Cirujanos enfrentan con éxito rara hernia primaria en el área lumbar que comprometió la vida de un paciente puertorriqueño

Una hernia es un saco formado por el revestimiento de la cavidad abdominal.

Medicina y Salud Pública


Cirujanos enfrentan con éxito rara hernia primaria en el área lumbar que comprometió la vida de un paciente puertorriqueño

Por: Belinda Z. Burgos González

Una hernia es un saco formado por el revestimiento de la cavidad abdominal. Pueden presentarse al nacer y por antecedentes familiares. No obstante, este no fue el caso en un hombre de 42 años puertorriqueño, que obligó a los cirujanos a intervenir de una manera que no necesariamente está contenida en los libros de medicina, si no en el libro de la experiencia quirúrgica.

Precisamente las hernias constituyen unos de las patologías más frecuentes a las cuales se enfrenta el cirujano general en su práctica cotidiana, pero esta vez, una hernia primaria diafragmática izquierda y una en zona lumbar comprometió los órganos del intestino y hasta las costillas del paciente, y por ende, sorprendió la vasta carrera de los cirujanos Dr. Alberto Suárez y el Dr. Orlando López de Victoria. 

Las hernias de pared abdominal se clasifican en dos grupos: primarias, en las que no existe una causa evidente de producción y las secundarias o denominadas incisionales, aquellas que se producen sobre una incisión de pared abdominal.

Con 42 años de experiencia como cirujano general, el doctor Suárez se enfrentó por primera vez a una hernia primaria de este tipo, como resultado de la evaluación de la parte lateral de la región lumbar donde este paciente presentaba un “bulto” que resultó en este atípico cuadro clínico.

Este paciente no tenía ningún historial de cirugías previas, traumas, no condiciones asociadas al origen de una hernia, según los médicos. 

“Estas hernias se catalogan como hernias primarias y la literatura sugiere que si los doctores lo ven una o dos veces (durante su carrera) es mucho. En este caso en particular el paciente tenía las dos costillas flotantes 11 y 12 - las dos últimas costillas que no están unidas ni al esternón ni a ningún otro cartílago- caudal en el defecto -de la costilla hacia abajo-y el borde superior -hacia arriba- era la costilla 10 y eso es muy raro, donde los músculos se anclan en las costillas y son parte de la pared abdominal que también a su vez anclan en la cresta iliaca y surge defecto en la facia o revestimiento fibrótico de los músculos”, detalló el cirujano.

“Yo llevo 30 años en cirugía y por primera vez veo una hernia lumbar. Esta caso fue maravilloso y raro”, sostuvo por su parte el cirujano cardiotorácico Orlando López de Victoria.

Más allá, el hombre tenía el intestino adherido al saco dentro del defecto de la hernia, lo que se traduce a que la misma se venía formando durante muchos años.

“El inicio del tratamiento redujo todo lo que estaba adherido al intestino, pero el defecto no se puedo cerrar completo ya que el tejido natural del paciente no alcanzaba y para terminar el cierre y se puso una malla que se fijó con grapas que se conoce como PROTAC y con esto se espera que con esa malla y la sutura no vuelva a recurrir en esa hernia”, añadió el doctor Suárez, quien también ha dedicado su carrera dentro de las prácticas quirúrgicas de cirugía bariátrica en Puerto Rico.

Por su parte, el doctor López de Victoria pudo extraer con éxito la hernia que estaba situada en la región diafragmática del paciente. 

El caso duró aproximadamente 4 horas en sala de operaciones del Hospital Auxilio Mutuo.


Artículos Relacionados