El estrés se relaciona con hipertensión arterial y eventos cardiovasculares

Algunas hormonas tienen influencia total con el origen de manifestaciones malignas que pudieran originar comorbilidades

Eduardo Najar

    El estrés se relaciona con hipertensión arterial y eventos cardiovasculares

    De acuerdo a un estudio realizado aquellos adultos que poseen un nivel hormonal de estrés alto tienen mayor probabilidad de desarrollar afecciones cardiovasculares además de una presión arterial alta, en contraste con aquellos individuos que por lo regular tienen una estabilidad hormonal.

    La investigación enfatiza en que aquellas exposiciones de estrés regulares o cotidianas pueden originar malignidades cardiacas que repercuten más adelante en la calidad de vida del paciente, los académicos relacionan tres puntos: mente, corazón y cuerpo, lo que quiere decir que la salud mental de una persona está ligada a una eficiente función cardiovascular, al origen de cuadros sintomatológicos malignos y el desarrollo de patologías.

    “Las hormonas del estrés norepinefrina, epinefrina, dopamina y cortisol pueden aumentar con el estrés de los eventos de la vida, el trabajo, las relaciones, las finanzas y más. Y confirmamos que el estrés es un factor clave que contribuye al riesgo de hipertensión y eventos cardiovasculares ”, dijo el autor del estudio Kosuke Inoue.

    Principalmente la investigación estuvo enfocada a algunos factores de riesgo que pudiesen estar asociados a la parte psicológica del paciente y se ha encontrado que algunas personas que manejan gran cantidad estrés ya sea a causa de su trabajo, hogar o cualquier motivo pueden estar directamente relacionados en el margen de una enfermedad de tipo cardiovascular.

    “Los investigadores analizaron los niveles de norepinefrina, epinefrina, dopamina y cortisol, hormonas que responden a los niveles de estrés. Los niveles hormonales se midieron en una prueba de orina de 12 horas durante la noche. El subestudio incluyó a 412 adultos de 48 a 87 años. Aproximadamente la mitad eran mujeres, el 54% eran hispanos, el 22% eran negros y el 24% eran blancos”, aclaraba el estudio.

    La norepinefrina, la epinefrina y la dopamina son agentes encargados de estabilizar y llevar un control sistémico en las diversas funciones involuntarias que realiza el organismo, por ende se evaluaron en primer momento estas moléculas.

    "Aunque todas estas hormonas se producen en la glándula suprarrenal, tienen diferentes funciones y mecanismos para influir en el sistema cardiovascular, por lo que es importante estudiar su relación con la hipertensión y los eventos cardiovasculares, de forma individual", afirmó Inoue.

    Finalmente, en el estudio encontraron que durante el tiempo de seguimiento y evaluación notaron que cuando las hormonas de estrés incrementan se duplicaban las probabilidades de desarrollo de afecciones cardíacas como hipertensión (21-31%)

    Asimismo se presentó un 90% de riesgo cardiovascular cuando se duplicó el cortisol en algunos pacientes, a lo que el autor del estudio concluyó: “Es un desafío estudiar el estrés psicosocial ya que es personal y su impacto varía para cada individuo. En esta investigación, utilizamos una medida no invasiva, una única prueba de orina, para determinar si tal estrés podría ayudar a identificar a las personas que necesitan exámenes de detección adicionales para prevenir la hipertensión y posiblemente eventos cardiovasculares”

    Mas noticias de Cardiovascular