Estudio del factor de riesgo, determinante en un diagnóstico de embolia pulmonar

Determinante el juicio del médico de cabecera y el cuadro sintomatológico que presente un paciente con posible embolia en su sistema pulmonar.

Eduardo Najar Eduardo Najar
  • Eduardo Najar - Correo Electrónico
  • Eduardo Najar - Twitter
  • Eduardo Najar - Facebook

En la mayoría de ocasiones la literatura sugiere que se tenga en cuenta un diagnóstico clínico completamente validado para iniciar con tratamiento para determinada condición, sin embargo, en el caso de una embolia pulmonar es necesario que aunque la detección no sea inmediata se realice terapia con anticoagulante para prevenir un efecto cascada de complicación que puede poner en riesgo la vida del paciente.

En entrevista con la revista Medicina y Salud Pública (MSP), el doctor Antonio Gotay, Cardiólogo y miembro de la junta directiva de la Sociedad Puertorriqueña de Cardiología, profundiza en cómo detectar una embolia pulmonar, la importancia de un diagnóstico a tiempo y qué tipo de tratamientos suelen usarse.

"Decimos embolia pulmonar cuando existe una obstrucción en una arteria del pulmón ya sea por diversos factores: grasa, trombo o masa. (...) Lo más común es que se presente por un coágulo que se ubica en el sistema vascular pulmonar. La embolia pulmonar se puede manifestar de muchas formas, usualmente los síntomas más comunes son: dolor de pecho, fatiga, falta de aire y tos, pero estos cuadros se pueden confundir con otras patologías, por ende , es importante hacer un historial e ir acertando con la probabilidad de un desarrollo de embolia, en base a esto nos aseguramos de hacer un diagnóstico asertivo", argumenta Gotay.

Es importante que el médico de cabeza que un primer momento atiende al paciente que presenta un cuadro sintomático similar al de una embolia pulmonar, realice un juicio clínico y posteriormente un historial, pues de esto depende que el paciente no presente complicaciones y posteriormente un cuadro más agresivo.

"Usualmente cuando vemos al paciente, en un primer momento estamos buscando otras comorbilidades de las que padece el paciente, los síntomas que lo trajeron y dentro del juicio del médico de atención se realiza un estudio. (...) Existen tres tipos de riesgo alto, medio y bajo, asimismo dependiendo del cuadro que presente se va tratando", sostiene.

Una bomba de tiempo

Cuando se tiene una sospecha del diagnóstico de una embolia pulmonar es importante que se tenga el tiempo en el que se demora confirmar dicho cuadro clínico, pues como afirma el doctor este factor temporal tiende a ser uno de los más importantes en la prevención de eventos crónicos e incluso la muerte del paciente.

"La mayoría de estos pacientes desafortunadamente  los diagnosticamos en el hospital,una vez establecemos la probabilidad que tenga de una embolia, sabemos si se realiza un laboratorio o si vamos de lleno a exámenes más específicos de embolia, así pues, en base a riesgo uno va encaminando el tipo de examen para un diagnóstico. En cuanto a prevención les proporcionamos de manera secundaria, para evitar una recurrencia, asimismo, las condiciones inflamatorias", explica el médico.

Además agrega: "Estos pacientes cuando los vemos en sala de emergencias, la gama de síntomas puede ser bien diversa, así como el diagnóstico, uno va clasificando al paciente de acuerdo al juicio clínico del médico. Ahora dependiendo de la clasificación se actúa con un tratamiento empírico, que se usa para tratar al paciente cuando existen algunos retrasos en el diagnóstico, esto con el fin de evitar una reacción de cascada que puede afectar aún más al individuo".

El corazón:  ¿qué sucede con este órgano?

Cuando se desarrolla una embolia pulmonar el órgano más afectado es el corazón, pues al no poder bombear sangre de manera correcta la presión arterial puede ser muy alta, ocasionado un número considerable de comorbilidades que incluso pueden ser mortales, en este orden de ideas, la zona más afectada es el ventrículo derecho.

"El ventrículo derecho del corazón es el que más se afecta cuando existe una embolia pulmonar, por que esta zona es la que recibe la sangre del cuerpo que ya se ha utilizado el oxígeno y a su vez la lleva a las arterias del pulmón (...), al haber cierto grado de tapón, es más difícil de bombear", dice.

Tratamiento y su relación a complicación

Como explica el especialista es importante que en un primer momento se realice un tratamiento empírico para evitar posibles riesgos en caso de embolia, sin embargo, el tipo de terapia va a depender del estudio y el riesgo que presente el paciente, así como las comorbilidades predominantes.

"La mayoría de estos pacientes se tratan con anticoagulantes y muchas veces este se estabiliza, pero cuando existe alguna inestabilidad se le da líquido y volumen para restablecer las funciones de presión, (...) el trombolítico es cuando el paciente presenta una inestabilidad mayor, es importante que cuando se administre este último se evalúen los factores secundarios que se pueden presentar. En pacientes que tienen alto riesgo de sangrado se realizan terapias endovasculares", concluyó el especialista.

Comunicador social y periodista, profesional, graduado de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, experiencia en periodismo digital, redacción y locución. Periodista y redactor de  Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Cardiovascular