Joven puertorriqueño enfrenta infarto agudo con elevación del ST asociado síndrome antifosfolípido

El síndrome coronario agudo rara vez ocurre en individuos jóvenes y rara vez se asocia con el síndrome antifosfolípido.

Belinda Burgos Belinda Burgos
  • Belinda Burgos - Correo Electrónico

Joven puertorriqueño enfrenta infarto agudo con elevación del ST asociado síndrome antifosfolípido

El síndrome de anticuerpos antifosfolipídicos (también llamado síndrome antifosfolipídico o APS) es una enfermedad autoinmunitaria donde en la sangre se forman unas proteínas anormales llamadas anticuerpos antifosfolipídicos a quienes padecen APS. 

La condición provoca que la sangre no circule bien y se produzcan peligrosos coágulos en las arterias y venas, problemas para los fetos en desarrollo, y abortos espontáneos. Afecta tanto a personas sanas o sufrir con una enfermedad subyacente, y más frecuente en mujeres y en pacientes diagnosticados con lupus eritematoso sistémico (comúnmente llamado lupus o LES).

El caso reportado se trató de un varón de 26 años que presentó un infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST -cambios en el electrocardiograma que obligan a una apertura urgente de la arteria- y fue tratado con angioplastia coronaria transluminal percutánea urgente para dilatar la arteria coronaria. 

Experimentó trombosis del stent -complicación seria por la formación de un coágulo en el área del stent o tubo que sirve para impedir que la arteria se cierre- en un periodo de 48 horas de la intervención y posteriormente desarrolló un trombo apical izquierdo -complicación frecuente en el infarto agudo del miocardio de localización anterior, asociado a discinesia ventricular.

Se obtuvieron estudios de estado de hipercoagulabilidad al ingreso y 12?semanas después del evento, estableciendo el diagnóstico de síndrome antifosfolípido.

El paciente inició tratamiento con warfarina, estatinas en dosis altas, aspirina, clopidogrel, carvedilol y enalapril. Fue dado de alta con un desfibrilador portátil.

El mecanismo por el cual síndrome antifosfolípido induce un estado de hipercoagulabilidad aún no se ha dilucidado por completo. Se especula en literatura que conlleva una activación inapropiada de células endoteliales, entre otros factores que finalmente desregulan la cascada de la coagulación. 

El síndrome generalmente se presenta con trombosis venosa profunda, ataques isquémicos transitorios y accidentes cerebrovasculares isquémicos, pero rara vez infarto de miocardio, enfatiza el caso. 

Acceda para más información aquí

Periodista y MPH, Bachillerato en Periodismo y Prejurídico de la Universidad del Sagrado Corazón y graduada de la Maestría en Salud Pública, de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, Jefa de Redacción con 11 años de experiencia y líder de Redacción de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Casos-Clinicos