Adolescente en Puerto Rico con divertículo de Meckel enfrenta rara hemorragia

Con tan solo 16 años presentó un sangrado a causa de una condición congénita que pasó por desapercibida.


Adolescente en Puerto Rico con divertículo de Meckel enfrenta rara hemorragia

Belinda Z. Burgos González
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública
 

Este paciente ya tenía historial de deficiencia en la hormona de crecimiento, según relató a Medicina y Salud Pública (MSP) la Dra. Karilyn Medina Morales Departamento de Pediatría del Hospital Municipal de San Juan.

Llevaba tres días con hematoquecia o hemorragia digestiva o rectorragia. 

“El paciente iba al baño y presentaba sangrado vía anal. También presentó palpitaciones, mareos, fatiga y visión borrosa. Al llegar al hospital presentaba palidez generalizada, tenía una hemoglobina de 6.6. Cuando buscamos la causa del sangrado, sospechábamos de una malformación arteriovenosa o enfermedad de Crohn, y el estudio profundo reflejó que tenía alta probabilidad de mucosa gástrica ectópica - presencia de mucosa columnar gástrica fuera del estómago-”, sostuvo.

“Cuando seguimos profundizando con otros estudios se encontró que la causa para la hematoquecia era a causa de un divertículo de Meckel”, confirmó.

El divertículo de Meckel es una de las anormalidades congénitas más comunes. Ocurre cuando la unión entre el intestino y el cordón umbilical no se cierra completamente durante la evolución fetal. 

Esto provoca una formación de una pequeña bolsa en el intestino delgado, conocida como divertículo de Meckel.

La prevalencia es de alrededor de 2% en la población general y podría presentarse de manera asintomática durante toda la vida.  Este mismo porcentaje disminuye en la edad pediátrica. Entre los síntomas se encuentran sangrado rectal sin dolor, diverticulitis y hasta obstrucción en esa área, estipuló. 

En esta condición no es común el necesitar transfusiones de sangre y precisamente en este adolescente fue necesario ante el escenario de hematoquecia.

“Esta condición no es esperada en este grupo de edad -16 años- y por tal razón hay que tomarla en cuenta y realizar estudios profundos porque este tipo de escenarios son raros y no son fáciles de diagnosticar”, concluyó.  


Artículos Relacionados