Vacuna contra COVID no ha evidenciado efectos secundarios en pacientes con esclerosis múltiple

El Dr. Ángel Chinea, neurólogo, en entrevista exclusiva con la revista Medicina y Salud Pública (MSP), habló sobre la necesidad de vacunación contra el COVID-19 en pacientes con esclerosis múltiple y expuso que, hasta el momento, los mimos, no han desarrollado efectos secundarios por la vacunación, lo que resulta muy favorecedor para el equipo multidisciplinario de médicos que tratan a los pacientes con esta condición médica.


Vacuna contra COVID no ha evidenciado efectos secundarios en pacientes con esclerosis múltiple

El Dr. Ángel Chinea, neurólogo, en entrevista exclusiva con la revista Medicina y Salud Pública (MSP), habló sobre la necesidad de vacunación contra el COVID-19 en pacientes con esclerosis múltiple y expuso que, hasta el momento, los mimos, no han desarrollado efectos secundarios por la vacunación, lo que resulta muy favorecedor para el equipo multidisciplinario de médicos que tratan a los pacientes con esta condición médica.

De acuerdo a los datos que se han podido observar y a los registros, se ha evidenciado que este grupo de pacientes, no está en mayor riesgo de contraer la enfermedad que la población en general, por lo que, el comportamiento frente a la vacuna va a ser igual al que se ha visto en los demás.

“Nosotros en la Fundación de Esclerosis Múltiple hemos estado haciendo un análisis de pacientes que han tenido la enfermedad, que han salido positivos a la prueba molecular y a la prueba de anticuerpos y hemos visto que, en esos pacientes, realmente la incidencia de casos de mortalidad ha sido casi cero”, explicó el Dr. Chinea.

Así mismo, al analizar el registro de este grupo de pacientes que ya se vacunaron, y que se siguen para detectar efectos secundarios, se busca, con un grupo de diferentes entidades evaluar las prevalencias, número de casos de pacientes infectados por Sars-CoV-2 y se ha detectado que tanto la mortalidad como la morbilidad es muy baja, tanto en Puerto Rico como en EE.UU.

Opciones de vacunas

El especialista mencionó que, frente a los diferentes tipos de vacuna, en donde una de ellas, es la de Pfizer y Moderna, se puede evidenciar que son vacunas diferentes en mecanismos de acción, en donde el material genético del virus va a entrar en el virus y a producir la destrucción y a detener el desarrollo de la enfermedad.

Por su parte, la de Johnson & Johnson requiere una sola dosis y su componente está basado en la alteración de un virus del cual, se obtiene material genético que va a entrar en la célula del virus para desarrollar una inmunidad.

“En los pacientes vacunados, los efectos secundarios podríamos decir que son casi ninguno, quitando los que puedan tener a lo mejor alergia en el área de la inyección y un síndrome parecido a una infección viral leve que normalmente dura entre 24 horas o menos”, señaló el especialista.

Pacientes con otras comorbilidades

“Es importante que nos vacunemos, que el paciente con esclerosis múltiple se vacune, pero esto es voluntario, no estamos obligando a nadie, entendemos que es importante la inmunidad del rebaño, que después que tengamos el 70 % de la población vacunada podremos controlar esta pandemia”, puntualizó.

Aunque no existe una guía de cuándo recibir la vacuna, el Dr. Chinea subrayó, que los pacientes lo podrían hacer en cualquier momento, así estén con tratamientos inyectables u orales, ya que no se ha evidenciado una alteración o recaídas relacionadas con el proceso de vacunación.

Eficacia de las vacunas 

La eficacia de la vacuna se mide con la inmunidad frente a este nuevo virus, en pacientes inyectables y orales, se pueden vacunar en cualquier momento, por su parte, en terapias más agresivas como infecciones donde hay una alteración o disminución del sistema inmunitario se puede contar con la guía de un especialista.

“Hay un grupo de tratamientos que disminuyen el número de células y en ese caso tenemos que buscar oportunidad, lo que recomendamos al paciente es que se vacune quizás antes de comenzar la terapia y ahí podemos retrasar el comienzo de la terapia… si no se tuvo la oportunidad de vacunarse antes de comenzar las terapias, tratamos de hacerlo tres o cuatro meses después de la última infusión”, dijo a MSP el doctor.

Para otros pacientes, cuando su número de células aumente a un nivel cerca de los 800, sería el momento oportuno para ofrecer la vacunación 

“En el caso de nuestra clínica hemos preparado un protocolo para la vacunación donde quisiéramos mirar el estado de inmunidad del paciente en cinco terapias diferentes y vamos a medir la inmunidad antes de vacunarse y vamos a ver cómo está la respuesta inmunitaria al COVID luego del mes de la segunda dosis en el caso de Moderna y Pfizer y en el caso de Johnson & Johnson después de la primera dosis”, sostuvo el neurólogo.

Cada neurólogo o especialista en Esclerosis Múltiple está realizando su propia guía considerando el mecanismo de acción de cada terapia, por lo que, es oportuno contar con las recomendaciones de su médico de cabecera para tener en cuenta el estado de salud de cada paciente favoreciendo la comunidad de rebaño que se busca alcanzar en poco tiempo.


Artículos Relacionados