Se identifica en Puerto Rico el tercer caso de rara Encefalitis Autoinmune ocasionado por ciertos anticuerpos

Este tipo de casos está contenido en 0.83 por 1,000,000 de habitantes, según literatura.


Se identifica en Puerto Rico el tercer caso de rara Encefalitis Autoinmune ocasionado por ciertos anticuerpos

Este tipo de casos está contenido en 0.83 por 1,000,000 de habitantes, según literatura.

Doctora Arachristie Otero Díaz.Doctora Arachristie Otero Díaz.

Belinda Z. Burgos González
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública 

El tercer caso de una rara encefalitis autoinmune causada por anticuerpos se identificó por médicos del Manatí Medical Center (MMC).

Y es que un paciente de 69 años arribó a la sala de emergencias de la institución hospitalaria con salpullido agudo, luego de haber iniciado su tratamiento con un anticonvulsante (carbamazepine) luego de un periodo de alrededor de dos meses de presentar convulsiones complejas y disfunción cognitiva que progresaba, según la doctora Arachristie Otero Díaz, en entrevista con Medicina y Salud Pública (MSP). 

Entre las causas más comunes para la encefalitis autoinmune se encuentran los virus  por la inhalación de las gotitas de la nariz, boca o garganta de una persona infectada, por alimentos o bebidas contaminados, picaduras de insectos

Otras causas de encefalitis pueden incluir, una reacción alérgica a vacunas, enfermedad autoinmunitaria, bacterias como la de enfermedad de Lyme, sífilis y tuberculosis, parásitos como nemátodos, cisticercosis y otras causas relacionadas a anticuerpos, siendo estas las más raras y de las pocas registradas en la Isla.

“Al examen físico, el paciente estaba desorientado a tiempo y lugar, pero tanto su habilidad de comprensión como los nervios craneales del 2-12 (nervios encefálicos simétricos que comunican el encéfalo con distintas zonas periféricas como la cabeza, el cuello y otros) estaban intactos, al igual que sus extremidades, pero su cuerpo mostraba un “rash” maculopapular (erupción que no se eleva por encima de la superficie de la piel)  difuso”, explicó.

Las convulsiones de este paciente continuaban durante su periodo de hospitalización y aumentadas en cuanto a su frecuencia e intensidad. Este panorama requirió cambios en los tratamientos administrados debido a la pobre respuesta y efectos cardiovasculares y hematológicos, según la Dra. Otero Díaz. 

Estudios radiológicos de “CT” y “MRI” de cabeza arrojaron ambos negativos para patologías agudas y además, un electroencefalograma mostró señales de actividad epileptiforme focal o alteraciones eléctricas cerebrales, parecido a la epilepsia.

“En adición se identificó presencia de hiponatremia (niveles bajos de sodio en sangre) y la punción lumbar (parte de la columna donde se extrae líquido cefalorraquídeo) fue negativa tanto para bandas oligoclonales (examen para buscar proteínas relacionadas con inflamación en el líquido cefalorraquídeo) como para etiologías malignas e infecciosas. En este punto, se piensa en un proceso autoinmune y se comienza al paciente en methylprednisolone en altas dosis. Las convulsiones se resolvieron dramáticamente 72 horas luego de su comienzo”, abundó.

Asimismo, añadió que el paciente resultó positivo para los anticuerpos anti-VGKC (votage gated potassium channels) y anti-LGI (Leucine rich glioma inactivated 1) por sus siglas en inglés, lo que confirmó el diagnóstico de encefalitis autoinmune pues ambos están relacionados a este tipo de escenario clínico. 

“El paciente requirió tubo de gastrostomía y traqueostomía durante la hospitalización. Luego de un transcurso largo intrahospitalario nuestro paciente fue dado de alta en

Levetiracetam y Phenobarbital con seguimiento ambulatorio”, confirmó. 

“Tres meses después, no han ocurrido relapsos en convulsiones, el paciente ambula con asistencia, se comunica verbalmente, el tubo de gastrostomía fue removido y se espera remover el tubo de traqueotomía prontamente”, afirmó.

La encefalitis autoinmune es un desorden inflamatorio severo en el cerebro que genera una encefalopatía rápidamente progresiva por lo regular en menos de 6 semanas.

La Doctora aseguró que cuando es inducida por los anticuerpos anti-VGKC y anti-LGI1, su incidencia es de 0.83 casos por millón según literatura en pacientes con edad media de 60 años y características particulares tales como el “deterioro cognitivo progresivo y abrupto; convulsiones de alta frecuencia e hiponatremia en un patrono de sindrome inapropiado de la hormona antidiurética”, tal cual se halló en este paciente de la Isla. 

Entender que la Encefalitis Autoinmune inducida por estos anticuerpos es raramente vista en pacientes de incidencia caribeña. Este caso es solo el tercer caso identificado en Puerto Rico al momento del escrito del reporte de la especialista.

“Las dos características cardinales para poder reconocer y diagnosticar esta patología tempranamente son convulsiones y el deterioro cognitivo progresivo. Cabe mencionar que la respuesta a inmunoterapia es efectiva en alrededor de 70 a 80% de los casos. Los médicos de familia son de vital importancia considerar la encefalitis autoinmune en los diagnósticos diferenciales luego de haber descartado otras etiologías”, concluyó. 

En este caso participaron el Dr. José Arias Morales, neurólogo y especialista en Epilepsia; el Dr. Omar Morales Pujals y la Dra. Aracelis Nieves, del Manatí Medical Center.


Artículos Relacionados