Paciente con EPOC en Puerto Rico, un dilema entre la medicina natural y la tradicional

En entrevista exclusiva para la Revista Medicina y Salud Pública (MSP), el señor Félix Correa, paciente de la Asociación Puertorriqueña del Pulmón relata su vida como paciente de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD), una condición pulmonar que obstruye la circulación de aire y dificulta la respiración.

Medicina y Salud Pública


Paciente con EPOC en Puerto Rico, un dilema entre la medicina natural y la tradicional

Marcela Moreno
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

En entrevista exclusiva para la Revista Medicina y Salud Pública (MSP), el señor Félix Correa, paciente de la Asociación Puertorriqueña del Pulmón relata su vida como paciente de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD), una condición pulmonar que obstruye la circulación de aire y dificulta la respiración.

Desde niño, estuvo expuesto a una alta contaminación en la zona donde residía, además de ello, su mamá padecía asma, por lo que ya existía una condición genética, y pese a ello, ella fumaba por lo que en su infancia estuvo expuesto al humo del cigarrillo.

Durante su niñez, en la escuela empezó a presentar asma sencillo y controlable, sin embargo, empezaba a notar algunas limitaciones en las actividades propias de su edad.

Pero fue sobre los 50 años que fue diagnosticado con enfermedad pulmonar obstructiva crónica, una noticia que, sin duda afectó además de su estado físico, su salud emocional, pues a pesar de ser una persona activa, tras un simple momento en el que viajaba en su auto, se avería la goma y al intentar cambiarla sintió un dolor en el pecho que le impedía realizar la acción y tuvo que pedir ayuda a su esposa e hijos.

Diagnóstico de COPD

“Cuando me diagnosticaron la condición me asusto, porque es progresiva, la persona puede vivir 20 años más, pero es progresiva, hay un montón de cosas que no puedes hacer, al principio yo me negaba a tener esa condición, como a mí me enseñaron a ser luchador, y a no rendirme, yo me negaba y continuaba haciendo cosas”, expresó el señor Félix.

Pese a las complicaciones médicas, es común que los pacientes se nieguen a aceptar condiciones y más aún cuando estas limitan las actividades de su diario vivir, y este no fue un caso aislado para este paciente.

“Me acuerdo que a veces cuando tosía yo votaba harta sangre, el médico me había dicho que, si eso pasaba, que bajara la guardia y que parara la actividad y yo no le hice caso, continuaba porque me negaba creyendo que esto se iba a ir, pero no”, recordó.

Relata que tardó años en aceptar que no podía realizar muchas cosas, incluso afectando su vida sexual y otros aspectos de una condición propiamente incapacitante.

Su familia apoyo fundamental

Sus dos hijas se negaban a aceptar la condición mientras que su hijo fue un apoyo fundamental al igual que su esposa. “Ella me ha apoyado, me dolió mucho como hombre tener que aceptar que yo tenía que tener de recibir ingresos y mi esposa tener que ayudarme a ella producir, los ingresos, aunque ella lo veía normal, yo lo veía como que yo estaba fallando”, expresó el paciente.

Poco a poco tanto él como su familia han ido aceptando la enfermedad pulmonar y superando años pasados en los que continuamente era ingresado en el hospital por condiciones relacionadas con neumonía y pese a que contaba con especialistas buenos y tenía acceso a a tratamientos, no sentía que su salud estuviera estable.

“Tuve años que con todo y tratamiento que tenía, no estaba durmiendo por las noches, prácticamente no dormía, y llegó un momento en el que me cansé y decidí cambiar y ser un vegano, consumir comida saludable y esto me ayudó”, expuso.

Recuerda que un muy buen amigo le sugirió iniciar un cambio en su dieta por cuenta propia, que, aunque al principio no fue fácil, era mucho mejor que el dolor y las limitaciones de su enfermedad y gracias a ese cambio ha notado una mejoría inmensa.

Balance entre control médico y medicina natural

Además de la enfermedad pulmonar COPD, presentaba otras enfermedades como la diabetes, pero con el cambio en su alimentación, y por decisión propia decidió dejarlos y hoy tiene estable su diabetes.

Frente al asma, que era su condición grave, hoy solamente toma inhaladores de mantenimiento, aun presenta su condición, pero en este momento se encuentra en un periodo estable.

“Estoy comiendo todo vegano, estoy tomando el mínimo de medicamentos para mi condición, porque todavía la condición con la medicina natural se trata, pero dura más, entonces por ahora, uso mis inhaladores y en cuanto al ejercicio, gracias al apoyo de mi esposa, he arreglado cosas en mi vivienda y eso lo uso como ejercicio y para distraerme”, dijo a MSP.

El paciente hoy hace parte de la Sociedad del Pulmón y señala que cuando está entre su grupo de compañeros y gracias a lo que ha hecho su estado de salud es estable y mucho mejor que el de otros quienes también padecen la afección.


Artículos Relacionados