarrollo de diabetes tipo 2

Las personas con obesidad presentan un método compensatorio en el que su organismo produce una hipersecreción de insulina, lo que deriva en diabetes tipo 2.

Alexander Triana Yanquén

    Diabesidad: obesidad y sobrepeso, factores determinantes en el desarrollo de diabetes tipo 2

    En Puerto Rico, se sabe que hay una incidencia bastante elevada de esta enfermedad, pues el laboratorio Abarth Health, en colaboración con la Asociación Puertorriqueña de Diabetes, revelaron que la enfermedad afecta a cerca de la mitad de la población. Según los datos del estudio, el 20 % de los puertorriqueños padece diabetes y el 28 % prediabetes.

    La diabetes se caracteriza por ser un trastorno metabólico en el que se presentan problemas con el azúcar y la insulina, bien sea por mayor o menor producción de esta; que atiende directamente con el consumo de energía del cuerpo. Ahora, la obesidad tiene una estrecha relación frente a este hecho y genera ciertas complicaciones derivadas de la misma.

    Obesidad y diabetes, combinación que podría ser letal

    En una conversación exclusiva que sostuvo el Dr. Luis Madera Marín, endocrinólogo del Hospital Universitario de Adultos, con la Revista de Medicina y Salud Pública, el especialista aseguró que la obesidad y el sobrepeso son factores de riesgo para la diabetes tipo 2, y que la relación entre estas patologías es tan estrecha que, incluso, ha sido nombrada como "diabesidad".

    Los expertos suelen ser muy reiterativos a la hora de asegurar que la obesidad es un factor de riesgo importante para el desarrollo de la diabetes tipo 2, pues en presencia de obesidad, el tejido adiposo segrega cantidades elevadas de adipoquinas y resistina, moléculas responsables de que dicho tejido desarrolle resistencia a la acción de la insulina.

    Ante la deficiente acción de esta hormona en el control de los niveles de azúcar en sangre, el organismo activa un método ´compensatorio´ denominado hipersecreción de insulina, generando un daño directo sobre las células beta del páncreas. 

    "Esto ocurre a lo que es la obesidad visceral o abdominal donde se presenta el método compensatorio, porque hay resistencia a la insulina", aclara Madera.

    ¿Cómo se compromete la salud del paciente?

    Estudios han comprobado que la obesidad afecta directamente al sistema cardiovascular, el Dr, Madera asegura que "tanto la diabetes tipo 2 como la obesidad, van a causar enfermedades macrovasculares", dice. 

    Siendo estas complicaciones el derrame cerebral, infarto al miocardio o infarto cardíaco, enfermedad vascular periférica o problemas de circulación: "también hay otros factores de riesgo asociados como lo es la dislipidemia o problemas de colesterol, la presión arterial elevada y esto aumenta el riesgo de mortalidad en los individuos", detalla.

    Además, la diabetes tipo 2 es una de las causas principales de la retinopatía diabética, nefropatía diabética, y la neuropatía diabética: "esto es por daños a lo que es la microvasculatura periférica o vasos sanguíneos pequeños", explica.

    Agrega que, por tal motivo, se hace pertinente tener todas las evaluaciones sobre el aspecto cardiometabólico: "no solamente con su médico primario, sino también con su endocrinólogo, cardiólogo, entre otros especialistas que estamos listos para darle la mano", comenta.

    Obesidad y otras complicaciones

    Además de las complicaciones mencionadas anteriormente, la obesidad se asocia con afectaciones a las articulaciones, problemas con el sistema neurológico "como lo es el parkinson y el alzhéimer", y también con otras patologías como lo es el cáncer de próstata, seno, entre otros.

    Evite padecer complicaciones

    Según varios especialistas, entre los cuales se incluye el Dr. Madera Marín, una de las mejores maneras de evitar estas complicaciones es mantener un estilo de vida saludable, hacer cambios y empezar por desarrollar hábitos sanos entre los que destaca el ejercicio, la alimentación y obviamente los chequeos con los expertos, quienes le remitirán en un tratamiento de medicamentos adecuado para controlar las condiciones.

    Por tal motivo, asegura Madera que es vital el control del colesterol y la presión arterial con los medicamentos recetados por el médico tratante: "Esto se evalúa en lo que es un control lipídico, y basado en ese perfil lipídico y el historial médico del paciente, se individualiza y se da el tratamiento respectivo", dice.

    Para tratar dicha dislipidemia: "existen unos medicamentos que se llaman las estatinas, que están indicadas para pacientes con diabetes tipo 1 con más de 20 años de duración, para pacientes con diabetes tipo 2 con más de 10 años de duración, o independiente a los niveles de colesterol en el sistema todo paciente entre los 40 y 75 años de edad, deberían estar tomando estos medicamentos, ya sea para prevención primaria o secundaria para evitar eventos", concluye.

    Obesidad según la OMS

    La obesidad es una enfermedad crónica caracterizada por un exceso de adiposidad corporal, que se considera sobrepeso cuando el índice de masa corporal (IMC) es mayor de 25, y obesidad cuando el IMC es mayor de 30, según lo define la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    Esta organización por años ha estudiado el tema y define la obesidad abdominal cuando el perímetro de la cintura es mayor de 35 pulgadas en mujeres, y en los hombres cuando supera las 40 pulgadas. Es importante tener presente que el perímetro de la cintura o la circunferencia abdominal, es una medida bastante confiable de lo que es la obesidad visceral o de los órganos, según explican los expertos en salud.  

    Vea la entrevista completa acá: 

    Mas noticias de Endocrinología-Diabetes