Quimioterapia intraperitoneal para pacientes recurrentes con Pseudomixoma Peritoneal

Este tratamiento es una alternativa segura y efectiva a las estrategias actuales en familias de bajos ingresos.

Belinda Burgos, Yolimarian Torres

    Quimioterapia intraperitoneal para pacientes recurrentes con Pseudomixoma Peritoneal


    El pseudomixoma peritoneal (PMP) es una afección que se presenta con tumores en la cavidad abdominal que podría provocar distensión abdominal y ascitis secundarias a la producción de moco. Los tumores de este tipo son potencialmente fatales debido a la obstrucción de las estructuras abdominales. 

    El manejo actual de la condición incluye citorreducción quirúrgica con quimioterapia intraoperatoria o postoperatoria, con protocolos como la quimioterapia intraperitoneal hipertérmica (Consiste en la aplicación de quimioterapia en la cavidad abdominal a una temperatura mayor que la del cuerpo) y la quimioterapia intraperitoneal (La quimioterapia IP se administra por medio de un puerto subcutáneo implantado que drena en la cavidad del abdomen) postoperatoria (EPIC), respectivamente. 

    Precisamente un grupo de especialistas puertorriqueños describieron un caso clínico de éxito, que la quimioterapia fue infundida y removida con el uso de drenaje Hemovac y Jackson-Pratt, que son sistemas de catéteres acoplados a succión, son una opción viable para atender este tipo de afectaciones. 

    Los galenos indicaron que se trató de una mujer de 44 años que fue diagnosticada con cistoadenocarcinoma mucinoso -tumor maligno del apéndice-, y que después de múltiples cirugías abdominales, quimioterapia neoadyuvante y varias recurrencias, se sometió a una citorreducción del tumor - cirugía-, de la colocación del catéter intraperitoneal. Según literatura, este tumor representa aproximadamente el 10% de todos los mucoceles apendiculares, con una sobrevida a los 5 años reportada en un 50%.

    "El paciente fue llevado al quirófano para una laparotomía exploradora en la cavidad abdominal, donde fueron ingresados, múltiples pélvicos e intraperitoneales. Además, los implantes fueron disecados hasta que no hubo macroscopia había evidencia de enfermedad. Seis catéteres de drenaje se colocaron en los 4 cuadrantes de su abdomen, después lo cual, se cerró la zona sin complicaciones", describieron. 

    No obstante, agregaron, que a esta paciente se le realizó una cirugía de reducción de tumor. "Aquí un caso en el que se realizó una cirugía de reducción de tumor. Después, nosotros colocamos un catéter intraperitoneal para un régimen de 4 días de intraperitoneal junto a la quimioterapia con 5-fluorouracilo podría administrarse al lado de su cama". 

    Destacan que la quimioterapia fue infundida y removida con el uso de drenaje Hemovac y Jackson-Pratt sistemas de catéteres acoplados a succión, para el manejo intrahospitalario de recurrentes PMP en una paciente joven hispana. 

    En este sentido, los especialistas afirman que aunque se requieren más estudios, ellos proponen este método como una alternativa segura y efectiva a las estrategias actuales en familias de bajos ingresos o centros de recursos.

    Régimen y configuración de quimioterapia

    El régimen de quimioterapia consistió en 5-FU, 800 mg y 50 mEq de bicarbonato de sodio en 1 L de D5W a través del cuadrante abdominal superior derecho catéter.

    Los otros 5 catéteres fueron sujetados durante 23 horas, con la solución morando en la cavidad intraabdominal. Después del período de 23 horas, la solución de quimioterapia fue retirada a través de los catéteres intraabdominales, que estaban conectados a recipientes de succión con una pared sistema de succión.

    El EPIC se inició en el día 2 de postoperatorio, al tiempo que el líquido en la cavidad abdominal fue removido vía intraperitoneal de catéteres antes de la administración de quimioterapia.

    Después de aspirar el líquido de la cavidad abdominal y mientras el paciente estaba en decúbito supino, el protocolo EPIC fue administrado. 

    La paciente no recibió nada por vía oral durante la administración de quimioterapia y su hemodinámica fue monitoreada continuamente. En instituciones hospitalarias donde HIPEC no está disponible para administración, el protocolo EPIC proporciona una excelente alternativa para la administración de quimioterapia intraperitoneal sin el costo asociado de equipo, morbilidad del paciente, y riesgo para el personal.

    Acceda al caso aquí.





    Mas noticias de Casos-Clinicos