Paciente desarrolla erupción papuloescamosa generalizada tras diagnóstico de sífilis secundaria

Los síntomas de la sífilis secundaria incluyen sarpullido en la piel y en la boca, dolores musculares, dolor articular y fiebre.

Belinda Z. Burgos González Belinda Z. Burgos González
  • Belinda Z. Burgos González  - Correo Electrónico

Paciente desarrolla erupción papuloescamosa generalizada tras diagnóstico de sífilis secundaria

A la sífilis secundaria se le conoce como una "gran imitadora" y puede provocar en los pacientes erupciones papuloescamosas a nivel generalizado no pruriginosas (no tienen pus), tipo color cobrizo que pueden cubrir las manos y las plantas de los pies. 

Según especialistas un hombre de 59 años presentó una erupción generalizada con evolución de 18 meses. Los médicos describen que este hombre presentaba placas lisas, eritematosas, arqueadas y serpiginosas, opacas, que afectaban el tórax, abdomen, brazos y espalda con algunas placas eritematosas, escamosas y dispersas estaban entremezcladas.  

De acuerdo al historial clínico el hombre padecía de diabetes mellitus, hipertensión, enfermedad de las arterias coronarias y gota acudió. 

Además negó actividad sexual en el último año y medio, y era VIH negativo. Los médicos de este caso recalcan que el tratamiento ideal para línea para este tipo de paciente sería la penicilina benzatina vía intramuscular. Sin embargo, advierten que el 25 por ciento de estos pacientes presentan recaídas dentro de los dos primeros dos años del diagnóstico. 

Sífilis en Puerto Rico

De acuerdo a la Oficina de Vigilancia de ETS del Departamento de Salud de la Isla, en  2018 se registraron 1,080 diagnósticos de sífilis, 50 por ciento más que los 720 identificados en el 2009.

Las estadísticas refieren que en ese año de los 365 casos de sífilis primaria y secundaria confirmados en el 2018, el 86 por ciento (313) se adjudicó a hombres, mayormente entre las edades de 20 a 29 años.

En el caso de la sífilis latente temprana, los 577 diagnósticos hechos en el 2018 representan más del triple de los identificados en el 2009 (163). No obstante, los diagnósticos de Sífilis Latente Tardía retrocedieron de 311 en el 2009 a 138 en el 2018.

La sífilis primaria y secundaria corresponde a casos con menos de un año de infección, mientras que la sífilis latente temprana no manifiesta síntomas, pero es infecciosa. Entretanto, el diagnóstico de Sífilis Latente Tardía se adjudica a enfermos con más de un año de infección.

Sífilis secundaria 

La sífilis secundaria se presenta cuando la bacteria se disemina por todo el cuerpo desde el sitio original de la infección. Los adultos jóvenes suelen ser los más afectados. Los síntomas de la sífilis secundaria incluyen sarpullido en la piel y en la boca, dolores musculares, dolor articular y fiebre.

Diferencias entre la sífilis primaria secundaria y terciaria

*Sífilis Primaria: Esta etapa se caracteriza por la aparición de una herida en los genitales, que no duele y que desaparece sola, aunque la infección continúe. 

*Sífilis Secundaria: Esta etapa se caracteriza por la aparición de manchas en el tórax, extremidades, en las palmas de las manos y plantas de los pies.

Los síntomas de la segunda etapa (erupción cutánea -en la piel- por sífilis) pueden durar entre 2 y 6 semanas por cada brote, y pueden aparecer y desaparecer hasta por 2 años. Son similares a los de otras enfermedades comunes, por lo que puede ser difícil saber que se trata de sífilis.

¿Cómo se cura la sífilis secundaria?

El tratamiento preferido en todas las etapas es la penicilina, un medicamento antibiótico que puede matar al organismo que causa la sífilis. Si eres alérgico a la penicilina, tu médico puede sugerirte otro antibiótico o recomendarte la insensibilización con penicilina.

La sífilis es una enfermedad que presenta síntomas de manera intermitente entre una etapa y otra a medida que la enfermedad avanza, por lo que a veces las personas no saben que están con sífilis. Cuando presenta síntomas visibles, éstos varían según la etapa de la enfermedad.

Conozca más del caso aquí.

Periodista y MPH, Bachillerato en Periodismo y Prejurídico de la Universidad del Sagrado Corazón y graduada de la Maestría en Salud Pública, de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, Jefa de Redacción con 11 años de experiencia y líder de Redacción de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Casos-Clinicos