Tratamiento anti-pd1 ofrece al paciente una sobrevida aumentada con menos efectos tóxicos

La doctora Omayra Reyes, hematóloga oncóloga, destaca el beneficio de los tratamientos anti-pd1 en la lucha contra el cáncer y resalta la importancia y los aportes de la inmunoterapia


Tratamiento anti-pd1 ofrece al paciente una sobrevida aumentada con menos efectos tóxicos

La medicina en los últimos años se ha estado moviendo buscando un enfoque de tratamientos personalizados y basada en la búsqueda de alternativas bajo métodos de análisis moleculares y genéticos.

Dra. Omayra Reyes, hematóloga oncóloga

Marcela Moreno Wilches
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública 

En entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP), la doctora Omayra Reyes, hematóloga oncóloga, destaca el beneficio de los tratamientos anti-pd1 en la lucha contra el cáncer y resalta la importancia y los aportes de la inmunoterapia, que actúa estimulando al sistema inmunitario para que combata las células cancerosas.

La especialista, califica estos tratamientos como un avance en la medicina oncológica, donde la introducción de las inmunoterapias o los anti-pd1 han venido a revolucionar la medicina oncológica en el sentido de que han logrado proporcionarle más años de vida a los pacientes que antes contaban con tratamientos más limitados.

Básicamente en el caso de la inmunoterapia, lo que son los agentes anti-pd1 han traído una nueva combinación a los pacientes de cáncer de riñón, la cual ha avanzado, ofreciendo una sobrevida aumentada comparada con lo que era básicamente el tratamiento estándar” puntualizó la oncóloga.

Hoy al comparar las drogas de hace años con las actuales, se puede evidenciar que se ofrece a los pacientes una sobrevida de 24 meses en un 74 o 75% de los pacientes.

La calidad de vida y los efectos secundarios, también son mucho más manejables, así como los efectos tóxicos son observados en los estudios clínicos, mientras que en las prácticas clínicas se observa que cada vez es más elevado el número de pacientes que tolera más la combinación de tratamientos como los ya aprobados con los inhibidores de puestos de control que básicamente permiten aumentar la sobrevida y mantener estable la condición médica.

Los tratamientos con inhibidores no necesariamente tienen que actuar en combinación con otros tratamientos, sino que pueden ser usados en una forma secuencial para disminuir las posibilidades de efectos tóxicos.

Beneficio de los inhibidores anti-pd1

En comparación con tratamientos usados años atrás, los inhibidores de puestos de control contienen un perfil de efectos secundarios mucho más seguro y la respuesta que obtiene el paciente para su condición médica es mucho más sostenida.

Dentro del tratamiento con este tipo de medicamentos, la doctora Reyes también resalta la tolerabilidad que se tiene frente a los mismos, un perfil de efectos secundarios seguros y destaca que el perfil de respuesta que ofrecen, especialmente aumentan la sobrevida global de todos los pacientes oncológicos que lo utilizan.


Artículos Relacionados